Conoce

Remedios con asafétida o hing

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La asafétida, llamada también hing, es una planta perenne, perteneciente a la familia de las Familia: Umbelliferae/Apiaceae, cuya raíz es primaria, carnosa, voluminosa  y fusiforme, con una parte superior pilosa. En cuanto a su corteza, es negruzca, quebrada, con una parte interior carnosa de color blanco y un jugo blanco que se torna rosado al oxidarse, lechoso, viscoso y fétido.

El tallo es herbáceo, hueco, hojas compuestas y puede alcanzar los 3 metros de altura. Las hojas tienen un color verde amarillento, son radicales, pecioladas, de unos 50 cm de largo, brillantes y coriáceas, pinnadas, con foliólos pinnatífidos y lóbulos oblongos y obtusos.

Las flores son de color amarillo pálido, agrupadas en grandes umbelas compuestas, de unas 12 pequeñas umbelas con cinco a seis flores cada una. El fruto es aplanado, oval, de color marrón rojizo.

Da una goma que se obtiene en verano de las plantas de cuatro años. Se cortan los tallos y se van rebanando sucesivamente las raíces. La goma rezuma y va recolectándose cuando endurece.  Se presenta en granos pequeños que son llamados lágrimas, de un color amarillo o rojo oscuro en su exterior, y adentro son blancas.

La asafétida es originaria de Irán, Afganistán y Pakistán y es muy conocida desde tiempos remotos. En el siglo VII a.C, el Charaka Samlüta, un tratado médico hindú, proclamaba que la asafétida era el mejor remedio para eliminar gases e indigestión e, incluso, se cree que esta planta era la especia más popular de la antigua Roma.

En la actualidad, es usada en el mundo gastronómico para dar sabor, por ejemplo en la salsa inglesa y la resina seca y pulverizada se considera una especia empleada en diversos platos en Persia y Turquía.

 

Propiedades curativas

La asafétida contiene aceite esencial (vanillina, disulfuro de butil-propenilo y compuestos sulfurados y terpénicos), resina (éster ferúlico del asaresinotanol, umbeliferona, asareseno y farnesiferoles A, B y C), gomas (derivados de la basorina), galactosa, arabinosa, ramosa, sulfato, malato y carbonato de calcio, ácido ferúlico, cumarinas y ácidos valeriánico, málico, fórmico y acético.

El olor de la asafétida es tan persistente como el del ajo, ya que tiene, como se mencionó arriba, aceite volátil, que  al igual que este alimento, salen del cuerpo por las vías respiratorias y ayuda a expulsar las flemas cuando existe congestión del pecho.

La asafetida se toma para la bronquitis, asma bronquial, tosferina y otros problemas de tórax. También baja la tensión y fluidifica la sangre.

Se usa la gomarresina obtenida de la raíz y el rizoma la cual es estimulante, carminativa, antiespástica, expectorante, emenagoga y vermífuga. Se recomienda en afecciones como atonía digestiva, irritación del estómago, cólicos y meteorismo (gases), así como en las indigestiones de origen hepático o pancreático.

Es un buen antihelmíntico y parasiticida, y se ha usado para expulsar las lombrices intestinales, especialmente áscaris.

Es un sedante moderado indicado en histeria, estrés, ansiedad, neurosis y enfermedades nerviosas de tipo espasmódico, utilizándose en este caso el aceite esencial. Se usa como antiespasmódico a nivel genital, recomendado en reglas dolorosas, falta de menstruación o amenaza de aborto.

 

Remedios populares

Remedio con asafétida para expulsar las flemas: Verter 3 gotas de tintura de asafétida (se puede encontrar en las farmacias botánicas o  herbolarios) en una taza de agua tibia y tomar 2 veces al día.

Remedio con asafétida para la indigestión: Mezclar 1 cucharada de polvo de jengibre y otra de asafétida y colocar ambas en una taza de agua caliente, revolver bien y Cubrir.  Tomar aún tibia.

Remedio con asafétida para el dolor de muela del juicio: Triturar en el jugo de un limón 1 cucharada de resina de asafétida.  Después, calentar sin llegar a hervir de forma tal que quede tibia. Empapar un bastón de algodón y aplicar contra la muela del juicio y la encía.

 

Precauciones

Si bien es segura para adultos, no se debe usar en bebés y niños pequeños.

 

Conozca también

Remedios con el extracto de semilla de pomelo

Remedios con carbón activado

Remedios con vaselina o petrolato

Cómo elaborar vinos medicinales?

Remedios con vitamina E (uso externo)

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*