Conoce

Remedios con remolacha (betabel) para anemia, limpiar hígado y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La remolacha (llamado también en algunas regiones como betabel) es una planta herbácea bienal, perteneciente a la familia de las quenopodiáceas. Es afín a la acelga y el nabo, pero se distingue de ésta por producir una raíz gruesa y carnosa usualmente de color rojo oscuro aunque puede variar de color dependiendo de su variedad (rosado, blanquecino, etc.).

No es muy exigente en cuanto a suelos, aunque requiere  terrenos calcáreos  algo   alcalinos, y crece bien en todos los climas templados

La remolacha es conocida desde épocas remotas. Se han encontrado evidencias de su cultivo  en el yacimiento neolítico de Aartswoud, en Holanda, que datan su uso al menos en el año 8500 aC. También se hallaron restos en la pirámide de Saqqara, en Tebas, Egipto (c. 2667-2648 aC), e Hipócrates, el «padre de la medicina», usaba sus hojas como vendas hacia el año 400 aC.

Originalmente se comían las muy nutritivas hojas, y no las raíces. Los antiguos romanos fueron de los primeros en cultivarla para emplear las raíces como alimento y la describían como la panacea para todas las enfermedades.

Se utilizó en la cocina griega y romana y fue un alimento que los antiguos consideraron digno de ser ofrecido a Apolo en Delfos. En la actualidad el borscht, la famosa sopa de remolacha, es popular en todos los países de Europa oriental.

 

Propiedades nutritivas y curativas

La remolacha contiene sacarosa, fructosa y rafinosa y aminoácidos de gran valor biológico: como asparraguina, glutamina y glicocola,.  En cuanto a minerales, posee potasio, folato, hierro, sodio, magnesio y calcio.

La remolacha favorece la salud ayudando a mantener estables los niveles de colesterol y protegiendo el cuerpo contra las enfermedades cardíacas, los defectos de nacimiento (alteraciones del ADN) y determinados tipos de cáncer, en especial el de colon.

Es un buen tónico reconstituyente general, adecuado para las embarazadas, combate la anemia y purifica el hígado, el riñón y la vesícula.

La remolacha ha sido considerada un antiguo afrodisíaco que debía parte de este estatus a las escenas libidinosas descubiertas en las paredes de los burdeles de Pompeya, destruida en el año 79 dC. por la erupción del Vesubio.En la actualidad, se ha podido confirmar que esta antigua creencia es cierta, ya que la remolacha es una fuente muy rica de boro, cuyo papel en la producción de testosterona, la hormona sexual masculina, es importante. También se hace referencia a sus propiedades afrodisíacas en la medicina india contemporánea

La betaína, que le confiere su color intenso, es un antioxidante incluso más potente que los polifenoles para bajar la tensión arterial. Según un estudio científico, los altos niveles de nitratos del zumo de remolacha previenen los coágulos como si de aspirina se tratase, además de proteger el revestimiento de los vasos sanguíneos.

 

Remedios populares

Remedio con  remolacha o betabel para la rinitis: Hervir 1 remolacha picada en cuadritos junto con varias hojas de eucalipto en 1 litro de agua por 10 minutos,.  Pasado ese tiempo,  retirar del fuego y en un cuarto cerrado, colocar una toalla sobre la cabeza a modo de tienda, aproximar el rostro lo más posible sin quemarse y recibir el vapor de esta preparación. Este remedio debe realizarse preferiblemente de noche antes de dormir.

Remedio con  remolacha o betabel para la arteriosclerosis Colocar  1/2 remolacha, 1 zanahoria pequeña, 1 rama de apio,  un manojo de perejil y otro de espinaca en una licuadora.  Añadir el jugo de un limón y licuar por unos instantes. Tomar un vaso diariamente.

Remedio con remolacha o betabel para limpiar el hígado: Lavar y cortar 1 remolacha mediana y colocar en una licuadora junto con un poco agua y el zumo de un pomelo (toronja) rojo. Licuar por unos instantes. Tomar 2 cucharadas cuatro veces al día.  También se puede usar para el hígado perezoso o lento.

Remedio con remolacha o betabel para la anemia #1:  Verter 1 a 2 cucharaditas rasas de polvo de remolacha a un vaso de 8 onzas de agua.  Tomar este jugo a diario.

Remedio con remolacha o betabel para la anemia #2:  Lavar y picar 2 remolachas y 1 zanahoria.  Agregar ambos ingredientes en una licuadora junto con un poco de agua. Si se desea, se puede adicionar 1 cucharada de levadura de cerveza para potenciar sus efectos antianemia. Tomar este remedio durante 15 días.

Remedio con remolacha o betabel para la amenorrea: Lavar y picar 1 remolacha mediana y un puñado de perejil. Colocar ambos ingredientes en una batidora. Licuar por 2 minutos, colar y tomar un vaso diario preferiblemente por la mañana.

Remedio con remolacha o betabel para la hepatitis: Lavar, pelar y picar una manzana y una remolacha. Colocar en una licuadora junto con  un vaso de agua y licuar por unos instantes.. Tomar un vaso de este zumo diariamente.

Remedio con remolacha o betabel para el dolor de oídos  Aplicar unas gotas de jugo de remolacha o las hojas machadas y tibias calman el dolor.

Remedio con remolacha o betabel para aumentar el conteo de plaquetas: Preparar un jugo con 1 remolacha y 2 zanahorias en una licuadora y beber a diario.

Remedio con remolacha o betabel para el virus Zika  Extraer el jugo de una naranja y colocar en una licuadora junto cn 1 remolacha y 1 zanahoria, previamente lavadas y picadas.  Licuar por unos instantes.  Este remedio hidrata y alivia el dolor articular causado por el virus Zika.

Recetas saludables con remolacha

Receta saludable con remolacha #1: Ensalada de remolacha y espinacas
Ingredientes (4 personas)
650 g de remolacha (betarraga) cocida
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
el zumo (jugo) de 1 naranja
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de semillas de hinojo
115 g de espinacas tiernas
sal y pimienta

Preparación
Corte la remolacha en dados con un cuchillo afilado y resérvela. Caliente el aceite en un cazo de base gruesa. Eche el zumo de naranja, el azúcar y las semillas de hinojo y salpimiente.
Remueva hasta que el azúcar se haya disuelto. Agregue la remolacha y remueva con suavidad para que se impregne bien de los sabores. Apártelo del fuego. Disponga las espinacas en una ensaladera. Reparta la remolacha caliente por encima y sirva la ensalada enseguida.

Receta saludable con remolacha #2: Ensalada de remolacha, zanahorias y jengibre
Ingredientes
650 g de remolachas pequeñas
400 g.de zanahorias
2 cebollas medianas finamente picadas
2 cucharaditas de mostaza Dijon
1 cucharada de aceite de maní
2 cucharadas de jugo de limón
1 cucharada de jengibre
1/2 taza de cilantro fresco

Preparación
Mezcle la mostaza, el aceite de maní y el jugo de limón en un recipiente hasta lograr un aderezo homogéneo. Salpimiente y reserve,

Limpie cuidadosamente las remolachas y séquelas bien. En el procesador de alimentos, pulse hasta que las remolachas queden hechas tiras. También puede utilizar el rallador para hacerlo. Haga lo mismo con las zanahorias. En un recipiente, combine las remolachas, las zanahorias, las cebollas y el jengibre..

 

Recomendaciones

Las remolachas frescas se reconocen por sus hojas de color vivo, brillantes y crujientes. Si es posible, compra remolachas pequeñas, firmes, sin defectos y con las hojas intactas.

Para conservarlas, córtales las hojas, que puedes guardar como las demás verduras de hoja. Guarda las remolachas sin lavar, en una bolsa de plástico en la nevera. Se conservan hasta una semana y media. Lávalas inmediatamente antes de cocinarlas. La remolacha cocida también se conserva varios días en un recipiente hermético refrigerado, o bien puede triturarse y congelarse

La remolacha también puede comerse cruda, pelada y rallada en ensalada, o bien licuarse.

 

Precauciones

Muchas personas, luego de comer remolacha, pueden observar un color rojo o rosa en su orina o en sus heces lo cual se considera inocuo y transitorio.

Debido a que las partes verdes de la remolacha contienen oxalato, las personas que tengan cálculos renales deben evitar un consumo excesivo especialmente de las hojas.

Evitar su consumo por parte de diabéticos, debido a su elevados contenidos en azúcar natural.

 

Conozca también

El kéfir: Un remedio natural para muchas dolencias

Cómo cultivar plantas medicinales en su hogar?

Los tés e infusiones en los remedios caseros

¿Cómo desintoxicar el organismo?

El pescado: Una fuente de salud

¿Cómo añadir más fibra a nuestra alimentación diaria?

jugos curativos


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*