Conoce

Peelings caseros y naturales para lucir una piel joven

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


El peeling es un procedimiento cosmético, además de eliminar cualquier imperfección de tu rostro, ayuda a mejorar las líneas de expresión causadas por el proceso de envejecimiento, minimiza las marcas del acné y revitaliza la piel.

El peeling suele ser bastante costoso en centros de cosmetología; sin embargo, existen recetas naturales que puedes aplicar en la comodidad de tu hogar, sin dejar de obtener resultados favorables.

 

Beneficios del peeling casero

El peeling casero brinda una serie de beneficios que se pueden resumen de la siguiente forma:

* Ayuda a prevenir y eliminar manchas y lesiones causadas por el sol y el acné.
* Le da luminosidad a la piel.
* Promueve la reparación y regeneración celular.
* Activa la formación de colágeno y elastina.
* Propicia el riego sanguíneo.
* Ayuda a prevenir las líneas de expresión y la flacidez.
* Tiene un efecto antioxidante y desintoxicante sobre la tez.
* Es menos invasivo que los peelings químicos.

 

Recetas para peeling caseros

Peeling casero #1:  Procesar en la licuadora, un pequeño puñado de hojuelas de avena; luego, en un recipiente, mezclar con el jugo de un limón. Aplicar la mezcla en el rostro con movimientos circulares, y dejar actuar entre cinco a diez minutos antes de retirarla. Calentar 1/2 cucharada de miel, hasta que entibie, y aplicar con una mota de algodón por todo el rostro. Dejar actuar por cinco minutos, y retirar.  Licuar 1/2 tomate y 1/2 pepino. Aplicar la pasta, dejar todo el tiempo que puedas, y finalmente retirar con agua fresca.

Peeling casero #2: Extraer las semillas de una rebanada de papaya y licuar hasta obtener una consistencia arenosa. Exfoliar con suaves masajes circulares, de cuatro a cinco minutos.

Peeling casero #3: Licuar la pulpa de una rebanada papaya, sin semillas ni piel, junto a una rebanada de piña. Esperar que repose unos cinco minutos y aplicar. Dejar actuar entre ocho y diez minutos y retirar con abundante agua.

Peeling casero #4: Mezclar bicarbonato de sodio con aceite de oliva hasta tener una pasta homogénea, y aplicar masajeando con movimientos circulares por todo el rostro.   Usar este peeling casero en caso de tener una piel resca.

Peeling casero #5:  Añadir unas gotas de aceite de rosa mosqueta, o aceite esencial de geranio, a la mezcla anterior, y aplicar sobre el rostro mediante suaves masajes circulares.  Usar este peeling casero en caso de tener el cutis maduro.

Peeling casero #6: Mezclar el bicarbonato con aceite de almendra, que es menos graso. Adicionalmente, agregar la ralladura de la piel de una naranja.  Usar este peeling casero si se tiene un cutis mixto. Centra la exfoliación en las zonas grasas (frente, nariz y mentón).

Quizá te interese conocer cómo elaborar hidratantes caseros para el cutis

Peeling casero #7: Mezclar con gel de aloe vera o sábila. Adicionar también la ralladura de un limón y aplícala como exfoliante.  Usar este peeling en caso de tener cutis graso.

Peeling casero #8:  Combinar bicarbonato de sodio con gel de aloe vera, y agregar unas gotas de aceite de coco hasta crear una pasta homogénea.  Aplicar mediante suaves masajes circulares y retirar con agua fresca.  Usar si su piel es grasa.

 

Recomendaciones

Puedes aplicarlos una vez por semana.

 

Si notas tu piel reseca, recuerda que es un efecto completamente natural, y que es parte del proceso.

Si tu piel no lo tolera, sientes ardor o comezón, lo más recomendable es que retires la mezcla de inmediato con abundante agua.

Después de obtener los resultados esperados, podrás realizarlo cada tres semanas o una vez al mes.

 

Precauciones

Esperar, si tu piel está bronceada, al menos tres meses hasta que se recupere.

No combinar estos tratamientos con cremas blanqueadoras.

No abusar ya que se deben respetar los procesos naturales de regeneración celular.

Aplicar los tratamientos durante las noches.

Limpiar, antes de realizar el procedimiento, con abundante agua y jabón el área a tratar. El agua debe estar a temperatura ambiente.

No usar, aunque utilices protección solar, tratamientos de peelings durante el verano, porque pueden aparecer manchas.

No aplicar peeling si tu piel está irritada, con heridas o infecciones, espera a que sanen para realizar el tratamiento.

No debes hacerte un peeling inmediatamente después de una limpieza facial profunda, o si recientemente tuviste una cirugía de lifting facial.

 

Conozca también

Exfoliantes naturales para la cara y el cuerpo

Remedios contra los granos

Remedios naturales para el acné

Dieta nutritiva para cabello, piel y uñas

Mascarillas caseras para lucir una piel suave y tersa

Las algas para la salud y la belleza

12 ideas para retrasar el envejecimiento y mantener la salud

cosmetologia natural


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*