Conoce

Remedios con aceite de baobab para piel y cabello seco

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El baobab es un árbol milenario, perteneciente a la familia de las malváceas, bombacoideas, originario de Madagascar.

Su principal característica es que almacena grandes cantidades de agua en el interior de su tronco hinchado y de gruesa corteza para poder superar las sequías.  

Por ello, tiene un aspecto muy peculiar (parece que estuviera sembrado al revés con sus raíces arriba) y, de allí que reciba el nombre de «árbol invertido».

En este sentido, cuenta una leyenda africada que el baobab era el árbol más vistoso y maravilloso de todos. Lo admiraban los hombres, los animales y hasta los demás árboles; incluso, los dioses repararon en la belleza de sus fuertes ramas, el color y la fragancia de sus flores y, sobre todo, en la dureza de su tronco.

Se hizo tan grande que sus ramas daban sombra a los otros árboles e impedían su crecimiento. Los animales que pasaban bajo el frondoso árbol quedaban helados. Y ocultaba cualquier rayo de sol, por lo que cualquier planta moría o dejaba de crecer. Henchido de orgullo, siguió creciendo y gritó a los dioses que muy pronto estaría a su altura. Los dioses entraron en cólera por su descaro y le condenaron y enviaron una maldición: ser plantado al revés.

Sus enormes flores blancas viven sólo un día. Los frutos largos y peludos parecen ratas colgando del rabo, de ahí que también reciba el apodo de «árbol de las ratas muertas».

Estos frutos aparecen identificados en el Libro de los Caminos y los Reinos, de al-Bakri (1068), y el árbol en los escritos de antiguos viajeros de los siglos XIV y XV, como Ibn Battuta, Leo Africanus y los navegantes portugueses.

El baobab es capaz de proporcionar refugio, alimento y comida a los animales y a los seres humanos, y alivio para sus enfermedades. Si talamos uno de estos árboles, vuelve a brotar de la raíz. Cuando uno de ellos muere, se desmorona convertido en un montón de pulpa mojada y fibrosa;

 

Propiedades curativos

Las hojas del baobab se emplean para combatir la inflamación; el polvo de hojas secas, para la anemia, la inflamación de la columna vertebral, el asma y el reumatismo.

La pulpa del fruto puede también mitigar la disentería y proteger contra el sarampión. La corteza combate la fiebre y la inflamación del tracto digestivo. El mayor de los dones curativos del árbol es su suministro de agua durante las sequías.

Resulta notable que, como alimento para las hambrunas, la ciencia haya descubierto que las hojas del baobab son más nutritivas que los frutos. Existe también evidencia científica antigua de los efectos beneficios sobre el asma bronquial.

El aceite de baobab es utilizado para hidratar y nutrir la piel especialmente aquéllas muy secas o con tendencia a arrugarse y para el cabello seco, opaco y sin vida.

 

Remedios populares

Remedio con baobab para los labios agrietados Colocar una gota de aceite de baobab en la yema del dedo y extender suavemente por los labios.

Remedio con baabab para los talones agrietados: Poner en baño María 1 cucharada de manteca de cacao y una vez esté líquida añadir 5 gotas de aceite de baobab.  Guardar en un frasco de vidrio con cierre de rosca en la refrigeradora para su mejor conservación. Aplicar en las las grietas de los talones y en las rodillas resecas.

Remedio con baobab para la piel seca #1  Colocar una pequeña cantidad de aceite de baobab, que se calentará en la palma de las manos frotando enérgicamente; luego aplicar en nuestra piel dando un suave masaje

Remedio con baobab para la piel seca #2 Poner en un cazo 30 g de aceite de baobab, 12 gde cera lanette  y 10 g de manteca de karité en baño María por 5 minutos. Luego añadir 15 gotas de aceite esencial de cedro, 10 g de glicerina líquida, 4 pizcas de ácido cítrico, 4 pizcas de ácido ascórbico y 350 g de agua mineral.  Colocar en un frasco de vidrio con tapa hermética.  Utilizar un poco todas las noches.

Te puede interesar: Remedios para un bronceado rápido y saludable

Remedio con baobab para el cabello seco: Colocar en baño María 15 g de aceite de baobab, 5 g de aceite de rosa mosqueta, 3 g de manteca de cacao y 6 g de cera lanette.  Una vez calentado, agregar 10 gotas de aceite esencial de geranio, 2 pizcas de ácido cítrico 2 pizcas de ácido ascórbico y 170 g de agua de hammamelis.  Guardar en la refrigeradora en un frasco de vidrio con cierre de rosca.  Utilizar en las puntas del cabello para evitar la sequedad y el problema de las puntas abiertas. Este mismo remedio se puede usar para realizar masajes

Remedio con baobab para las arrugas  Poner en un cazo 30 g de aceite de baobab, 10 g de manteca de cacao y 6 g de cera lanette a baño María.  Una vez caliente, añadir 10 g de aceite de jojoba, 30 gotas de aceite esencial de geranio, 2 pizcas de ácido cítrico, 2 pizcas de ácido ascórbico y 140 g de agua mineral.  Mezclar y guardar en un frasco de vidrio con tapa de rosca. Usar a diario especialmente en las zonas con tendencias a arrugarse.

 

 

Contraindicaciones

No se conoce ninguna contraindicación para el uso de esta planta.

 

Conozca también

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*