Conoce

Remedios con sésamo (ajonjolí) y su aceite para la piel y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El sésamo, llamado también ajonjolí, es una planta anual, perteneciente a la familia de las sesamáceas que puede llegar a medir 1 metro de altura.

Su tallo es recto, con hojas pecioladas y aserradas, casi triangulares. En cuanto a sus flores, éstas son corola campanuda de color blanco o rosácea.

El fruto del sésamo, elíptico, tiene cuatro cavidades y numerosas semillas amarillas oleaginosas y comestibles de las que se extrae un aceite inodoro muy apreciado.

El sésamo fue uno de los primeros cultivos de los que se obtenía aceite. Precisamente, el nombre hindú del aceite deriva de la palabra “sésamo”.

En la cocina es muy popular en países como India, Corea del Sur y China y también, en el mundo de la belleza natural, ya que nutre la piel excepcionalmente, tanto por dentro como por fuera.

 

Propiedades curativas

El sésamo es muy rico en ácidos grasos, sobre todo poliinsaturados (omega-6) y monoinsaturados (omega-9). Contiene gran cantidad de vitamina E, vitamina K y ácido fólico y destaca por su contenido en minerales como calcio, magnesio, potasio y hierro.

Como se ha mencionado, el aceite de sésamo es muy empleado, como ingrediente, en recetas de cosmética natural, debido a que revitaliza la piel.  Se aplica en los tratamientos contra la flacidez y, además, es muy útil en forma de mascarilla para el cabello cuando hay mucha sequedad o costras en el cuero cabelludo.

Últimamente se está valorando mucho su eficacia como filtro solar ante las radiaciones UVB. Si, además, añadimos que favorece el bronceado natural, ya tenemos la clave de su éxito cuando llega el verano.

 

Remedios populares

Remedio con sésamo o ajonjolí para relajar los músculos #1: Calentar 20 g de aceite de sésamo en un pequeño bol y agregar, luego, 10 gotas de aceite esencial de coriandro, 6 gotas de aceite esencial de sándalo, 6 gotas de aceite esencial de tomillo y 6 gotas de aceite esencial de naranja.  Aplicar, mediante suaves masajes, este aceite en los músculos contraídos.

Remedio con sésamo o ajonjolí para dolores musculares: Calentar 20 g de aceite de sésamo en un bol y luego adiconar  20 gotas de aceite esencial de pomelo, 6 gotas de aceite esencial de sándalo, 6 gotas de aceite esencial de vetiver y 6 gotas de aceite esencial de petitgrain.Aplicar, mediante masajes circulares suaves, sobre los musculos afectados

Remedio energético con sésamo o ajonjolí:  Calentar 20 g de aceite de sésamo, 10 gotas de aceite esencial de nuez moscada, 5 gotas de aceite esencial de cardamomo, 5 gotas de aceite esencial de incienso, 5 gotas de aceite esencial de laurel y 5 gotas de aceite esencial de pachuli Realizar un masaje con esta preparación para que los músculos entren en calor antes de realizar ejercicios.

Remedio con sésamo o ajonjolí para piel normal y mixta: Mezclar 40 g de aceite de sésamo, 7 gotas de aceite esencial de cedro, 7 gotas de aceite esencial de sándalo y 7 gotas de aceite esencial de pomelo. Colocar unas gotas en una bolita de algodón y realizar un breve masaje por el rostro para una hidratación profunda.   Es importante observar que este remedio no deja grasienta la piel.

Remedio con sésamo o ajonjolí para la celulitis: Mezclar 150 g de aceite de sésamo 35 gotas de cada uno de estos aceites esenciales: limón, ciprés, romero, hinojo, menta, pomelo y cedro y aplicar sobre la zona a tratar una vez al día. Masajear hasta su total absorción.

El masaje debe ser enérgico y circular. Si se tiene algún aparato, de los muchos que se venden en el mercado, para remover los cúmulos de grasa, se puede utilizar junto con el aceite, ya que intensificará su efecto.

Remedio con sésamo o ajonjolí para acondicionar el cabello: Aplicar a las puntas unas gotas de aceite de sésamo después del lavado del cabello para devolver su brillo. Se logra mejores resultados si se aplica el aceite antes de secar el cabello (sobre todo si lo hace con secador).

Remedio con sésamo o ajonjolí para la caspa #1: Mezclar 10 g de aceite de sésamo, 10 gotas de aceite esencial de árbol de té y 10 gotas de aceite esencial de romero.  Aplicar sobre el cuero cabelludo,  Para ello, empapar un algodón e impregnar la zona a tratar. Cubrir el cabello con un pañuelo. Dejar actuar toda la noche y lavar por la mañana.

Remedio con sésamo o ajonjolí para la caspa #2: Masajear el cuero cabelludo con dos cucharadas de aceite de sésamo puro sin tostar previamente templado. Luego, lavar el cabello con un champú suave y aclarar para eliminar la preparación. Efectuar este remedio por lo menos tres veces a la semana.

Remedio con sésamo o ajonjoli para las estrías: Colocar 1 cucharadita de aceite de sésamo sobre las estrías después del baño y realizar masajes circulares.

Remedio con sésamo o ajonjolí contra la impotencia:  Consumir avena mezclado con semillas de sésamo molido y yogur.

Remedio con sésamo o ajonjolí para estimular la memoria Consumir una cucharada de semillas de sésamo a diario para mejorar el riego cerebral lo que contribuye a mejorar la memoria.l

Remedio con sésamo o ajonjolí contra la ciatica: Mezclar jengibre molido y aceite de sésamo y masajear el área afectada con ciatica varias veces al día.

Remedio con sésamo o ajonjolí para el dolor de muela: Hervir en una taza de agua 2 cucharadas de semillas de sésamo  hasta que sólo quede la mitad del líquido.   Empapar una bolita de algodón y aplicar sobre la muela .

Remedio con sésamo o ajonjolí para la arteriosclerosis  Poner en 1 vaso de agua 2 cucharadas de semillas de sésamo. Luego, agregar 1 cucharadita de miel y mezclar todos los ingredientes en la licuadora por unos segundos.  Beber un vaso diario.

Remedio con sésamo o ajonjolí  para dispareunia o relaciones sexuales dolorosas: Humedecer una bolita de algodón con el aceite de sésamo  y luego aplicar en el área vaginal mediante un ligero masaje.

Quizá te interese conocer 5 semillas para cuidar la salud

Remedio con sésamo o ajonjolí para hacer crecer cejas: Hacer una mezcla de romero (1/2 de cucharadita), jugo de limón (1 cucharada) y aceite de sésamo (4 cucharadita).  Empapar una bolita de algodón con esta mezcla, aplicar sobre las cejas y dejar que se seque por completo. Usar este remedio dos veces al día.

 

Receta saludable con sésamo o ajonjoli

Pollo salteado con piña y sésamo
Ingredientes
4 pechugas de pollo
500 g de piña
1 cebolla morada
Aceite de oliva
1 cucharadita de semillas de sésamo
Sal y pimienta
Vinagre
1 limón
Comino
1 Hinojo

Preparación

Corta las pechuga de pollo en tiras. Marínalas 2 horas en aceite de oliva, el zumo del limón, un poco de vinagre, el comino y el hinojo.

Pela la cebolla y córtala en juliana. Pela también la piña, retira la parte leñosa que tiene en el centro y córtala en trozos ni muy grandes ni muy pequeños.

Sofríe la cebolla Incorpora las tiras de pollo y saltea 5 minutos. Agrega la pina y saltea 2 minutos más. Añade las semillas de sésamo y salpimienta. Remueve para que se mezclen bien todos los ingredientes. Saltea 1 minuto más y sirve al momento.

 

Dato curioso

Si en invierno masajeamos los pies fríos con un poco de aceite de sésamo, los mantendremos calientes casi todo el día.

 

Conozca también

Cómo cultivar plantas medicinales en su hogar?

Los tés e infusiones en los remedios caseros

¿Cómo desintoxicar el organismo?

¿Cómo añadir más fibra a nuestra alimentación diaria?

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Plantas medicinales y remedios con frutas

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*