Conoce

Remedios para las articulaciones doloridas e inflamadas

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Las articulaciones están constituidas por las superficies de contacto entre dos o más huesos y por todos aquellos elementos que facilitan y mantienen este contacto.

Atendiendo a su movilidad, las articulaciones pueden ser fijas, semimóviles y móviles.

Las articulaciones móviles y semimóviles necesitan cartílagos que faciliten el deslizamiento y ligamentos que aseguren la unión entre los extremos óseos articulados; las articulaciones fijas no precisan ninguno de estos elementos.

Son ejemplos de articulación fija las que existen entre los huesos del cráneo, unidos entre sí por superficies articulares dentadas que se acoplan las unas a las otras imposibilitando cualquier movimiento.

En las articulaciones semimóviles, el tejido cartilaginoso que une los huesos puede deformarse permitiendo cierta movilidad. La unión de las vértebras entre sí por medio de fuertes ligamentos y discos cartilaginosos que sólo permiten ligeros desplazamientos ejemplifica este segundo tipo de articulaciones.

En las articulaciones móviles, los huesos están en contacto, pero no unidos. Toda la articulación está envuelta en una cápsula de tejido conjuntivo fibroso cuyas paredes interiores segregan un líquido destinado a lubricar las superficies de los huesos en contacto.

Estas superficies están tapizadas por una capa de tejido cartilaginoso, llamada cartílago articular, que tiene la superficie muy lisa para reducir la fricción. Ejemplos de articulación móvil son la del codo y la de la rodilla.

Definitivamente estas articulaciones son necesarias e importantes para el movimiento coporal.

Sin embargo, en ocasiones, por falta de ejercicio, cambios bruscos de temperatura (especialmente despuès de los 40 años) o por malas posturas, se sienten dolores e inflamaciones en ellas.

Conoce algunos remedios  caseros y naturales para aliviarlos:

 

Remedios para las articulaciones

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #1: Hervir durante 10 minutos, en 1 litro de agua 50 g de hojas de llantén mayor, 50 g de hojas de olmo y 50 g de agrimonia. Colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, durante 12 días, descansar una semana, 3 veces seguidas, es decir, 36 días en total.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #2: Hervir en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro, 80 g de agrimonia y 80 g de sauce. Colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, 4 días por semana durante 5 semanas seguidas, es decir, 20 días en total.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #3: Hervir en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro, 100 g de rizoma de grama de las boticas, y 100 g de harpagofito. Retirar del fuego y dejar refrescar. Colar y tomar a lo largo del día.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #4: Hervir en 1 litro de agua 60 g de hojas de grosellero negro por 10 minutos. Colar y añadir 50 g de hojas de fresno y 20 g de erigerón Dejar hervir de nuevo durante 5 minutos, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días a razón de 2 veces diarias, durante 8 días consecutivos.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #5: Hervir 100 gr de cola de caballo y 100 gr de borraja en medio litro de agua por 10 minutos. Tapar y dejar refrescar. Colar y beber a lo largo del día.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #6: Hervir 1 cucharada de diente de león y otra de fresno en una taza de agua por 5 minutos. Tapar y dejar en infusión. Tomar 2 tazas al día hasta que el dolor ceda

Lea también: Remedios para las muñecas doloridas o dolor de muñecas

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #7: Hervir, durante 5 minutos, 1 cucharada de hojas de gatuña en una taza de agua. Pasado ese tiempo, retirar y colar. Empapar un paño y aplicar, aún caliente, sobre la articulación afectada. Este remedio tiene propiedades antiinflamatorias.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #8 Mezclar 1/2 taza de aceite de oliva con 25 gotas de aceite de eucalipto. Colocar caliente, a modo de compresas, sobre la articulación 3 veces al día.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #9 Aplicar ungüento de veneno de abeja (se puede adquirir en las farmacias botánicas o herbolarias) sobre la zona afectada.

Lea: Remedios con vinagre de sidra de manzana para aliviar la artritis

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #10: Aplicar compresas calientes sobre las partes dolorosas de fresno y flores de saúco o bien, agrimonia y flores de saúco.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #11 Estirar una pierna y doblar la otra. Sobre la primera, apoyar una mano sobre la rodilla y la otra, por debajo de ella. Mantener la postura durante diez minutos. Al término de un rato, la mano que está sobre la rodilla percibe la absorción de vitalidad en esa zona. Este ejercicio distribuye la energía vital hacia las zonas de arriba y abajo de las rodillas reduciendo así el dolor y la inflamación de esta zona. Este es un remedio de reiki.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #12 Aplicar sobre la parte afectada cataplasmas anchas y gruesas de arcilla tibia varias veces al día, de media hora a una hora. Posteriormente,  es suficiente con una cataplasma diaria.

Descubre: Remedios para la rigidez de las manos

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #13 Tomar un baño semanal de agua caliente arcillosa, de 15 a 20 minutos. El aceite esencial más indicado para añadir al agua es el de enebro, aunque la lavanda, el ciprés y el romero dan también unos excelentes resultados.

Lea también: Remedios para los espolones óseos

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #14 Verter en una taza de agua que esté hirviendo 1/2 cucharadita de hojas trituradas de madreselva. Tapar y dejar refrescar.  Tomar dos o tres vasos al día.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #15 Consumir 350 g de estracto de boswellia (se consigue en las farmacias botánicas o herbolarios) 2 veces al día.  La boswellia es una resina con propiedades antiinflamatorias y antiartríticas.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #16 Verter 1 cucharada de raíz de cúrcuma seca y picada en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 2 tazas diarias.  Este remedio, considerado el ibuprofeno natural, es muy usado para aliviar los dolores en los huesos.

Quizás te interese conocer: Cómo hacer pomadas para el dolor articular con guindilla

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #17  Echar 1 cucharada de flores secas de lúpulo, previamente picadas, en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Dejar refrescar y colar.   Beber  3 veces al día.  Evitar este remedio en caso que se tome medicamentos ansiolíticos.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #19 Cocer unos 50 g de hojas y flores en 1 litro de agua durante 2 minutos. Dejar reposar durante 10 minutos y colar. El tratamiento consiste en aplicar compresas calientes sobre las partes afectadas. Lavar bien las heridas con el líquido y colocar de 2 a 3 compresas durante el día. A veces, también se aplican las hojas hechas una pasta sobre la parte afectada de las articulaciones y se sujeta con una venda.

Remedio para las articulaciones doloridas e inflamadas #20 Verter en un recipiente con tapa hermética 1 taza de aceite de oliva y un puñado de hojas de guanábana.  Cerrar la tapa y dejar en maceración por 12 horas y luego usar este remedio para frotar, varias veces al día, las articulaciones que presentan dolor.

 

Recomendaciones

Recomendaciones preventivas

No sobrecargar las articulaciones Cuando traslade pesos, bolsas de la compra, cajas, etc., utilice elementos auxiliares (carritos) y reparta bien la carga en el cuerpo (emplee ambos brazos, y bolsas con agarraderas amplias para no forzar los dedos.

Descubre remedios caseros para la articulación de la cadera desgastada y con dolor

Realizar los movimientos correctos No se ponga de rodillas, no cargue los hombros, no coja pesos doblando la columna vertebral (hay que agacharse doblando las rodillas), no coloque los utensilios de uso frecuente en lugares altos en el interior de los armarios.

Efectuar actividad física Un poco de gimnasia todos los días (nadar, golf, petanca, bolos) ayuda a una mejor alimentación y flexibilidad de las articulaciones.

Evitar posturas incorrectas  No leer, escribir o hacer punto inclinando la cabeza hacia abajo, no planchar «tirando» la espalda hacia delante y sí apoyando un pie sobre un taburete, situar la televisión frente a los ojos (ni hacia arriba ni hacia abajo o de lado).

 

Conozca también:

Remedios para la artrosis

Remedios para la espondilitis anquilosante

Remedios para la espondilosis cervical o artrosis de cuello

Remedios para la artrosis

Cartílago de tiburón: Propiedades y contraindicaciones

Remedios naturales para la gota

Dieta para la artritis y la artrosis

Remedios para el virus zika

Remedios caseros para el reumatismo

Remedios naturales para la artritis

Remedios para la bursitis

Remedios para los dolores crónicos

¿Qué dolencias puede ocasionar la mala postura?

Los beneficios de los ácidos grasos Omega 3

remedios artritis


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

3 comentarios en Remedios para las articulaciones doloridas e inflamadas

  1. tibisay acevedo // 10 Abril, 2016 en 8:09 pm // Responder

    me diagnosticaron osteopenia severa presente demasiado dolores en los huesos voy a probar algunos de estos tip muy importante agradecida me gusta su bloc

  2. Me apliqué el ungüento de veneno de abeja tal como lo indican arriba. Conseguí el ungÚento en un herbolario y los resultados los comence a ver (menos dolor) después de 15 días.

    Soy creyente de los beneficios que brindan los remedios caseros y naturales y sé que son más lentos que los remedios comerciales, pero es importante tener fe y perseverancia para alcanzar los objetivos una mejor salud.

  3. fernando fernandez // 25 Junio, 2015 en 6:38 pm // Responder

    Un buen sitio para consultar acerca de nuestros males.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*