Conoce

Remedios para las manos con grietas, resecas o ásperas

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


Las manos, en conjunto con los pies, nos permiten estar en contacto directo con lo que nos rodea.

Apesar de su importancia, es una de las partes del cuerpo que menos cuidamos y que más exponemos a la acción de los detergentes, jabones, radiaciones del Sol, suciedad y del movimiento constante al apretar, empujar entre otros.

Debido a ello, no es de extrañar que las manos queden enrojecidas, resecas, agrietadas y doloridas e inclusive aparezcan manchas, durezas y hasta callos.

En el caso específico de las manos agrietadas o ásperas, existen varios factores que favorecen esta condición. El clima seco reseca e irrita la piel y el proceso de envejecimiento del organismo hace que se genere menos aceites y por ello, la piel va perdiendo su suavidad.

Para prevenir y aliviar las manos agrietadas, existen remedios caseros y naturales como los siguientes:

 

Remedios populares

Remedio para las manos con grietas o resecas #1: Hervir un puñado de apio en tres tazas de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego, sacar el apio y dejar que se enfríe. Sumergir las manos durante 4 minutos y luego aplicar varias gotas de aceite de oliva virgen.

Remedio para las manos con grietas o resecas #2: Lavar y pelar una papa mediana. Hervir en dos tazas de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y después hacer un puré al cual se añadirán 2 cucharadas de leche y 2 de miel. Guardar en un recipiente de vidrio con cierre hermético. Aplicar a diario en las manos.

Remedio para las manos con grietas o resecas #3: Pelar un aguacate y extraer su pulpa. Luego añadir 2 cucharadas de miel y batir hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar una capa fina de esta pasta sobre la piel de las manos.

Remedio para las manos con grietas o resecas #4:  Poner harina de maíz en una vasija grande y añadir tres cucharadas de miel. Batir hasta obtener una pasta homogénea. Frotarse las manos con esta preparación. Enjuagar con agua fría, sacudir el agua y ponerse crema. Esperar 2 minutos y aplicar de nuevo más crema humectante.

Remedio para las manos con grietas o resecas #5: Aplicar directamente 3 gotas de aceite de caléndula en las manos dos veces al día (con preferencia en la mañana y en la noche).

Remedio para las manos con grietas o resecas #6: Macerar, durante 15 días, un puñado de pétalos de rosas en 1 taza de aceite de almendra Después de ese tiempo, colar y aplicar esta preparación varias veces al día sobre las manos agrietadas.

Remedio para las manos con grietas o resecas #7: Derretir un trozo de manteca de cacao en baño maría. Añadir 3 gotas de glicerina y 3 de miel. Dejar refrescar y aplicar directamente sobrelas zonas afectadas

Remedio para las manos con grietas o resecas #8: Hervir unos copos de avena en agua hasta obtener una mezcla espesa.  Empapar las manos con esta preparación y dejar puesta por 15 minutos. Aclarar luego con agua templada..

 

Remedio para las manos con grietas o resecas #9: Verter 1/3 taza de leche de cabra en un recipiente y luego añadir un par de 1 cucharada de gel de aloe vera o sábila.  Mezclar los ingredientes y aplicar sobre las manos varias veces, mediante suaves masajes.  Dejar puesto por 10 minutos y enjuagar con agua tibia

Remedio para las manos con grietas o resecas #10: Cortar longitudinalmente una hoja de aloe vera o sábila y frotar las manos con el gel y la savia de su interior. No olvides pasarla entre tus dedos y debajo de las uñas. Enjuagar con agua tibia y aplicar una crema hidratante. Repetir este procedimiento todos las noches, antes de ir a dormir.

Remedio para las manos con grietas o resecas #11: Mezclar 25 g de almendras molidas, 1 huevo batido, 1 cucharadita colmada de raíces de consueldas y miel. Frote las manos con este remedio y póngase guantes de algodón para pasar la noche.A la mañana siguiente, lávese las manos. Repita el procedimiento cada día durante una semana y sentirá sus manos suaves y descansadas.

Descubre: Remedios para la rigidez de las manos

Remedio para las manos con grietas o resecas #12 Poner  5 g de manteca de karité y 6 g de cera lanette a baño maría hasta que quede líquido y agregarr 20 g de aceite de cáñamo, 3 g de aceite de germen de trigo, 6 gotas de aceite esencial de manzanilla romana 3 g de vitamina E y 165 g de agua mineral.  Conservar en un frasco de vidrio y usar a diario.

Remedio para las manos con grietas o resecas #13 Mezclar 30 mililitros de aceite de jojoba, 3 gotas de aceite de mirra, 4 gotas de aceite de benjuí, 2 gotas de aceite de bergamota y 3 gotas de aceite de incienso. Aplicar esta fórmula sobre las áreas agrietadas, según se requiera. Nota: El aceite de bergamota incrementa la sensibilidad al sol. Omítalo del remedio, si su piel va a estar expuesta a los rayos solares.

Remedio para las manos con grietas o resecas #14 Poner en baño de María 4 cucharaditas de aceite de almendras, 1/2 de miel de abejas, y una de cera de abeja rallada. Añadir, una vez que todo esté disuelto, 4 cucharadas de agua de rosas, dejar enfriar, y aplicar con la ayuda de suaves masajes.  Este remedio se considera un buen hidratante natural de la piel.

Remedio para las manos con grietas o resecas #15 Mezclar la yema de huevo con pepino y esparcir directamente sobre las manos. Procurar aplicar esta pasta con movimientos circulares.  Este remedio ayudará a recobrar la suavidad e hidratación de las manos.

Te puede interesar: 23 remedios para la piel seca de las piernas

Remedio para las manos con grietas o resecas #16 Mezclar 1 cucharadita de aceite de almendras con 1 cucharada de yogur natural y aplicar en las manos.  No enjuagar, sino más bien, colocarse unos guantes de algodón y dejar puesta toda la noche. A la mañna siguiente, retirar los guantes y aplicar con una crema hidratante.

Remedio para las manos con grietas o resecas #17 Mezclar 1 cucharadita de aceite de almendra y 1/2 de azúcar mediante suaves masajes en las manos, y dejar actuar por 20 minutos. Enjuagar con abundante agua y aplicar una crema hidratante.  Este remedio actúa primeramente eliminando las células muertas y cueritos asociados a la resequedad, lo que te ayuda a mantener la piel más suave y humectada.

Remedio para las manos con grietas o resecas #18 Introducir las manos en un recipiente con leche templada y el jugo de medio limón. Dejar que reposen por 10 minutos, y después enjuagar con agua. Secar suavemente con toalla de algodón.

Remedio para las manos con grietas o resecas #19 Mezclar 1/2 cucharada de cúrcuma en polvo y 1 cucharada de aceite de coco, aplicar en las zonas secas con un suave masaje, y cubrir con guantes gruesos de lana. Dejar que actúe durante toda la noche. Retirar con agua e hidrata.

 

Recomendaciones

Evitar el contacto constante con el agua especialmente cuando está caliente, ya que tiende a resecar la piel.


Evitar lavarse las manos agrietadas con jabones muy fuertes o alcalinos, ya que elimina la capa de aceite natural que tiene la piel y, sin este aceite, la humedad interna de la piel se evapora y causa desecamiento.   En su lugar, preferir un jabón suave con un poco de crema incluida.

Humedecer el aire. Se recomienda usar un humidificador o vaporizador para dar humedad al ambiente. De esta forma no se perderá mucha a través de a piel.

Cuidar las manos. Se puede aplicar la misma crema o loción humectante para la cara en las manos varias veces al día (en especial inmediatamente después de lavarse las manos) lo cual ayudará que éstas se mantengan flexibles y sin agrietamiento.

Evitar usar secadores de manos a base de aire caliente. En su lugar, usar toallas para secarse las manos. Si debe usar uno, se debe mantener las manos a una distancia mayor de15 centímetros de la boquilla.

Proteger las manos durante el invierno. Cuando se deba salir al aire libre durante el invierno, se aconseja proteger las manos con una buena capa de humectante y luego ponerse unos guantes.

Evitar exponer las manos al Sol. El Sol reseca y envejece las manos de la misma manera como lo hace con el rostro. De allí la necesidad de utilizar un filtro solar humectante (que no esté hecho a base de alcohol o con ingrediente activo PABA) en las manos.

Usar guantes de algodón al realizar quehaceres domésticos en seco. En el hogar existen muchos objetos y artículos que parecen ser inocuos, pero que pueden ser irritantes para unas manos agrietadas.  Por ello, se recomienda usar guantes de algodón blanco para realizar cualquier trabajo en seco desde leer el periódico hasta cargar las bolsas del supermercado. La ventaja de los guantes de algodón es que permiten que la piel respire, evita que se irrite y conserva las manos limpias reduciendo la cantidad de veces que debe lavarse.

En caso que los guantes de algodón se mojen, es necesario cambiarlos al instante. Igualmente, es necesario cambiar con cierta frecuencia los guantes de algodón pues el sudor y la loción de las manos se acumulan dentro de los guantes y pronto los vuelven irritantes. No se recomienda usar guantes de caucho forrados con algodón porque son difíciles de lavar. Si es necesario sostener algo con mucha firmeza, se debe usar guantes de cuero.

Usar guantes de caucho al lavar los platos. Sin embargo, debe ser por poco tiempo, ya que el caucho atrapa la humedad, impide que la piel respire y produce mucha fricción.  Una opción para no usar guantes de caucho, consiste en lavar la loza con un cepillo apropiado de mango lo que mantiene las manos completamente fuera del agua.

Tener cuidado al lavarse el cabello  El champú puede empeorar el estado de unas manos agrietadas. Por ello, resulta conveniente solicitar que alguien le aplique el champú o usar guantes plásticos desechables.

Tener cuidado al cocinar. Los jugos de la carne y de las verduras crudas (como papas, cebollas, tomates e incluso zanahorias) en ocasiones pueden irritar la piel agrietada. Especialmente se debe evitar exprimir las naranjas, los limones o los pomelos por ser muy ácidos lo que puede resecar aún más las manos. En este sentido, se recomienda usar guantes de plástico desechables para cuando se maneje la comida.

Ir a un dermatólogo si, a pesar de aplicar los remedios caseros y recomendaciones antes descritas, las manos agrietadas no mejoran, ya que puede ser indicio de:

  • Eccema o dermatitis
  • Alergias
  • Carencia de nutrientes
  • Infección de hongos
  • Psoriasis

 

Conozca también

Remedios naturales para la piel seca

Remedios para manos dormidas

Remedios para los sabañones

Remedios naturales para los hongos en las uñas

Remedos para el eccema

belleza natural


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

1 comentario en Remedios para las manos con grietas, resecas o ásperas

  1. Quisiera compartir este video sobre las manos frías y por qué sucede:

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*