Conoce

Enjuagues bucales caseros o colutorios caseros

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El enjuague es una preparación muy usada después del cepillado de los dientes.  Muchas personas prefieren hacer sus propios enjuagues bucales caseros, ya que los comerciales contienen ingredientes químicos como alcohol etílico que pueden resecar aún más la boca o una garganta seca.

Los enjuagues bucales caseros pueden combatir no sólo las bacterias que causan mal aliento, gingivitis, enfermedad periodontal, aftas bucales y caries y también sino que también pueden ser usados para calmar una garganta irritada, afonía y hasta ayudan al sistema cardiovascular.

Según investigaciones, los gérmenes que causan malestar en las encías (gingivitis) penetran al torrente sanguíneo y estimulan la formación de coágulos que causan ataques cardiacos y apoplejía. De allí la importancia de usar los enjuagues bucales de forma regular.

Sin embargo, el enjuague no es un invento nuevo, ya que el sistema de curación antigua hindú conocido como Ayurveda, lo empleaba, como remedio curativo, hace miles de años.

La Ayurveda cree que un enjuague bucal con aceites vegetales mejora el sueño y aumenta el poder de la mente, blanquea los dientes y rejuvenece las encías.

 

Plantas usadas para elaborar de enjuagues bucales caseros

Gel de aloe vera o sábila.  Esta planta es conocida por ser propiedades antifúngicas y antibacterianas.

Aceite esencial de bergamota.  Esta es una fruta de color amarillo similar a una limón, pero el tamaño de una naranja.  Su aceite esencial tiene propiedades antisépticas y calmantes.

Aceite del árbol del té. El aceite del árbol del té es otro gran sanador de usos múltiples debido a sus virtudes antibacterianas, antisépticas, antivirales y antifúngicas.

Albahaca. Esta es una hierba con un olor fuerte, pero dulce. Las investigaciones han demostrado que el aceite de albahaca es antiviral, antioxidante, antimicrobiano, y tiene propiedades contra el cáncer.

Canela. Esta especia contiene antioxidantes y antimicrobianos y, debido a ello, puede inhibir el crecimiento de bacterias.

Clavo. Contiene propiedades antisépticas y antioxidantes.  Es importante obsevar que el aceite de clavo alivia el dolor de muelas cuando se aplica a una cavidad o un diente con caries.

Jengibre: tiene propiedades antiinflamatorias

Limón: El jugo de limón es astringente y contrae el tejido al deglutir y combate los gérmenes.

Miel: La miel recubre la garganta y es un antibacteriano ligero.

Mirra:  Es altamente astringente, es una superplanta en el combate de la inflamación. También es antiséptica.


Recetas de enjuagues bucales caseros

Enjuague para el mal aliento o halitosis:  Verter 1 o 2 cucharaditas de clavo de olor en una taza de agua que esté tibia.  Realizar varias enjuagues después del cepillado.

Enjuague para la garganta adolorida o con carraspera #1:  Mezclar 1 limón en una taza de agua caliente. Disolver 1 cucharadita de sal en una taza de agua caliente y añadir una cucharada de de agua oxigenada para matar los gérmenes.

Enjuague para la garganta adolorida o con carraspera #2: Verter en 1/2 taza de agua.caliente una cucharadita de jengibre en polvo; agregar el jugo de 1/2 limón y 1 cucharadita de miel.

Enjuague para la garganta adolorida o con carraspera #3:  Poner 10 g. de hojas de zarzamora en 100 ml de agua. Hervir durante 15 minutos. Colar, endulzar con miel y usar, dos veces al día. Las hojas de zarzamora contienen tanino, que es tanto antiséptico como antimicótico.

Enjuague para la inflamación de la garganta: Mezclar 1 1/2 cucharadita de tintura de sello de oro en 50 ml de agua.  Esta es una planta que mata gérmenes, virus y bacterias,  ya que calma el tejido inflamado de la garganta.

Enjuague para la gingivitis:  Hacer enjuagues con  clorofila. Es necesario tenerlo en la boca por cinco minutos aproximadamente.  Éste ayuda a fortalecer las encías débiles y enfermas y alivia el dolor de dientes.

Enjuague para la gripe (en sus inicios) #1: Mezclar salsa Tabasco en agua. La salsa picante hace que sude en una forma rápida y abre las vías aéreas bloqueadas.

Enjuague para la gripe (en sus inicios) #2: Añada 2 cucharaditas de tintura de equinácea a una taza de agua y efectuar enjuagues y gárgaras varias veces al día.  Este enjuague puede aliviar el dolor de garganta propio de la gripe y le proporcionará a su sistema inmunológico el refuerzo que necesita para combatir la infección.

Enjuague para la laringitis Verter 1 cucharadita de tintura de mirra en 1 taza de agua. Haga enjuagues y gárgaras varias veces al día, puede ser un poco de esfuerzo, pero funciona muy bien.

 

Recomendaciones

Prepare una mezcla para cada uso. Es mejor gastar un poco y desecharla que dejarla en el vaso, ya que se puede contaminar con bacterias.

Emplee agua caliente tanto como pueda tolerarla. Las preparaciones frías no son efectivas.

No degluta el material. Escúpalo.


Conozca también

Remedios para el dolor de mandíbula o quijada

Remedios para la gingivitis

Remedios caseros para prevenir las caries

Remedios naturales para el absceso dental o flemon

Remedios caseros para el dolor de la muela del juicio o cordales

bblognuestros-remedios-na


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*