Conoce

Remedios con sales de Epsom o sulfato de magnesio

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


El sulfato de magnesio, conocido también como sales de Epsom, se encuentran en cualquier parte donde el agua mineral o del mar se evapora. Su nombre procede de un manantial mineral en Epsom, Surrey, Reino Unido.

Hace no mucho tiempo, las sales de Epsom se administraban como parte de la ronda primaveral de purgantes para limpiar el cuerpo de “toxinas” que supuestamente se acumulaban durante el invierno.

Probablemente, una de la razones era su efecto laxante. Hasta hace unas décadas, cuando los laxantes patentados comenzaron a ocupar los anaqueles de las farmacias, las sales de Epsom eran un remedio popular para regular las evacuaciones.

Las sales de Epsom, el ingrediente activo de la leche de magnesia, son un laxante salino: el magnesio lleva líquidos de la sangre hacia el intestino, lo que hace más blandas las heces, y desencadena contracciones intestinales que estimulan las evacuaciones.

A continuación se presentan más remedios que se pueden elaborar con las sales de Epsom o sulfato de magnesio

 

Remedios populares

Remedio con sales de Epsom para los puntos negros: Mezclar 1 cucharadita de sal de Epsom y unas gotas de yodo en un poco de agua caliente. Tan pronto se enfríe, aplicar ésta en el área afectada mediante un bastón de algodón, Dejar secar y limpiar con un paño de algodón.

Remedio con sales de Epsom para los granos y las espinillas de la espalda: Verter, en el agua caliente de la bañera, un puñado de sal de Epsom. Luego Introducirse en la bañera (que cubra la espalda) y permanecer por 15 minutos. Realizar este remedio tres veces por semana para secar los granos de la espalda.

Remedio con sales de Epsom para la gota: Verter en el agua tibia de una bañera 2 tazas de sal de Epsom e introducirse por 20 minutos. Realizar este remedio dos veces por semana para aliviar el dolor

Remedio con sales de Epsom para la fascitis plantar: Verter en un recipiente que contenga 2 litros de agua tibia 3 cucharadas de sal de Epsom y luego remojar los pies durante 15 minutos. Efectuar este remedio dos veces al día.

Remedio con sales de Epsom para torceduras o esguinces: Verter 1 taza de sal de Epsom en el agua caliente de la bañera y disolver con la mano. Permanecer por 30 minutos. Efectuar este remedio 2 veces al día durante cinco días Éste remedio es un calmante natural del dolor

Remedio con sales de Epsom para el dolor de pies: Verter 3 cucharadas de sal de Epsom en un recipiente que contenga agua tibia. Introducir los pies durante 15 minutos. Luego, secar los pies y aplicar crema hidratante.

Remedio con sales de Epsom para la catarata: Disolver en taza de agua tibia 1 cucharadita de Sal de Epsom y usar para el lavado ocular.

Remedio con sales de Epsom para desintoxicar el organismo: Mezclar 1 cucharada de aceite de oliva, el jugo de 1 toronja, y 1 cucharadita de sal epsom y beber a diario por siete días, descansar la siguiente semana e iniciar otra semana. Realizar este remedio por un mes

Remedio con sales de Epsom para aflorar una astilla a la superficie de la piel Mezclar 1 cucharadita de sales de Epsom con agua hasta formar una pasta y aplicar en la zona donde se encuentra la astilla. Dejar puesta por 10 minutos. Este remedio suaviza la piel para facilitar la extracción de la astilla

 

Remedio con sales de Epsom para limpiar la piel a profundidad Verter a 1(2 vaso de agua tibia 1 cucharadita de sales de Epsom a y frotar la piel, mediante suaves masajes circulares. Este remedio limpia los poros abiertos y refresca la piel.

Remedio con sales de Epsom para las hemorroides Verter un puñado a su baño o bidé y sumergir el área adolorida. Este remedio ayuda a disminuir la inflamación de los tejidos de las hemorroides.

Remedio con sales de Epsom para suavizar los pies Mezclar 1 taza de sal del Mar Muerto, 2 tazas de sales de Epsom, 1 cucharada de aceite de olivo, 2 cucharadas de avena, 1/2 cucharadita de aceite de menta y suficiente agua, de tibia a caliente, para llenar una palangana. Remojar los pies por 15 minutos y luego utilizar una piedra pómez para alisar todas las áreas ásperas de la piel. Enjuagar los pies en agua fría y secar de forma cuidadosa. Frotar los pies con vaselina y colocar un par de calcetines hasta el día siguiente.

Remedio con sales de Epsom para eliminar la papada: Mezclar 1 clara de huevo, 2 cucharadas de sal de Epsom y 1/2 cucharada de vinagre hasta lograr una pasta (si requiere mayor consistencia aplicar más sal de Epsom). Aplicar mediante una bolita de algodón del cuello hacia la barbilla.  Realizarlo de forma suave.

Remedio con sales de Epsom para la infección del lóbulo de la oreja Verter 1 cucharadita de sal de Epsom a 1 taza de agua tibia, empapar un bastón de algodón y limpiar con suavidad la zona infectada varias veces al día.

Remedio relajante muscular con Sales de Epsom: Añadir en el agua caliente de la tina de la bañera 1 cucharada de sal de Epson y permanecer en el agua durante 15 minutos o hasta que se enfríe el agua. Este remedio ayuda a combatir la rigidez muscular y es considerado un relajante muscular natural.

 

Recomendaciones

No tomar en forma abundante, ya que puede causar, en algunas personas diarrea.

 

Conozca también

Remedios naturales para combatir las arrugas

Envejecimiento de la piel ¿Cómo retrasarlo?

Las algas para la salud y la belleza

La onagra: Una fuente de salud y juventud

12 ideas para retrasar el envejecimiento y mantener la salud

cosmetologia natural


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*