Conoce

Remedios para trastorno del aprendizaje

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Los trastornos del aprendizaje son dificultades académicas experimentadas por niños y adultos con inteligencia normal o por encima de la media.

Las personas con trastornos del aprendizaje tienen dificultades para leer, escribir, resolver problemas matemáticos o una combinación de las tres. Estas dificultades interfieren de forma importante con el rendimiento académico o la vida diaria.

Los trastornos del aprendizaje afectan posiblemente a un 5% de los niños en edad escolar, que tienen alteraciones específicas en la adquisición, retención o procesamiento de la información.

Las pruebas estandarizadas les colocan por debajo de su coeficiente de inteligencia en su área de dificultad. Los tres tipos principales de trastornos del aprendizaje son trastornos en la lectura, trastornos en las matemáticas y trastornos en la expresión escrita.

Trastornos en la lectura Los trastornos en la lectura son el tipo más común de trastorno del aprendizaje. Los niños tienen dificultad para reconocer e interpretar las letras y las palabras (dislexia). No son capaces de reconocer ni codificar los sonidos y las sílabas (estructura fonética) que hay detrás de las palabras escritas y del lenguaje en general. Este trastorno disminuye la exactitud y la comprensión en la lectura.

Trastornos en las matemáticas Los niños con trastornos en las matemáticas (discalculia) tienen problemas para reconocer y contar los números correctamente, así como dificultad para utilizar los números en la vida diaria. Los trastornos en las matemáticas se diagnostican generalmente durante los primeros años en la escuela elemental, cuando empieza la enseñanza formal de los números y los conceptos básicos matemáticos. Los niños con estos trastornos suelen tener a la vez trastornos de lectura, trastornos de la expresión escrita o ambos.

Trastornos en la expresión escrita Los trastornos en la expresión escrita suelen combinarse con trastornos en la lectura, en las matemáticas o ambos. Se caracterizan por dificultad en las composiciones escritas (disgrafia). Los niños con este tipo de problema del aprendizaje tienen dificultades para pronunciar las palabras, puntuar los textos y organizar sus pensamientos a la hora de escribir.

Se cree que los trastornos del aprendizaje están causados por anomalías neurológicas que desencadenan alteraciones en regiones del cerebro que controlan el procesamiento visual y del lenguaje,  como la atención y la planificación.  Estos signos pueden asociarse genéticamente. Los niños de familias con una historia de trastornos del aprendizaje tienen más posibilidades de presentios también. Las dificultades de aprendizaje pueden derivarse de problemas médicos, com una lesión cerebral traumática o infecciones cerezales, como encefalitis o meningitis.

El sistema que define el trastorno del aprendizaje es el rendimiento académico, que está marcadamente por debajo de la edad del niño, sus capacidades y su coeficiente de inteligencia medio. Los niños con un trastornos de lectura confunden o intercambian palabras o letras y omiten o añaden sílabas a las palabras.

El trabajo escrito de los niños con trastornos en la expresión escrita está lleno de errores gramaticales, de pronunciación, de puntuación y de organización. Su escritura manual suele ser extremadamente deficiente. Los niños con trastornos en las matemáticas suelen ser incapaces de contar de una manera correcta, nombrar los números y comprender los conceptos numéricos.

Diagnóstico Hay que descartar problemas de visión o audición, trastornos mentales (depresión, trastorno de hiperactividad y déficit de atención), retraso mental, deficiencias culturales y del lenguaje y enseñanza inadecuada, porque se pueden confundir con trastornos del aprendizaje o complicar el diagnóstico.

Hay que realizar una historia médica completa, psicológica y educativa para establecer un diagnóstico claro y correcto. Cuando se piensa que un niño tiene un trastorno del aprendizaje, debe sometérsele a una exploración médica completa para descartar una causa orgánica. Si no se encuentra, es necesaria una evaluación psicoeducativa por parte de un psicólogo, psiquiatra, neurólogo, neuropsicólogo o especialista en el aprendizaje.

Se obtiene una historia completa, médica, familiar, social y educativa a partir de los registros existentes médicos o escolares o a partir de entrevistas con el niño, sus padres y maestros. Existe una serie de pruebas escritas y verbales aplicables al niño para evaluar su funcionamiento cognitivo e intelectual.

 

Remedios populares

Remedio para el trastorno del aprendizaje #1:  Dar, a diario, al niño 1 cucharada de aceite de pescado o incluirlo en ensaladas.

Remedio para el trastorno del aprendizaje #2: Suministrar, todos los días, al niño 1 cucharada de aceite de semilla de lino.  Si no desea tomar el remedio anterior debido a su fuerte sabor.

Quizás le interesa saber recetas de Zumos y licuados para la memoria y la concentración

Remedio para el trastorno del aprendizaje #3: Brindar al niño una cápsula de aceite de onagra a diario, en caso, que no guste o rehuse los remedios anteriores.

Remedio para el trastorno del aprendizaje #4: Dar al niño una dieta rica en ácido grasos omega-3.

Remedio para el trastorno del aprendizaje #5:  Efectuar una infusión de 1 cucharada de hojas de  gingko biloba en una taza de agua por 5 minutos. Sólo suministrar este remedio en niños mayores de 12 años.

 

Recomendaciones

Hay que eliminar los aditivos alimentarios, como colorantes y conservantes, además de disminuir el consumo por parte del niño de azúcares refinados.

La meditación también es beneficiosa, pues ayuda a calmar la mente y a concentrarse en la tarea que se está llevando a cabo.

Cuando se ha diagnosticado un trastorno del aprendizaje, hay que poner en marcha un plan de educación individual para el niño. Este plan, que se basa en los hallazgos de las pruebas psico-educativas, proporciona una herramienta anual para evaluar al niño.

Quizás le interese concer sobre el síndrome de Down y sus terapias alternativas  y remedios

Los estudiantes con trastornos del aprendizaje necesitan a veces una educación especial dentro de una clase de educación general regular, o pueden necesitar un centro de aprendizaje y de educación especial durante una parte del día.

Las estrategias habituales para el tratamiento de los trastornos de la lectura se centran primero en mejorar el reconocimiento del niño de los sonidos, las letras y el lenguaje a través del entrenamiento fonético. Posteriormente, se ponen en marcha estrategias sobre la comprensión, retención y habilidades de estudio.

Los niños con habilidades de la expresión escrita suelen necesitar la revisión de periódicos y escribir en un teclado de ordenador en lugar de con un lápiz. La instrucción para los estudiantes con problemas con las matemáticas hace hincapié en el empleo de las matemáticas en el mundo real.

 

Conozca también

Remedios para autismo

El trastorno por estrés postraumático y sus remedios

Remedios para la tartamudez

Remedios para la ansiedad infantil

Remedios para el nerviosismo

bannerhijosconsalud2


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

2 comentarios en Remedios para trastorno del aprendizaje

  1. Que puedo tomar para la fibromialgia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*