Conoce

Hidratantes caseros para el cutis

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Los hidratantes pueden ser los mejores aliados de tu piel. Cuando aplicas uno estás, de hecho, poniendo una barrera entre tu piel y un mundo lleno de contaminantes, el calor deshidratante de los interiores o el aire acondicionado, y los factores medioambientales dañinos que pueden envejecerla.

Los hidratantes y humectantes relajan, protegen, cubren y fomentan la flexibilidad.

Dependiendo del tipo de piel para el que haya sido ideado el hidratante, se usan distintos tipos y cantidades de ingredientes derivados del agua o del aceite. Usa siempre un hidratante diseñado para tu tipo de piel, para evitar que esta parezca grasa por hidratarla demasiado o que esté sedienta por no hidratarla convenientemente.

 

Recetas de hidratantes caseros para el cutis

Hidratante casera para el cutis #1
Usa esta hidratante humectante en cualquier momento en el que tu piel necesite refrescarse o la sientas tensa o seca. La glicerina actúa como humectante y suavizante, absorbiendo humedad del ambiente y trasmitiéndosela a la piel.

Esta receta de hidratante es especialmente recomendada para el cutis graso, mixto, quemada por el sol o por el viento o deshidratada.  Se puede usar de forma diaria.

Ingredientes
1/2 taza de agua destilada
2 cucharaditas de glicerina vegetal
5 gotas de aceite esencial de limón, geranio, pomelo o romero (quemotipo verbenon)

Preparación
Junta los ingredientes en un recipiente de almacenamiento y agita vigorosamente para mezclar. No necesita refrigeración, pero para aprovechar la máxima eficacia y frescura, úsalo en el plazo de seis meses.

Consejos de aplicación: Este producto puede aplicarse a la cara y a la garganta con un disco de algodón o rociando ligeramente la piel y dejándola secar.

Hidratante casera para el cutis #2
Esta receta de hidratante es especialmente recomendada para el cutis seco y con tendencia a arrugarse. Se puede usar de forma diaria.

Ingredientes
2 cucharadas de aceite de base de almendras, soja o nuez de macadamia
2 cucharadas de aceite de base de rosa mosqueta
1 cucharada y media de cera de abeja
1 1/2 cucharadas soperas de agua destilada de hidrosol de rosa, rosa geranio o neroli
1 cápsula pequeña de vitamina E (opcional)
10 gotas de aceite esencial de lavanda o de geranio
10 gotas de aceite esencial de neroli
5-IO gotas de aceite esencial de ylang ylang

Preparación
Calentar: En un puchero pequeño y a fuego lento, o al baño maría, calienta los aceites de base y la cera de abeja hasta que esta acabe de fundir. En otro puchero calienta el agua o hidrosol.

Enfriar: Retira ambos pucheros del fuego y deja que sus contenidos se enfríen hasta llegar casi a la temperatura corporal, hasta que la mezcla de aceites y cera empiece a espesarse pero aún sea líquida.

Mezclar: Vierte rápidamente el hidrosol sobre la mezcla de aceites y cera mientras remueves o agitas con rapidez.

Continúa batiendo rápidamente la crema durante entre dos y cuatro minutos, o hasta que se forme una emulsión de color amarillo pálido. Abre la cápsula de vitamina E (si la estás usando) y vierte el contenido sobre la crema; añade los aceites esenciales y vuelve a agitar rápidamente durante otros cuatro o cinco minutos, o hasta que la mezcla se enfríe. Esta receta ofrece un buen ejercicio a tu antebrazo. Ahora deberías tener una crema moderadamente densa y brillante.

Quizá te interese conocer Remedios para las patas de gallo

Enfriar y almacenar: Pon la crema en un hermoso envase de almacenamiento. Luce mucho en un tarro de vidrio de color azul cobalto. El producto debería estar suficientemente frío como para permitirte tapar el tarro de inmediato, de modo que ninguna de las esencias volátiles y rejuvenecedoras de los aceites esenciales puedan escapar al aire. Permite que la crema hidratante se asiente y entre en sinergia durante aproximadamente una hora antes de usarla. No necesita refrigeración si se consume en el plazo de treinta días. Si se refrigera durará de tres a seis meses.

Descubre cómo hacer cremas humectantes caseras

Consejos de aplicación: Esta crema hidratante está muy concentrada; solo necesitarás el volumen equivalente a un guisante para cubrirte la cara y la garganta, y un poco más para cubrirte la parte alta del pecho y los pechos si lo deseas. Antes de aplicarla, primero frota la crema entre las palmas de las manos para calentarla y después extiéndela sobre la piel.

 

Recomendaciones

Consejos para el mejor almacenamiento: Las cremas y lociones hidratantes que se presentan aquí no contienen conservantes, y por tanto tienen un período de conservación breve. No requieren refrigeración si se usan en el plazo de treinta días, a menos que el tiempo sea muy cálido. Si una crema hidratante doméstica se deja en un frigorífico y no se abre, puede durar hasta seis meses. La refrigeración puede cambiar desfavorablemente la consistencia de un producto, pero su eficacia se mantendrá. Los elixires herbales no requieren refrigeración si se usan en el plazo de entre tres y seis meses, si no hace mucho calor en la zona de almacenamiento.

No te puedes ir sin leer: Cómo hacer desmaquillantes caseros y naturales

Consejos de aplicación: Amenos que se especifique otra cosa, las cremas y elixires herbales siempre deben aplicarse con la piel recién limpia, después de haber usado tu tónico, astringente o hi-drosol favorito, e inmediatamente después de cualquier tratamiento facial, como un exfoliante, vapor o máscara.

No te olvides de hidratarte el cuello y la parte alta del pecho. Muchas mujeres (y la mayoría de los hombres) descuidan estas zonas, que pueden revelar el envejecimiento producido por la exposición al sol y por los años antes que el rostro.

 

Conozca también

Microdermoabrasión casera natural para manchas, acné y más

Exfoliantes naturales para la cara y cuerpo

Remedios para quitar el maquillaje

Remedios para que no te brille la cara (brillo facial)

Remedios para reducir poros abiertos o dilatados

belleza natural


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*