Conoce

Remedios con angélica para menopausia, gastritis y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La angélica es una planta perenne perteneciente a la familia de las umbelíferas, que puede llegar a medir hasta 2,5 metros de altura. Por ello, se considera la planta aromática de mayor tamaño que se conoce

Su tallo es ramoso y erecto, y las hojas tienen tres segmentos ovales y aserrados. Las umbelas son terminales y el pericarpio está comprimido lateralmente.

De su raíz, muy similar a la de la remolacha, salen muchas raíces paralelas que se marchitan cuando termina la floración.

La angélica prefiere los lugares fríos y húmedos para crecer y se recogen las hojas cuando todavía son jóvenes; el tallo en los meses de mayo a junio, y los frutos, en septiembre. Las raíces, que pueden alcanzar 30 cm de longitud, deben sacarse en el segundo año; a poder ser, en otoño, debido a su mayor contenido en aceites esenciales

Es importante observar que la angélica no sólo tiene su lugar en el mundo de la medicina natural sino que también puede ser empleada en la gastronomía. Los brotes nuevos de angélica sirven para realzar ensaladas, sopas, salsas, verduras y legumbres.

En pastelería se usan los tallos florales y los pedúnculos, una vez que han sido cortados en trozos y confitados. Los frutos sirven como especia.  Tal vez este uso se deba a que la angélica tiene un aroma fragante y un ligero y agradable sabor dulce que recuerda al enebro, aunque al final deja un ligero gusto amargo.

 

Propiedades curativas

La angélica es rica en cumarinas, compuestos blancos y cristalinos que huelen a vainilla, linalol y el borneol (actividades antibacterianas y fungicidas). Entre otros constituyentes se encuentran también la resina, el almidón y numerosos azúcares naturales, tales como la sucrosa, la fructosa y la glucosa.  Los frutos y raíces de la angélica son aromáticos, digestivos, estimulantes, expectorantes, antiespasmódicos y emenagogos.

En la Edad Media, la angélica fue objeto de la más alta estima, ya que se consideraba “protectora contra el contagio de la peste bubónica”.  Según la leyenda, un monje soñó que un ángel le decía que esta planta podía curar la terrible enfermedad. El monje bautizó a la planta como “angélica” en honor a su visitante onírico y, por ello, las personas masticaban su raíz para protegerse de esta enfermedad e incluso confeccionaban collares con hojas de angélica para sus hijos con ese mis fin.

En el siglo XVIII, los herboristas utilizaban la angélica para tratar problemas respiratorias, como el resfriado, la bronquitis y la tos. Este uso tiene, en la actualidad, una base científica. En investigaciones realizadas con animales en Alemania, el aceite esencial de la angélica ha demostrado tener efectivamente un efecto relajante en la tráquea.

Los médicos asiáticos y los médicos tradicionales ayurvédicos de la India han empleado durante siglos la variedad llamada angélica china o dong quai (angelica sinensis) como remedio efectivo para problemas ginecológicos como el síndrome premenstrual y los síntomas de la menopausia, entre otros.

En este sentido, la angélica china relaja el útero y, combinada con otras hierbas chinas puede estimular la secreción de estrógenos, un hormona femenina que, a bajos niveles, puede causar problemas menstruales.

Lea también: Remedios con dong quai o angélica china

Los estrógenos son también los responsables de muchos trastornos relacionados con la menopausia, por lo que la dong-quai ayuda a aminorarlos.  Muchos herboristas consideran la angélica china, además, como un afrodisiaco femenino.

Igualmente, la angélica puede aliviar la anemia y la debilidad, calmar los nervios, controlar la aparición de dolores de cabeza, aliviar el estrés y también posee propiedades disgestivas (evitar la formación de gases, indigestiones, gastritis, etc.).

 

Remedios populares

Remedio con angélica para el síndrome premenstrual  Lavar y cortar un pedacito de raíz de angélica china o dong quai y hervir, durante 5 minutos, en una taza de agua.  Tapar, filtrar y dejar refrescar.  Beber 1 taza diaria 10 días previos a la menstruación.

Remedio con angélica para la menopausia  Verter 1 cucharadita de polvo de raíz de angélica china en una taza con agua que esté hirviendo.  Tapar, colar y dejar refrescar por 15 minutos. Beber 2 tazas diaria.

Remedio con angélica contra la debilidad Poner en un frasco 20 g de raíz seca de angélica troceada y 10 g de hojas y sumidades floridas secas de albahaca. Verter sobre ellas 1 litro de agua hirviendo, tapar y dejar reposar treinta minutos. Colar, añadir, si se desea, 100 g de melaza o miel de milflores y disolver bien. Tomar una taza (125 ml) luego de la comida y otra después de la cena. Seguir con las tomas hasta lograr la mejoría. Beber con prudencia en caso de diabetes.

Remedio con angélica contra el estrés o agotamiento debido a tensión Poner en un frasco 70 g de semillas secas de angélica machacadas, 15 g de canela con rama troceada y 5 g de nuez moscada rallada, agregar 2 litros de vino de Málaga, cerrar bien y dejar macerar durante 9 días, agitando de vez en cuando el frasco. Colar y guardar en un par de botellas. Beber dos copitas (de 50 a 75 ml cada una) al día, a pequeños sorbos, después de la comida y de la cena. Seguir el tratamiento hasta lograr la mejoría.  Este remedio está contraindicado en quienes estén en tratamiento antialcohólico y, debido a la nuez moscada, no es recomendable durante el embarazo y la lactancia.

Remedio digestivo con angélica Poner 1 litro de vino en un frasco y agregar 20 g de frutos secos de angélica, 10 g de canela en rama troceada y 5 g de semillas de comino. Tapar y dejar macerar durante 9 días, agitando de vez en cuando. Colar, pasar a una botella y tapar. Tomar dos copitas al día (una copita de 50 ml), una al mediodía y otra por la noche, a pequeños sorbos.  No tomar este remedio caso de embarazo o lactancia, o para quienes estén en tratamiento antialcohólico, en los casos de hiperestrogenismo (debido al comino) y en la diabetes.

Remedio con angélica para la gastritis: Mezclar 25 g de hojas de salvia, 20 g de hojas de malva, 20 g de hojas de angélica y 20 g de semillas de lino y luego extraer una cucharadita de esta preparación.  Verter ésta en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar en infusión por 15 minutos. Colar y tomar una taza después de las comidas

Remedio con angélica para la sequedad en la zona vaginal: Hervir, durante 3 minutos, 2 cucharadas de angélico en una taza de agua. Retirar del fuego, colar y dejar refrescar. Tomar una taza al día si la sequedad vaginal es debida a la menopausia.

Remedio afrodisiaco femenino con angélica #1 Poner en un frasco 20 g de raíz de angélica desmenuzada, y 20 g de hojas secas de menta piperita  y verter sobre ellas 1 litro de agua hirviendo, tapar y dejar reposar por 30 minutos. Colar después y adicionar 100 g de melaza o azúcar moreno. Remover bien y beber de dos a tres vasos pequeños (100 ml por vaso) durante el día, después de las comidas principales. Seguir con el tratamiento durante un mes y medio. Este remedio no debe utilizarse en caso de diabetes.

Remedio afrodisiaco femenino con angélica #2 Poner 10 g de canela en rama troceada a hervir en 1 litro de agua por 5 minutos, retirar del fuego y añadir 30 g de flores y hojas secas de angélica. Tapar y dejar reposar quince minutos, colar y verter en una botella, agregar 100 g de melaza y disolver bien. Tomar dos o tres tacitas al día, de 100 a 125 ml cada una. Las tomas se harán por la mañana, después de la comida y después de la cena. En el caso de tomar sólo dos tacitas, hacerlo después de la comida y de la cena. Seguir el tratamiento hasta lograr una mejoría. A causa de la melaza que contiene, los diabéticos no deben usar este remedio.

Remedio con angélica para facilitar la concentración  Preparar en el lugar donde se va estudiar, leer o meditar, un hornillo para aromaterapia con 3-5 gotas de aceite esencial de angélica. Se puede activar aún más su poder mezclando con aceite de pachuli

Remedio revitalizante con angélica Verter 10 gotas de aceite de angélica en una bañera con agua tibia y tomar un baño de inmersión.

Remedio con angélica para el reumatismo Verter un puñado de raíces de angélica en 5 litros de agua y hervir por 10 minutos.  Realizar pediluvios o maniluvios con esta preparación. Sin embargo, los baños han de ser de corta duración y no deben prolongarse demasiado en el tiempo: si se abusa de ellos, puede provocar irritaciones.

 

Precauciones

No consumir angélica durante el embarazo o en la lactancia.

Esta planta puede aumentar la sensibilidad a la luz solar.

Las mujeres con cáncer de mama o de ovario no deben ingerir angélica, ya que esta planta estimula la secreción de estrógenos lo que resulta contraproducente cuando se sufre de estas dolencias.

También hay que evitar el contacto del jugo de angélica con los ojos.

 

Conozca también

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para depurar los riñones

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para la limpieza del páncreas

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

2 comentarios en Remedios con angélica para menopausia, gastritis y más

  1. donde puedo comprar gotas de angelica

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Remedios para la gastritis

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*