Conoce

Remedios con té de rooibos para adelgazar, alergias y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El rooibos es una planta, perteneciente a la familia de las leguminosae, originaria de una estrecha franja de tierra en la zona occidental de la península de El Cabo, en las montañas de Cerderberg, en Sudáfrica. Hoy en día se cultiva en los valles de Olifants, Breede y Hex Rivers. Aspalathus péndula es muy parecida al genuino rooibos, aunque infrecuente en su utilización como té.

Ésta es una planta arbustiva erecta, ramificada, de hasta 2 metros de altura, con tallos de color rojizo. Las hojas son lineales o aciculares, de 0,5 cm de longitud, sésiles, estipuladas y agrupadas.

Las flores del rooibos son papilionáceas, de color amarillo, terminales, solitarias o agrupadas. El fruto es una legumbre lanceolada con una o dos semillas duras en su interior.

Una vez recogidas, las hojas sufren un proceso de oxidación que las torna de color rojo y produce sustancias aromáticas que le confieren su característico sabor; en realidad, no se produce ninguna fermentación, aunque vulgarmente se le atribuye un proceso fermentativo. Las hojas también se pueden consumir sin oxidarse y, a pesar de que es un proceso mucho mas sencillo, el té verde de rooibos es muy caro y difícil de encontrar.

Es importante observar que el rooibos no pertenece a la familia del té.  Tal vez una confusión a la que contribuye el hecho de que se le llame “té rojo sudafricano”.

 

Propiedades curativas

Contiene sustancias con acción antioxidante como aspalatina y nothofagina, poli-sacáridos.  Por ello, se considera útil para reforzar el sistema inmunológico y retrasar el proceso de envejecimiento.

Los glucósidos del té rooibos parecen tener una acción inhibidora del crecimiento del virus de la inmunodeficiencia adquirida o sida.

El rooibos tiene, igualmente, muy escasa cantidad de taninos y ausencia de cafeína. Debido a esta cualidad, resulta especialmente apta para aquellos que no toleran la cafeína (café o té tradicional).

A pesar que no pertenece a la familia del té, como se ha mencionado con anterioridad,  sí  comparten muchos beneficios como la elevada cantidad de minerales (hierro, flúor, potasio, zinc, sodio, cobre, magnesio, manganeso y calcio).

El rooibos se considera un antihistamínico natural lo que permite aliviar los síntomas de las alergias respiratorias, rinitis o fiebre del heno, asma etc. sin causar somnolencia.   Igualmente, permite calmar las alergias de la piel.

Esta planta posee, además, uua acción diurética que puede ayudar a bajar de peso y mejora el proceso digestivo.

 

Remedios populares

Remedio con rooibos para combatir las alergias: Hervir en una taza de agua 1/2 manzana picada  y unas cuantas uvas partidas por la mitad  por 5 minutos.  Luego verter 2 cucharadas de hojas de rooibos; dejar reposar durante 3 minutos y colar.  Tomar 1 taza al día.   Cuando llega la primavera o períodos donde la alergía se hace más agresiva, se puede tomar hasta 2 tazas al día. Quizá te interese conocer remedios para la alergia al titánio, niquel o joyería de fantasia

Remedio con rooibos para reforzar el sistema inmunológico o subir las defensas  Hervir 1 taza con agua y verter 2 cucharaditas de hojas de rooibos; dejar reposar 3 minutos y colar. Lavar 1 manzana, despepitar y cortar en finas rodajas.  Colocar en una taza y echar el zumo de 1 limón sobra las rodajas.  Finalmente, terminar de llenar con la infusión de rooibos aún caliente.

Remedio con rooibos para combatir el envejecimiento prematuro Hervir 1/2 litro de agua y verter 2 cucharadas de hojas de rooibos, 2 clavos y 2 ramitas de canela. Dejar reposar por 4 minutos y colar.  Luego, añadir 3 cucharadas de zumo de manzana, 1/2 limón cortado en rodajas finas y 1 cucharadita de raspadura de la naranja.  Dejar enfriar.  Tomar a lo largo del día de 2 a 3 veces por semana.

Remedio con rooibos para adelgazar Cortar en pedacitos 1 rama de canela de 3cm  y pasar por el mortero junto con 2 clavos.  Mezclar el resultado con 2 cucharaditas de hojas de rooibos.  Hervir 1/2 litro de agua por 10 minutos y verter en un recipiente con la mezcla del rooibos y las especias.  Dejar reposar 3 minutos y colar.  Tomar a lo largo del día.

Remedio digestivo con rooibos  Hervir 1 taza de agua por 5 minutos y luego añadir 1 cucharadita de hojas de rooibos y 1 de semillas de anís.  Dejar reposar 3 minutos y, a continuación,  colar.  Tomar aún caliente, mediante sorbos, después de una comida abundante.

 

Conozca también

El kéfir: Un remedio natural para muchas dolencias

Cómo cultivar plantas medicinales en su hogar?

Los tés e infusiones en los remedios caseros

¿Cómo desintoxicar el organismo?

El pescado: Una fuente de salud

¿Cómo añadir más fibra a nuestra alimentación diaria?

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*