Conoce

Remedios con acónito

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 

El acónito es una planta perenne, perteneciente a la familia de las Ranunculaceae, que puede alcanzar 1,5 metros de altura. El tallo es erecto y liso. Las hojas son redondeadas, de color verde brillante y tienen de 5 a 7 lóbulos. Las flores son de color azul intenso con tonos de lila.

El acónito es el nombre común de más de 100 especies relacionadas del género Aconüum. Dos especies, Aconitum napellus y Aconüum carmichaeli, se utilizan con fines medicinales. El remedio más popular, Aconitum napellus, es una planta que crece en las regiones montañosas de Asia central, Rusia, el continente europeo y Gran Bretaña.

Entre los nombres populares del acónito se encuentra el de veneno de lobo, que deriva de la traducción directa de la palabra griega Lycotonum. Los griegos utilizaban la planta como un cebo venenoso para los lobos o envenenaban las puntas de sus flechas con el extracto de la hierba para matarlos.

Los fitoterapeutas han empleado el acónito como medicina durante cientos de años. Sin embargo, en la antigüedad la hierba se conocía más por su poder para matar que para curar.

La hierba actúa como diurético (sustancia que favorece la producción de orina) y diaforético (sustancia que causa sudoración). En forma de tintura, se toma para tratar la fiebre, la neumonía, laringitis y la amigdalitis aguda. Los linimentos o ungüentos hechos con la hierba se aplican externamente para aliviar el dolor de la neuralgia de trigémino y el reumatismo.

Medicina tradicional china Aconüum -carmichaeli se emplea en la medicina tradicional china. Se denomina fuzi (a veces fu-tzu) en idioma mandarín. Esta planta se emplea para tratar el reumatismo, las contusiones, la artritis, la hipotermia aguda, la diarrea y la impotencia. Es muy ardiente y tiene un sabor dulce y picante.

La principal función de esta planta es calentar el interior. También actúa recuperando el yang, calentando los meridianos, sobre todo de hígado y bazo, y aliviando el dolor. Los fitoterapeutas chinos tradicionales también la emplean cuando existe una deficiencia importante del yang renal y es-plénico o en situaciones de diarrea matutina o falta de apetito.

La planta es venenosa. Sin embargo, cuando se prepara adecuadamente según recomiendan los médicos tradicionales chinos, pocas veces tiene efectos secundarios. Las farmacias chinas no venden el acónito crudo sin tratar.

Los homeópatas prescriben acónito para situaciones que aparecen bruscamente como resultado de pena, miedo, enfado, shock o exposición al aire seco y frío. El remedio actúa rápidamente y está indicado al principio de situaciones agudas como difteria, resfriados, tos, bronquitis, infecciones de los ojos y los oídos, dolor de cabeza y reumatismo.

Este remedio es uno de los mejores para el sarampión, la artritis y la neumonía cuando todos los síntomas están presentes. El acónito también es útil al inicio de la fiebre, en las primeras etapas de la inflamación y después del impacto emocional causado por una lesión o una intervención quirúrgica.

 

Remedios populares

El acónito se presenta como remedio homeopático, en masa seca, ungüento o linimento y en forma de tintura. Estas preparaciones se encuentran en farmacias, tiendas de alimentos ecológicos y herboristerías chinas. Deben ser prescritas por un fitoterapeuta, un médico homeopático o un médico chino.

La planta completa se utiliza en fitoterapia occidental. Las hojas y las flores se cortan cuando se abren en junio. Las raíces se recogen después de la muerte del tallo, generalmente en agosto. La raíz se deja secar antes de utilizarla, mientras que las hojas, los tallos y las flores se emplean frescos.

La preparación homeopática de acónito se obtiene de la siguiente forma: la planta completa -excepto la raíz- se recoge cuando las flores están abiertas y se machaca hasta formar una pasta. Se exprime esta pasta hasta obtener un jugo que se mezcla con alcohol. La mezcla se cuela y se diluye. El remedio homeopático final se obtiene después de sucusiones repetidas de la mezcla diluida.

Las sucusiones consisten en golpear la mezcla sobre una superficie dura para desintegrarla y mezclarla completamente. El remedio puede adquirirse en las tiendas de alimentos ecológicos con diversas potencias en forma de tinturas, tabletas y glóbulos.

En la medicina tradicional china, el acónito suele usarse en pequeñas cantidades en combinación con otras plantas.

 

 

Recomendaciones

Si los síntomas no mejoran después del tiempo recomendado, hay que consultar con el homeópata o cualquier otro médico que haya recomendado el tratamiento. No hay que exceder las dosis recomendadas.

Aconitum carmichaeli sólo puede usarse bajo supervisión de un médico tradicional chino.

El acónito es venenoso y no debe consumirse en forma cruda.

Las mujeres que están embarazadas o desean estarlo y las que están dando el pecho no deben emplear Aconitum carmichaeli.

Los síntomas de intoxicación por el acónito natural son hormigueos, adormecimiento de la lengua y la boca, náuseas, vómitos, dificultad para respirar, pulso débil e irregular y piel húmeda y fría. En los casos de intoxicación aguda, el acónito puede producir síntomas graves, como dolor intenso, parálisis, confusión, convulsiones e insuficiencia cardíaca, entre otros.

Cuando se toma un remedio homeopático, no se deben ingerir productos derivados de la menta, café o alcohol, ya que disminuyen su eficacia.

Aconitum carmichaeli no debe utilizarse en las personas que tienen deficiencia del yin, frialdad corporal o, contrariamente, signos de calor como fiebre, enrojecimiento y agitación.

Conozca también

¿Cómo desintoxicar el organismo?

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*