Conoce

Remedios con frijol, poroto o judias para la diabetes y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Los frijoles, que reciben también el nombre de judías o porotos, pertenecen a ia familia de las leguminosas, y poseen un tallo alto.

Mucho antes del descubrimiento de América se cultivaba en ese continente los frijoles. Los españoles la trajeron a Europa en el siglo XVI, sin que se le prestara en un principio gran atención. Pero más tarde desplaza al haba (Vicia fabd), tan apreciada por los germanos.

Algunas especies se consideran tóxicas si se consumen crudas. La toxicidad varía según la especie, la región y el clima, y se debe a la presencia de ácido cianhídrico en la faseolina, que desaparece por completo mediante la cocción.

El poroto o frijol es muy empleado en el mundo gastronómico, ya que combina muy bien con arroz y se puede consumir  en sopas.

 

Propiedades curativas

El frijol posee un alto valor nutritivo, especialmente en calcio (150 mg por 100) y magnesio (160 mg por 100), así como en hierro (10 mg por 100), cobre (1,5 mg por 100) y manganeso (1 mg por 100), tan necesarios para la producción normal de sangre.

Las vitaminas no entran a formar parte de su composición en número notable, aunque es de interés el contenido en las dos vitaminas fundamentales del sistema nervioso: la B1 (600 gammas en 100 g) y la B2 (240 gammas en 100 g).

Es importante observar, también, que es rico en fibra y es una muy buena fuente de proteínas vegetales para vegetarianos.

Los pacientes diabéticos pueden controlar su enfermedad por el consumo de frijol, ya que contiene fibra, como se ha mencionado anteriormente, el cual ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre después de comer los alimentos. Es un alimento de bajo índice glucémico.

Dado que los frijoles ayudan en el control de azúcar en la sangre, es útil para prevenir y controlar la obesidad. Contiene nutrientes que ayudan en la pérdida de peso mediante la reducción de la grasa corporal.

Las personas que sufren de hipertensión pueden mejorar su salud por el consumo de frijol especialmente el rojo. Los granos son ricos en potasio y el magnesio que ayudan a controlar los niveles de presión arterial.

El problema de los calambres musculares puede ser curada por el consumo de frijol. Los granos contienen magnesio, potasio, calcio y electrolitos, que ayudan en el tratamiento de calambres musculares.

Comer frijoles, especialmente los rojos, pueden ayudar en la prevención y curación de la anemia. Dado que los granos son ricos en hierro, que es muy eficaz en el tratamiento de los síntomas de la anemia causada por deficiencia de hierro.

Los frijoles son muy beneficiosos para la salud del corazón debido a su contenido en ácido fólico, un nutriente que controla las enfermedades del corazón mediante la eliminación de homocisteína del cuerpo.

Igualmente, se puede mejorar la inmunidad gracias al consumo de frijol. Los granos contienen nutrientes como fibra, antioxidantes y proteínas, que ayudan a mejorar la salud del sistema inmunológico. Por lo tanto, se le protege de infecciones y otras enfermedades.

El cáncer de colon se puede prevenir comiendo frijoles rojos. Los estudios han demostrado que los nutrientes de estos granos tienen propiedades anti-cancerosas y que previene el cáncer de colon.

 

Remedios populares

Remedio con frijol para los triglicéridos: Ingerir media taza de frijoles diariamente, ya sea en ensaladas, sopas o en otras comidas.

Remedio con frijol para el anemia infantil: Suministrar al niño sopa de frijoles  a diario.

Remedio con frijol para la diabetes #1: Verter en 1 litro de agua 30 gr. de vainas de frijoles o judias, 30 gr. de cada de condurango, coriandro e hinojo y hervir por 10 minutos.  Tomar a lo largo del día.

Remedio con frijol para la diabetes #2: Verter 50 gr. de vainas de frijoles o judías, 20 gr. de tallos de alcachofas y 10 gr. de cardo mariano en un litro de agua.  Tomar a lo largo del día.

Remedio con frijol  para la retención de líquidos: Colocar, a partes iguales de agracejo, vainas de frijoles o judías, agrimonia, trébol de agua y hojas de abedul.  Extraer 1 cucharada de la mezcla y verter en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 2 tazas al día.

Remedio con frijol para la inflamación de la vejiga: Mezclar 25 gr. de vainas de frijoles o judías, 15 gr. de cada de hojas de abedul, flor de naranjo amargo y hojas de melisa y 10 gr. de hojas de menta y extraer 1 cucharada de esta mezcla y verter en 1 taza de agua.  Tomar 2 tazas al día.

 

Recomendaciones

Para evitar que los frijoles causen flatulencias o gases, se aconseja remojarlos con agua del grifo por 12 horas y después colar, enjuagar y cocinar con agua fresca.

 

Conozca también

Remedios para los eructos

Remedios para la gastritis

Remedios caseros para el dolor de estómago

Remedios para la indigestión

Conozca las diferentes sopas curativas

Los tés e infusiones en los remedios caseros

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*