Conoce

Magnesio para adelgazar, insomnio, osteoporosis y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El magnesio es un elemento de número atómico 12. Su forma elemental es un metal ligero. Es un catión, lo que significa que es un ion con carga positiva. Entre los cationes presentes en el cuerpo humano, el magnesio es el cuarto más abundante.

El 99% del magnesio del organismo está en el interior de las células: aproximadamente el 60% en los huesos, el 20% en los músculos, entre el 19 y el 20% er/Íos tejidos blandos y el 1% circula en la sangré. Es importante tanto en la nutrición como en/la medicina, al igual que el calcio y el fósforo, y/se considera un mineral importante. El magnesio en forma de carbonato o sulfato se ha utilizado durante siglos como laxante.

El magnesio es un elemento importante en el organismo porque activa muchos procesos básicos o está implicado en ellos:
• Cofactor de más de 300 enzimas.
• Oxidación de ácidos grasos.
• Activación de aminoácidos.
• Síntesis y degradación de ADN.
• Neurotransmisión.
• Función inmunitaria.
• Interacciones con otros nutrientes, incluyendo potasio, vitamina B6 y boro.

 

Utilización general

El magnesio tiene diversas utilidades generales, principalmente en medicina homeopática estándar, pero también en otras terapias alternativas.

Las recomendaciones dietéticas diarias de magnesio y los límites superiores tolerables son los siguientes: lactantes y niños: de 0 a 6 meses, 30 mg; entre 7 y 12 meses, 75 mg; entre 1 y 3 años, 80 mg; entre 4 y 8 años, 130 mg; entre 9 y 13 años, 240 mg; hombres: entre 14 y 18 años, 410 mg; entre 19 y 30 años, 400 mg; por encima de 30 años, 420 mg; mujeres: entre 14 y 18 años, 360 mg; entre 19 y 30 años, 310 mg; por encima de 30 años, 320 mg.

Esto se aplica sólo a los suplementos dietéticos de magnesio o cuando se administran por motivos médicos, ya que no se han descrito casos de toxicidad por magnesio de forma natural en los alimentos. Los límites superiores tolerables de magnesio son: entre 1 y 3 años, 65 mg; entre 4 y 8 años, 110 mg; por encima de 9 años, 350 mg.

Las fuentes dietéticas de magnesio son nueces, legumbres secas, cereales integrales, verduras de hoja verde, harina de hueso, melazas, levadura de cerveza y productos derivados de la soja. Las verduras de hojas verde oscuro son importantes fuentes de magnesio porque se trata del átomo central en la estructura de la clorofila. Beber agua mineral también puede añadir magnesio a la dieta.

Quizá te interese conocer qué es el glutatión y como beneficia el organismo

La deficiencia grave de magnesio en una persona sana es poco frecuente debido a que los ríñones normales son muy eficientes para mantener el equilibrio en las cifras del mineral.

Este trastorno, llamado hipomagnesemia, suele estar producido por enfermedades (enfermedad renal, malabsorción grave, diarrea crónica, hiperparatiroidismo o alcoholismo crónico) o como efecto secundario de algunos medicamentos, principalmente diuréticos, cisplatino (un medicamento para el cáncer) y algunos antibióticos. Los síntomas de hipomagnesemia incluyen trastornos del ritmo cardíaco, temblores musculares, convulsiones, reflejos hiperactivos y cambios ocasionales de la personalidad (depresión o agitación).

Un paciente con hipomagnesemia también puede presentar un signo de Chvostek, un espasmo facial producido al percutir suavemente sobre el nervio facial. Este trastorno es una contracción muscular intermitente dolorosa, que se conoce como letanía. La hipomagnesemia se puede tratar con preparaciones orales o endovenosas que contengan magnesio.

La toxicidad por magnesio (hipermagnesemia) es rara ya que las cantidades excesivas de magnesio pueden eliminarse por la orina y las heces. La mayoría de los casos de hipermagnesemia se deben al exceso de consumo de suplementos dietéticos de magnesio.

Puede que te interese: Calcio ¿Cuánto es suficiente?

Los síntomas de toxicidad por magnesio son depresión del sistema nervioso central, debilidad muscular, fatiga y somnolencia. En casos extremos, la hipermagnesemia puede producir la muerte. Puede tratarse con gluconato de calcio endovenoso además de ayuda respiratoria. La hipermagnesemia grave puede tratarse con hemodiálisis o diálisis peritoneal.

 

El magnesio como remedio natural

El magnesio se usa para tratar la taquicardia (latido cardíaco excesivamente rápido) y disminuir las cifras de electrólitos (cloruro, potasio y sodio). Es una ayuda en el parto prematuro y se puede administrar de forma profiláctica para prevenir las convulsiones en la toxemia del embarazo. El magnesio controla las convulsiones derivadas de la hipomagnesemia asociada con el alcoholismo, la enfermedad de Crohn o el hipertiroidismo. Las inyecciones de magnesio también se utilizan en los ataques agudos de asma.

Las preparaciones de magnesio se pueden dar como antiácidos en el tratamiento de úlceras pépticas e acidez. También se dan como laxantes para el alivio a corto plazo del estreñimiento o para vaciar el intestino del paciente antes de la cirugía o determinados procedimientos diagnósticos. El hidróxido de magnesio se emplea para tratar a pacientes que se han intoxicado por ácidos minerales o arsénico.

La investigación reciente indica que la deficiencia de magnesio puede favorecer la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), además de la enterocolitis necrotizante, una inflamación, a veces mortal, que obstruye el intestino de los recién nacidos prematuros. El magnesio también puede ser útil para tratar el trastorno de hiperactividad y déficit de atención y el dolor de cabeza.

Quizás le interese conocer Beneficios del fósforo para la memoria, huesos y más

Los médicos naturópatas consideran que el magnesio es importante para el alivio o tratamiento de los siguientes trastornos:

• Prolapso de la válvula mitral. La deficiencia de magnesio puede disminuir la capacidad del organismo para reparar el tejido conectivo defectuoso, incluyendo las válvulas mitrales defectuosas.

• Aterosclerosis.

• Algunos trastornos psicológicos, como apatía, disminución de la capacidad para aprender, pérdida de memoria y confusión.

• Cálculos renales. El magnesio aumenta la solubilidad de ciertos compuestos de calcio que forman cálculos renales y que no se excretan por la orina.

Insomnio:  Facilita la conciliación del sueño

• Hipertensión. Las personas hipertensas suelen tener cifras bajas de magnesio en sus células.

• Angina de pecho. Se cree que el magnesio relaja las arterias espásticas y ayuda a prevenir las arritmias.

• Osteoporosis. Muchos pacientes con osteoporosis tienen cifras bajas de magnesio y tambien del mneral vanadio.

• Síndrome premenstrual y espasmos menstruales. Algunas mujeres refieren alivio de los síntomas del síndrome premenstrual cuando toman suplementos de magnesio.

• Adelgazar o para bajar de peso.

Dolor de diente Una manera de calmar el dolor de muela es aumentar la ingestión de magnesio. En este sentido, se recomienda tomar 300 miligramos de magnesio a la primera señal de dolor de muelas, ya que es calmante para el nervio de las muelas.

Los naturópatas también tratan el asma, el autismo, la hiperactividad, el síndrome de la fatiga crónica, la pérdida de audición inducida por ruidos y la ansiedad relacionada con el estrés con suplementos de magnesio.

 

Conozca también

El selenio para retrasar el envejecimiento celular

Aceites esenciales contra el insomnio y para dormir bien

Beneficios del licopeno para la próstata, piel y más

Beneficios de la luteína para los ojos, piel y más

Beneficios de las vitaminas para el organismo

Beneficios de los minerales para el cuerpo

Remedios para la falta de vitamina E

Contraindicaciones de la vitamina A

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*