Conoce

Contraindicaciones de la vitamina A

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Desde la antiguedad, especialmente los egipcios, sabían que si se consumía hígado cocido se podía combatir la ceguera nocturna.  Muchos siglos han pasado hasta que hemos comprendido que el verdadero secreto de este remedio no era otro que la vitamina A.

En la actuaidad, gracias a los avances del mundo de la nutrición, se han descubierto otras formas en las que esta vitamina asegura nuestra salud.

Sin embargo, nos preguntamos ¿En qué consiste la vitamina A ? ¿Cuál es sus funciones?

 

La vitamina A y sus funciones básicas

La vitamina A es una de las cuatro vitaminas liposolubles necesarias para mantener una buena salud.

Desempeña un importante papel como antioxidante al evitar que los radicales libres lesionen las células.

Sus niveles adecuados son importantes para la visión, y una mala visión nocturna puede ser uno de los primeros síntomas de su deficiencia. También es necesaria para el funcionamiento adecuado de los sistemas inmunitario, esquelético, respiratorio, reproductor y cutáneo.

Sin embargo, el consumo excesivo de esta vitamina (especialmente en suplementos)  puede causar efectos negativos como los que a continuación se detallan:

 

El exceso de vitamina A puede resulta perjudicial

La sobredosis puede producirse cuando se toman megadosis de formas activas de la vitamina. Cantidades superiores de las que utiliza el organismo se acumulan en el hígado y los tejidos grasos.

Los síntomas son labios y piel seca, dolor óseo y articular, aumento del tamaño del bazo y del hígado, diarrea, vómitos, dolor de cabeza, visión borrosa o doble, confusión, irritabilidad, fatiga y fontanela abombada en los lactantes. Suelen ser reversibles, pero hay que consultar con el médico si se sospecha una sobredosis.

Las cifras muy elevadas de vitamina A también crean deficiencias de las vitaminas C, E y K. Los síntomas aparecen dentro de las seis horas siguientes a una sobredosis aguda y tardan varias semanas en desaparecer después de interrumpir el suplemento.

Los niños son más sensibles a las cifras elevadas de vitamina A que los adultos, por lo que las instrucciones de los productos dirigidos a ellos deben seguirse con un cuidado particular. Los suplementos de vitaminas deben mantenerse siempre fuera del alcance de los niños.

Es especialmente importante evitar las sobredosis durante el embarazo, ya que pueden producir abortos o malformaciones fetales. La utilización de suplementos que proporcionan carotenoides evita el riesgo de sobredosis. Los enfermos renales también tienen un mayor riesgo de toxicidad debido tanto a la vitamina A como a los betacarotenos, y no deben consumir estos suplementos sin la recomendación de un profesional.

Existe alguna evidencia de que tomar suplementos de betacarotenos supone un riesgo mayor de cáncer de pulmón en fumadores. Estos deben consultar con su médico.

 

Efectos secundarios e interacciones de la vitamina A

Niveles muy elevados de carotenoides (carotenemia) dan un color naranja a la piel, que, sin embargo, es transitorio.

Los suplementos de vitamina A no deben tomarse junto con medicaciones retinoides, como la isotretinoína, un fármaco para tratar el acné. Esto aumenta el riesgo de toxicidad.

Una dieta muy baja en grasa o el uso de sustitutos de la grasa altera la absorción de todas las vitaminas liposolubles, como la A. El aceite mineral y los antiácidos que contienen aluminio también pueden inhibir la absorción, lo mismo que los fármacos que reducen el colesterol, la colestiramina y el colestipol.

Las reservas de vitamina A del organismo desaparecen en una serie de circunstancias: consumo de alcohol, barbitúri-cos, cafeína, cortisona y tabaco, y niveles muy altos de vitamina E.

El exceso simultáneo de consumo de alcohol y vitamina A aumenta la posibilidad de daño hepático.

Tomar las dosis adecuadas de vitamina C, vitamina E, zinc y selenio optimiza la absorción y la utilización de la vitamina A y los carotenoides. La vitamina A es liposoluble, por lo que una pequeña cantidad de grasa en la dieta es útil.

Los estudios tanto en niños como en mujeres embarazadas con anemia por deficiencia de hierro demuestran que este trastorno se trata mejor con la combinación de suplementos de hierro y vitamina A que con hierro solo.

 

Conozca también

Efectos secundarios del selenio en el cuerpo humano

Qué es el glutatión y como beneficia el organismo

Alimentos que aumentan el glutatión

Magnesio para adelgazar, insomnio, osteoporosis y más

Beneficios del licopeno para la próstata, piel y más

Efectos secundarios del zinc en el organismo

Remedios para la falta de vitamina E

bbannersaludnaturalybelleza1


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*