Conoce

Cómo limpiar el horno de forma natural

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Los productos comerciales para la limpieza del horno resultan sumamente tóxicos y desagradables. Aparte de los gases que despiden, el nauseabundo olor que permanece en el horno tras la limpieza hace que te plantees volver a encender el horno de nuevo. Las siguientes recetas funcionan muy bien.

De todos modos, ten en cuenta que ningún limpiador de no es un producto milagroso; en ocasiones, habrás de frotar enérgicamente, sobre todo si se ha ido acumulando suciedad en las paredes y el suelo.

Una observación: al mezclar vinagre con bicarbonato de sodio se producen burbujas; aunque puede que te sorprenda inicialmente, se trata de una reacción normal.

 

Fórmulas naturales para la limpieza del horno

Fórmula para una limpieza natural del horno

En una ocasión, se me ocurrió cocinar en mi mejor cazuela una gran empanada de pavo que comenzó a burbujear pocos minutos después de meterla en el horno. ¡Fue un gran desastre!

Esta fórmula es lo que se necesita para limpiar el horno después de situaciones semejantes o cuando hemos descuidado su aseo durante un tiempo. Nota: si tuviera mucha grasa o salpicaduras, tal vez te convenga usar un estropajo metálico para restregar esas zonas. Emplea un poco más de sal si fuera necesario.

Ingredientes
1/2 taza de sal
1/4 de taza de sosa o bórax
1 caja de 450 g (16 onzas) de bicarbonato de sodio
1/4 de taza escasa (60 mi) de agua
3/4 de taza (180 mi) de vinagre blanco
10 gotas de aceite esencial de tomillo
10 gotas de aceite esencial de limón o hierba limón

Preparación
Combina la sal, la sosa y el bicarbonato sódico en un recipiente de plástico o un cuenco de cristal. Agrega justo el agua suficiente para elaborar una pasta.

Extrae la rejilla del horno y precaliéntalo a 120 °C (250 °F) durante 15 minutos; apágalo y déjalo abierto.

Con una esponja o paño esparce la pasta cuidadosamente por las paredes del horno y déjala actuar de 20 a 30 minutos. Combina el vinagre y los aceites esenciales en un pulverizador y agítalo bien. Rocía las paredes del horno con la mezcla y limpíalas, enjuagándolas a fondo.

Descubre limpiadores naturales para fregaderos

Limpieza nocturna del horno

Emplea estos eficaces aceites antigrasa para las limpiezas del horno más exigentes.

Ingredientes
1 taza (250 mi) de agua, añadida de forma fraccionada a la receta
10 gotas de aceite esencial de naranja dulce, limón o romero
1/2 taza de sal, añadida de forma fraccionada a la receta
1 taza y cuarto de bicarbonato de sodio, añadido de forma fraccionada a la receta
2 cucharaditas de jabón de Castilla líquido 1/2 de taza (60 mi) de vinagre

Preparación
Bloquea los respiraderos del suelo del horno con papel vegetal o de aluminio. Precaliéntalo a 150 °C (300 °F) durante 15 minutos; apágalo y déjalo abierto.

Combina 1/4 de taza de agua y el aceite esencial en un atomizador de plástico y agítalo bien. Rocía las paredes y el suelo del horno con esta solución.

Combina 1/4 de taza de sal y 1/2 taza de bicarbonato de sodio. Esparce esta mezcla sobre el suelo del horno, especialmente en las zonas donde haya salpicaduras.

Mezcla 1/4 de taza de agua, el resto de bicarbonato de sodio (1/4 de taza) y de sal (Vi de taza) y el jabón de Castilla. Extiende esta pasta por las paredes del horno. Extrae el papel vegetal o de aluminio de los respiraderos y deja que la mezcla actúe durante la noche.

Por la mañana, combina la media taza de agua restante y el vinagre en un pulverizador y rocía abundantemente la solución en las paredes y suelos del horno; a continuación, limpíalo bien, empleando un estropajo metálico para quitar las manchas más difíciles. Enjuágalo varias veces para que no queden restos.

Fórmula para la limpieza dominical del horno

Esta receta es adecuada para realizar una limpieza regular del horno.
Ingredientes
2 cucharadas de bicarbonato de sodio
2 cucharadas de jabón de Castilla líquido
10 gotas de aceite esencial de naranja dulce, limón o lima
1/2 taza (125 mi) de agua caliente

Preparación
Precalienta el horno a 120 °C (250 °F) durante 15 minutos; apágalo y déjalo abierto.

Combina el bicarbonato de sodio, el jabón de Castilla y el aceite esencial en un atomizador de plástico. Añade el agua y agítalo bien.

Rocía la mezcla en las paredes del horno y espera 20 minutos. Después, limpíalo, enjuagándolo bien.

Quizá te interese conocer lavavajillas casero natural y ecológico

 

Pon en remojo los accesorios de los fogones

Los aros cromados que rodean a los quemadores de las cocinas eléctricas, las rejillas situadas sobre los fogones de las cocinas a gas, incluso los mandos del horno van acumulando con el tiempo grasa y salpicaduras de comida.

Mientras estés limpiando el horno puedes dejar estas piezas en remojo en una solución de 1 taza de bicarbonato de sodio, 1/2 taza (125 m0 de vinagre y de 4 a 6 gotas del aceite esencial que prefieras. Emplea un estropajo metálico fino o un cepillo de dientes para extraer la suciedad de los recovecos.

 

Conozca también

Usos del vinagre de sidra de manzana para el hogar

Trucos para eliminar manchas en el aluminio

Trucos para limpiar el latón

40 trucos caseros para la limpieza del hogar

Remedios para ahuyentar moscas

consejos practicos


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*