Conoce

Remedios con frambuesa para adelgazar, fertilidad y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


El frambueso es un arbusto, perteneciente a la familia de las rosáceas, que puede alcanzar hasta 1,4 metros de alto.

Su tallo es subterráneo, del que salen cada año las ramas aéreas las cuales son de color gris amarillento leñoso, y se encuentran recubiertas de pelos y espinas, durante el segundo año de vida, la corteza adquiere una coloración más oscura.

En cuanto a sus hojas, éstas son alternas con nervaduras, dentadas, verdes y velludas en el anverso y blanquecinas y aterciopeladas en el revés. Las flores del frambueso son blancas.

Es mejor recolectar las hojas justo antes de que las flores se abran, y se pueden usar frescas o secas. El fruto se recoge cuando está maduro y se puede comer fresco o congelar

Existe, también, la frambuesa negra, oriunda sólo de la zona oriental y central de América del Norte, no fue cultivada hasta el siglo XIX. Los indígenas la empleaban como tinte morado y azul oscuro y cocinaban los brotes nuevos.

En 1880 había por lo menos diecisiete especies con nombre específico de frambuesa negra y varios kilómetros cuadrados de cultivos en Nueva York. Hoy en día su producción comercial es escasa comparada con la de las zarzamoras o las frambuesas rojas..

En el mundo gastronómico, las frambuesas rojas se emplean en la elaboración de salsas de acompañamiento como la salsa cazadora o la salsa Cumberland para carnes de caza como el corzo, ciervo o jabalí o de carne de aves (oca, ganso, faisanes). Igualmente, se usa en platos dulces, como mermeladas, tartas, pasteles, granizados, helado, o en la elaboración de licores o vinos aromatizados.

 

 

Propiedades curativas

En las hojas se encuentran taninos, pectina, vitamina C, ácidos orgánicos y fragarina, que son tónico-uterinos, galactagogos, diuréticos, astringentes y expectorantes. Los frutos, frambuesas, son ricos en vitamina C, ácidos orgánicos y azúcares

La fruta y las hojas del frambueso eran empleados con fines medicinales desde la antigüedad.  En la medicina tradicional china, se ha utilizado para tratar dolencias renales y en la Grecia clásica, frutos y hojas se tomaban como tónicos urinarios y descongestivos.

Las flores o las infusiones de las hojas se administraban a las parturientas para acelerar el parto y en Roma se usaban para estimular la libido. Durante la Edad Media se recomendaba la aplicación de las flores machacadas con miel en las inflamaciones oculares.

En la actualidad, la infusión de hojas de frambuesa es excelente para los calambres menstruales y los dolores del parto, porque tonifica los músculos uterinos y pélvicos. Durante el último mes de gestación prepara el parto y estimula la producción de leche. Se puede dar a los niños para aliviar los espasmos por indigestión o diarrea.

Igualmente, la infusión concentrada se puede emplear como enjuague bucal o para hacer gárgaras si se tiene la garganta irritada.

Las hojas aplicadas de forma externa sirve para cerrar las heridas o llagas bucales y las úlceras.

 

 

 

Remedios populares

Remedio con frambuesa para la diarrea Hervir, durante 10 minutos, un puñado de hojas secas de frambuesa en un litro de agua.Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar. Tomar una taza cada hora hasta que la diarrea comience a disminuir.  En ese caso, se toma cada tres horas y a medida que se va mejorando se va disminuyendo la cantidad a tomar

Remedio con frambuesa para facilitar la labor de parto  Verter 6 cucharadas de hojas de frambuesa secas.sobre 4 tazas de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar por 40 minutos. Tomar esta infusión muy caliente justo antes de entrar en la sala de parto.

Remedio con frambuesa para las náuseas del embarazo  Verter 1 cucharada de hojas de frambuesa secas.en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar. Beber esta infusión fría diariamente para aliviar este malestar.

Remedio con frambuesa para la garganta irritada  Hervir 1 taza de jugo de frambuesa por unos segundos. Añadir, luego media taza de agua destilada y media de infusión de tomillo y 4 gotas de aceite de menta piperita. Hacer gárgaras y enjuagar la boca con esta preparación.

Remedio con frambuesa para combatir el sarro #1 Cortar una frambuesa por la mitad y frotar contra los dientes cubiertos de sarro.

Remedio con frambuesa para combatir el sarro #2 Aplastar una frambuesa y aplicar sobre un cepillo de cerdas suaves.  Cepillar como si fuera una pasta dental y dejar puesta sobre los dientes por unos minutos. Después, enjuagar la boca con agua tibia.

Remedio con frambuesa para las várices  Lavar un puñado de frambuesa y aplastar sobre un paño de algodón.  Aplicar, a modo de cataplasma, sobre la zona afectada.

Remedio con frambuesa para la diabetes: Hervir, durante 10 mintuos, 20 gramos de hojas en un litro de agua.  Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.  Beber tres tazas al día de esta infusión

Remedio con hojas de frambuesa para la fertilidad: Verter 1 cucharada de hojas de frambuesa y otra de raíz de maca, ambos lavados y picados en medio litro de agua y hervir por 10 minutos.  Dejar refrescar, colar y tomar 2 tazas al día (una en la mañana y otra en la noche).

Remedio con frambuesa para adelgazar Extraer el jugo de una toronja y luego verter en una licuadora junto con un puñado de frambuesas, previamente lavadas.  Licuar por unos segundos y luego tomar, sin colar.  Tomar este jugo a diario.  La frambuesa contiene cetona el cual ayuda a adelgazar.

 

 

Recetas saludables con frambuesa

Receta saludable con frambuesa #1 Pinchos de frutas al yogur

Ingredientes

2 kiwis
2 melocotones
200 g de frambuesas para la crema
125 g de yogur
1 cucharada de azúcar
el zumo de media naranja

Preparación

Pelar los melocotones y quitarles el hueso; cortarlos en dados. Realizar la misma operación con los kiwis, tratando de que todos los trozos de fruta sean del mismo tamaño. Lavar y escurrir las frambuesas.

Ensartar las frutas en pinchos, alternando las variedades. Desleír el azúcar en el zumo de naranja e incorporar el yogur sin dejar de batir. Llevar a la mesa los pinchos y la salsa aparte.

Receta saludable con frambuesa #2 Melón con salsa de frambuesa

Ingredientes
1 melón
100 g de azúcar o 50 g de stevia
300 g de fruta fresca
100 g de fresitas de bosque
1 cucharada de almendras

Ingredientes para la salsa de frambuesa
200 g de frambuesas
100 g de azúcar

Preparación

Quitarle al melón el extremo superior, eliminar la pulpa más blanda con semillas y filamentos y cortar el resto de la pulpa en bolitas con una cucharilla.

Espolvorear el interior del melón con un poco de azúcar y meterlo en la nevera. Lavar las fresitas, escurrirlas y ponerlas en un recipiente.

Añadir la fruta troceada con el resto del azúcar, mezclar bien y dejar reposar en la nevera. Mientras, escaldar las almendras, escurrirlas, pelarlas y filetearlas.

Para preparar la salsa de frambuesa, poner al fuego una cazuela con 50 g de azúcar y unas cucharadas de agua. Lavar las frambuesas, tamizarlas y añadirles el resto del azúcar y el almíbar. Seguir cociendo la salsa hasta que comience a adherirse a la cuchara y dejarla enfriar.

Sacar de la nevera la fruta, añadirle los filetitos de almendras, verterla en el melón vacío, rociarla con la salsa de frambuesa y meterla en la nevera hasta el momento de servir.

 

 

Recomendaciones

No hay que usar las hojas con fines terapéuticos durante los primeros meses del embarazo, pero son buenas en el último mes y en el parto.

Evitar comer frambuesas si se padece un trastorno de riñon o de vesícula.

 

Conozca también

Remedios para depurar los riñones

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para la limpieza del páncreas

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

jugos curativos


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Plantas medicinales y remedios con frutas

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*