Conoce

Masaje sueco: Qué es, beneficios y técnicas

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El masaje sueco es uno de los más populares. Requiere el uso de las manos, los antebrazos o los codos para manipular las capas superficiales de los músculos y mejorar así la salud mental y física.

El movimiento activo y pasivo de las articulaciones también puede formar parte del masaje.

Los beneficios del masaje sueco incluyen el aumento de la circulación sanguínea, la relajación mental y física, la disminución del estrés y la tensión muscular, y la mejora del movimiento.

 

Beneficios

Al contrario que la farmacoterapia, que suele presentar muchos efectos secundarios sistémicos y a largo plazo, el masaje sueco es relativamente seguro y tiene pocas contraindicaciones, además de ofrecer muchos beneficios.

Beneficios físicos

Hay numerosos beneficios físicos asociados al uso del masaje sueco:
• Relajación de los músculos tensos y aumento de la resistencia del tejido conectivo.
• Alivio de los espasmos y rampas musculares y disminución de la fatiga muscular.
• Relajación de las articulaciones, mejora del movimiento y combate la rigidez.
• Aumento de la fuerza muscular.
• Sedación del sistema nervioso.
• Estimulación de la circulación sanguínea.
• Incremento del tono muscular y cutáneo.
• Alivio de síntomas de trastornos como asma, artrosis, síndrome del túnel carpiano, síndromes de dolor agudo y crónico, dolor miofascial, dolor de cabeza, disfunción de la articulación temporomandibular y lesiones atléticas.
• Aceleración de la curación de lesiones y enfermedades.
• Mejora del drenaje linfático de los residuos metabólicos.

Beneficios mentales y emocionales

Los beneficios mentales asociados al masaje sueco incluyen:
• Relajación mental.
• Mejora en la duración y calidad del sueño.
• Alivio del estrés, la depresión, la ansiedad y la irritación.
• Aumento de la capacidad de concentración.
• Mejora de la sensación de bienestar.

En el masaje sueco, la persona a la que se le aplica el masaje se sitúa sobre una mesa especial y está cubierta por una toalla o una sábana.

Es un tratamiento de masaje corporal total, excepto en las zonas donde está contraindicado o el cliente no quiere ser tocado. Se emplea un aceite o loción aromática o sin olor para favorecer los movimientos de masaje.

Cada sesión suele durar entre 30 y 60 minutos. Según las preferencias del cliente, una sesión de masaje puede incluir el uso de varias o todas las siguientes técnicas básicas: rozamiento amasamiento, fricción, vibración y golpeteo.

Técnicas para realizar el masaje sueco

Rozamiento (effleurage) El rozamiento es el toque más habitual en el masaje sueco. Consiste en un desplazamiento libre hacia el corazón, señalando los contornos del cuerpo y empleando la palma de una o ambas manos. Se aplica aceite para la primera fase del masaje. El terapeuta ejerce una presión constante, ligera o mediana para calentar los músculos, relajar el cuerpo, calmar los nervios y mejorar la circulación sanguínea, la función cardíaca y el drenaje linfático.

Amasamiento (petrissage) Esta técnica se parece al amasamiento de una pasta en panadería. Incluye estiramiento, enrollamiento y apretar los tejidos cutáneos y musculares situados por debajo y entre las manos. El amasamiento está diseñado para liberar la tensión muscular, mejorar el flujo sanguíneo y aumentar el drenaje linfático.

Fricción Los toques por fricción actúan sobre músculos más profundos que las técnicas descritas antes. La técnica de la fricción es un toque de presión y es el más profundo que se utiliza en el masaje sueco. El terapeuta aplica presión colocando el peso de su cuerpo sobre la palma de la mano y los pulpejos de los dedos o la parte posterior de los antebrazos, de forma lenta y suave. Este movimiento debe ser un desplazamiento continuo o unos cuantos movimientos circulares alternantes.

Vibración Para efectuar la vibración, el terapeuta sacude o hace temblar suavemente la piel y los músculos con la mano o los dedos, y luego se desplaza a otra zona y repite el toque. La vibración tiene por objeto liberar la tensión muscular en pequeñas zonas musculares, como la cara o la columna vertebral.

Golpeteo El golpeteo con percusión es un movimiento rítmico y rápido que tiene un efecto estimulante y tonificante. Existen variaciones:

• El terapeuta junta los dedos y forma un hueco con la mano; golpea la piel y los músculos con el hueco de la palma de la mano en una sucesión rápida alternando las manos.
• El terapeuta puede utilizar los bordes de las manos con las palmas mirándose entre sí para golpear también de una forma seguida y rápida.
• El terapeuta puede golpear con los puños de ambas manos en una sucesión rápida en los muslos y las nalgas.

Las técnicas de golpeteo son vigorizantes para la mayoría de las personas, pero pueden ser muy fuertes para algunas. Cuando se prolonga demasiado, el golpeteo puede producir un exceso de estimulación e incluso agotamiento de los nervios y los músculos. Por otro lado, no debe emplearse sobre venas varicosas o directamente sobre estructuras óseas.

 

Preparaciones

El masaje sueco requiere el siguiente equipo:

• Superficie de masaje. Puede tratarse de una mesa profesional de masaje o de una superficie firme y bien acolchada.

• Una sábana u otra prenda limpia para cubrir al sujeto, especialmente la parte del cuerpo a la que no se va a aplicar masaje.

• Cojines. Pueden ser necesarios, dependiendo de la voluntad de la persona, para prevenir la lumbalgia. Pueden colocarse bajo la cabeza y las rodillas.

• Aceites. El aceite base debe ser vegetal, preparado en frío, no refinado y libre de aditivos. Estos aceites contienen nutrientes, como vitaminas y minerales, además de ácidos grasos. No obstruyen los poros como hacen los aceites minerales. Se pueden añadir aceites aromáticos para proporcionar una relajación adicional o conseguir otros efectos terapéuticos. El aceite de masaje debe calentarse en las manos del terapeuta antes de aplicarse sobre la piel del sujeto.

 

Precauciones

El masaje sueco no debe aplicarse a pacientes con los siguientes trastornos físicos:

• Náuseas, vómitos o diarrea.
• Fiebre.
• Fracturas óseas, luxaciones o esguinces graves.
• Enfermedades contagiosas.
• Ulceras o heridas abiertas.
• Áreas inflamadas o con hematomas.
• Cirugía reciente.
• Dolor intenso.
• Ictericia.
• Congelación.
Enfermedad renal.
• Hernias importantes.
• Hemorragias.
• Ligamentos, tendones o músculos lesionados.
• Hipertensión o problemas coronarios.
• Algunos tipos de cáncer.
• Historia de flebitis o trombosis (estos pacientes pueden presentar coágulos sanguíneos que pueden desprenderse y trasladarse a los pulmones, con posibles resultados mortales).
• Tratamiento farmacológico con anticoagulantes (aumentan el riesgo de sangrado bajo la piel).

Algunas personas con antecedentes de violencia física o abuso pueden sentirse incómodas cuando deben quitarse la ropa o respecto a otros aspectos del masaje. Una breve explicación de lo que tiene lugar en la sesión de masaje y cómo se pueden beneficiar de él puede ser muy útil.

Efectos secundarios

Se han descrito muy pocos casos de efectos secundarios asociados al masaje de intensidad baja o moderada. Sin embargo, el masaje intenso puede aumentar el riesgo de lesiones en el cuerpo. El masaje vigoroso se ha asociado a dolor muscular y lesiones, como sangrado del hígado u otros órganos vitales, además del desprendimiento de coágulos sanguíneos.


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*