Conoce

Remedios con buchú para la próstata, cistitis y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 

El buchú (barosma betulina) es una planta perteneciente a la familia de las rutáceas que puede llegar a medir hasta 2 metros de altura.

Es un arrbusto tupido que con hojas sin rabillo,  ligeramente duras, que llevan glándulas grasas.

El buchú es originario de Suráfrica, donde su cultivo está muy extendido en las laderas de los montes. También se cultiva en zonas de América del Sur.

Esta hierba se reproduce a partir de esquejes al final del verano y requiere suelo bien drenado y mucho sol. Las hojas se recolectan cuando la planta está en flor o en fruto durante el verano.

El buchú tiene un fuerte sabor y aroma característico que recuerda al de la grosella negra; algunos lo describen como una mezcla entre el romero y la menta.  Incluso, es importante señalar que se cultiva para uso comercial  con el fin de dar el sabor al casis.

Existen dos especies relacionadas o muy próximas con el buchú como el B. crenulata y B. serratifolia, se utilizan de la misma forma que el buchú, pero contienen menos aceite volátil y no son tan eficaces.

 

Propiedades curativas

Entre sus componentes principales, se puede mencionar  el aceite volátil (1,5%-2,5%) como pulegona, mentona y diosfenol, compuestos del azufre, flavonoides (diosmina, rutina) y mucilago

Tiene propiedades antisépticas urinarias, diurético y estimulantes.

El buchú es considerado un remedio tradicional sudafricano (pueblo khoikhoin) para la retención de líquido y para las dolencias digestivas.

Esta hierba fue exportada a Gran Bretaña por primera vez en 1790 y llegó a ser medicamento oficial en 1821, al entrar en la lista de la British Pharmacopoeia como remedio eficaz para la «cistitis, uretritis, nefritis y el enfriamiento de la vejiga».

En la actualidad, se utiliza en la herboristería occidental para  el mismo tipo de dolencias urinarias que en el siglo XIX. Es común recetarla para infecciones de las vías urinarias y, combinada con hierbas como la barba de maíz, cola de caballo  y el enebro, suele resultar eficaz para curar la cistitis aguda.

Si se toma de forma regular, puede ayudar a evitar los ataques periódicos de cistitis o uretritis crónica. Suele tomarse también para próstata inflamada y colon irritable, a menudo combinado con hierbas como la gayuba. El diosfenol posee una acción diurética y en parte se le atribuye el efecto antiséptico sobre el aparato urinario.

Es necesario señalar que el buchú resulta muy aromático y se toma, también, como carminativo para ayudar a aliviar la hinchazón y los gases.

 

Remedios populares

Remedio con buchú para la prostatitis:  Verter 1 cucharada de hojas de buchú en una taza de agua que esté hirviendo y dejar en infusión por 10 minutos.  Pasado ese tiempo, colar y tomar una taza dos veces al día.

Remedio con buchú para la uretritis: Hervir en 2 litros de agua hasta que reduzca a 1 litro 80 g de rizoma de grama de las boticas, colar y verter sobre:15 g de hojas de buchú y 20 g de gayuba. Tapar y dejar en reposo durante 30 minutos, filtrar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, por 9 días consecutivos; descansar 4 días y repetir el proceso 3 veces seguidas, es decir, 27 días en total.

 

Remedio con buchú para la retención de líquido: Hervir en 1 litro de agua  25 g de fumaria y  15 g de hojas de buchú durante 10 minutos.  Pasado ese tiempo, filtrar de inmediato a un recipiente no metálico. Cubrir y dejar en reposo por 15 minutos, colar y distribuir en 6 partes a beber en 3 días, a razón de 2 veces diarias, durante 12 días, descansar 6 días y tomar de nuevo 12 días, es decir, 24 días en total.

Remedio con buchú para infecciones urinarias crónicas: Tomar 40 gotas de tintura de buchú (que se puede adquirir en las farmacia botánicas y herbolarios) en una taza de agua y tomar 3 veces al día.

Remedio con buchú para la cistitis:  Hervir 1 cucharada de hojas de buchú y 1 cucharada de brotes tiernos de cola de caballo en 1 taza de agua por 5 minutos.  Dejar refrescar, colar y beber 2 tazas al día.

 

Precauciones

No consumir durante el embarazo, ya que es un estimulante uterino al contener pulegona (provoca el flujo menstrual)

Evitar su ingesta durante la lactancia.

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

¿Cómo desintoxicar el organismo?

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

remedios


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*