Conoce

Remedios para el cáncer de vejiga (preventivos)

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El cáncer de vejiga es una enfermedad en la que las células que recubren interiormente la vejiga urinaria pierden su capacidad para regular su crecimiento y empiezan a dividirse de forma incontrolada. Este crecimiento anormal da lugar a masas de células que forman un tumor.

El cáncer de vejiga afecta a la vejiga urinaria, un órgano muscular hueco que almacena la orina que recibe de los ríñones hasta su eliminación del cuerpo. El cáncer de vejiga es la quinta causa más frecuente de cáncer en muchos países desarrollados, y la aparición de nuevos casos está aumentando.

Esta enfermedad es casi tres veces más frecuente en hombres que en mujeres, y el riesgo aumenta con la edad. La mayoría de los casos de cáncer de vejiga se dan en personas de alrededor de 60 años.

Se considera que fumar es uno de los principales factores de riesgo de cáncer de vejiga. El riesgo se debe probablemente al hecho de que las sustancias que favorecen el cáncer y se encuentran en el tabaco tienden a concentrarse en la orina, y por tanto en la vejiga, mientras esperan su excreción.

Se cree que otros productos químicos, como los colorantes de anilina, la betanaftilamina, las sales de benzadina y la mezcla de hidrocarburos aromáticos, también son agentes cancerígenos. Estos productos químicos se emplean ampliamente en las industrias del caucho, la piel, textiles, de productos químicos, de plásticos, del petróleo, de la madera y de la pintura.

El cáncer de vejiga puede tardar hasta 50 años en aparecer después de la exposición original al producto químico.

Las infecciones frecuentes del tracto urinario, los cálculos del riñón y la vejiga y otros trastornos pueden causar irritación de la vejiga a largo plazo y aumentar el riesgo de aparición de cáncer. Si existe una historia anterior de tumores de vejiga, la probabilidad de recurrencia es muy elevada.

Una de las primeras señales de alarma del cáncer de vejiga es la presencia de sangre en la orina. A veces, existe suficiente sangre en la orina como para que ésta cambie de color y pase a ser roja amarillenta o roja oscura. Sin embargo, durante las primeras etapas del cáncer de vejiga, habitualmente no existen síntomas observables de la enfermedad.

Cambios en los hábitos urinarios, como una micción dolorosa o un aumento de la frecuencia de la micción y de la urgencia por orinar, pueden ser los únicos síntomas del cáncer de vejiga. No obstante, también son síntomas frecuentes de muchas otras enfermedades menos graves de las vías urinarias y de la próstata.

Existen varias pruebas para detectar la presencia de cáncer de vejiga. En una primera etapa, se obtiene la historia clínica completa para valorar la presencia de factores de riesgo. Posteriormente se realiza una exploración física completa y se pueden solicitar algunas pruebas de laboratorio a partir de la muestra de orina para descartar la presencia de una infección bacteriana.

Para hacer un diagnóstico definitivo, se emplean pruebas más complejas. La pielografía intravenosa es una exploración radiológica en la que se administra un contraste por vía intravenosa que se elimina por los ríñones. Permite dibujar perfectamente la forma de los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra, y detecta la presencia de anomalías en las membranas que los recubren.

El procedimiento denominado cistoscopia consiste en la introducción de un pequeño tubo hueco con un sistema de iluminación para visualizar el interior de la vejiga. Si se observa cualquier masa sospechosa, se puede obtener una pequeña muestra del tejido mediante una pinza de biopsia. Este tejido se examina al microscopio para verificar si existe cáncer.

Otras técnicas de imagen, como la radiografía de tórax, la tomografía computarizada y la resonancia magnética, se realizan para detectar si el cáncer se ha diseminado a otros órganos.

La mayoría de los remedios caseros y  tratamientos alternativos del cáncer deben emplearse junto al tratamiento médico tradicional.   A continuación algunos de estos remedios:

 

Remedios populares

Remedio para el cáncer de vejiga #1: Consumir 1 o 2 dientes de ajos crudos todos los días. Algunos estudios indican que el ajo se puede emplear para detener la diseminación del cáncer de vejiga. También ayuda a reducir la consunción del organismo y la fatiga que puede acompañar al cáncer, así como los efectos secundarios de la radioterapia y la quimioterapia.

Quizás te interese saber El ajo sirve para prevenir el cáncer?

Remedio para el cáncer de vejiga #2: Verter 2 cucharaditas de muérdago europeo (Viscum álbum) en una taza de agua que esté hirviendo y cubrir hasta que se refresque.  Colar y tomar una vez al día con el fin de estimular el sistema inmunitario y ayudar a destruir las células cancerosas. También se considera que esta planta reduce el tamaño del tumor.

Remedio para el cáncer de vejiga #3: Aplicar de 25 a 30 gotas de tintura de semilla de bardana {Artium lappa) que se puede conseguir en las farmacias botánicas y herbolarios en un vaso de agua y tomar todos los días.  Este remedio ayuda a depurar todo el tracto urinario, eliminando la irritación y la inflamación de la vejiga y reforzándola.

Quizás le interese conocer: Dieta anticancer

Remedio para el cáncer de vejiga #4: Hervir un puñado de hojas de guanábana en 1 litro de agua por 10 minutos.  Pasado ese tiempo, dejar refresar, colar y tomar a lo largo del día.

Descubre cuáles vitaminas y minerales  luchan contra el cáncer

Remedio para el cáncer de vejiga #5:  Verter 3 cucharadas de hierba de San Antonio en 1/2 litro de agua y hervir por 10 minutos.  Dejar refrescar, filtrar y tomar distruido durante el día.

Conoce remedios para la hematuria o sangre en la orina

Remedio para el cáncer de vejiga #6: Hervir un puñado de corteza de uña de gato, previamente lavado y picado en 2 litros de agua hasta que sólo quede uno.  Dejar reposar y filtrar.  Beber a lo largo del día.

 

Recomendaciones

Someterse a pruebas periódicas de detección de cáncer de vejiga las personas que tienen una historia de cáncer de vejiga, que han estado expuestas de forma regular a sustancias químicas que producen cáncer o que han tenido trastornos responsables de irritación a largo plazo de la vejiga.

Esto garantiza que la enfermedad se detecte en las etapas más precoces y, por lo tanto, pueda tratarse de forma adecuada. La mejor alternativa es evitar los factores de riesgo siempre que sea posible, especialmente el tabaco. Hay que mantener las medidas de seguridad adecuadas cuando se trabaja en un lugar en el que hay exposición a cancerígenos.

Quizá te interese conocer remedios para limpiar la vejiga de infecciones

Evitar alimentos que causan irritación de la vejiga, ya que pueden contribuir al cáncer.  La cafeína, que se encuentra en el café, el té, las bebidas de cola y el chocolate, se cree que es un factor que contribuye al cáncer del tracto urinario inferior, incluyendo la vejiga, y debe evitarse.

Tomar líquido abundante para depurar el tracto urinario y eliminar posibles sustancias tóxicas. Se recomiendan entre seis y ocho vasos diarios de agua.

 

Conozca también

El cáncer: Conozca sus síntomas y cómo prevenirlo

Remedios para las infecciones urinarias

Remedios para el cáncer de próstata

Remedios para el cáncer de colon o colorrectal

Remedios para el cáncer de huesos u oseo

Remedios naturales para el cáncer de ovario

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*