Conoce

Cómo preparar vinagres medicinales

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


En la Antigüedad se aprendió pronto a combinar el vinagre con plantas beneficiosas para lograr el máximo valor medicinal.

Los vinagres de hierbas se vienen usando desde hace miles de años, sin embargo, es ahora cuando la comunidad científica empieza a comprender las virtudes de las hierbas curativas.

Para elaborarlos basta tomar unos 200 g de la hierba en cuestión por cada litro de vinagre de sidra y dejar macerar como mínimo un mes.

A continuación indicamos algunos vinagres de hierbas considerados saludables y antisépticos:

 

Plantas usadas para la elaboración de vinagres medicinales

– El diente de león añade su suave naturaleza laxante a las cualidades antisépticas inherentes al vinagre. Posee también un efecto antiinflamatorio sobre los intestinos. Se trata de un remedio antiguo para dolencias del páncreas y del hígado, que mitiga la ictericia y la cirrosis. Es también diurético y, como tal, se lo considera útil para bajar la presión arterial. (El diente de león es rico en potasio, por lo que es mejor que otros diuréticos que eliminan este elemento del organismo).

– La mirra posee, según la tradición, un especial valor para conservar una boca sana. Enjuagúese la boca con este vinagre para acelerar la curación de las llagas o aftas bucales y calmar las encías rojas e inflamadas. También perfuma el aliento combatiendo así la halitosis. Los antiguos lo usaban como remedio para tratar la congestión pectoral.

– El vinagre de salvia no sólo aporta un delicado sabor a algunos alimentos, sino que también los hace más tiernos. Si se agrega a sopas y aliños, actúa como tranquilizante para los nervios alterados. Es excelente como remedio en caso de diabetes, problemas hormonales, agotamiento, depresión, dolor de estómago, sudores abundantes o sofocos en la menopausia.

– Como todas las mentas, la piperita asienta y calma el sistema digestivo. Un par de cucharaditas de vinagre de piperita en un vaso de agua mitigan los calambres de estómago, la diarrea y los gases. Si se añade al remedio una cucharadita de miel, se combate muy bien la indigestión. Mezcle este vinagre con otros para intensificar su sabor y eficacia.

– El romero, la hierba del recuerdo, combina bien con los saludables aminoácidos del vinagre de sidra para tratar los problemas de la cabeza. Refuerza las funciones de la mente, especialmente la memoria, alivia las cefaleas por tensión y contribuye a disipar el mareo. También está recomendado contra los problemas hepáticos, el cansancio, la depresión, la retención de líquidos o edemas especialmente en las piernas  y los problemas digestivos.

-El eucaliptol, tan eficaz contra la tos, proviene del eucalipto. Tomar vahos de vinagre de esta hoja aromática ayuda a despejar la cabeza y un sistema respiratorio congestionado.

-El vinagre de ajenjo es bastante amargo. Se emplea principalmente como remedio externo: como disuasorio de pulgas y otros insectos, o aplicado en el vendaje de heridas. Contra los insectos, hay que rociarlo abundantemente en las zonas infectadas de las habitaciones.

-La ruda se solía usar como antídoto de setas y hongos venenosos, así como para las picaduras de serpientes, arañas y avispas. El amargo vinagre de ruda servía antiguamente, rociado por doquier, para librarse de embrujos y prevenir enfermedades contagiosas.

-El espliego forma con el vinagre un compuesto aromático que resulta un útil remedio para combatir la ansiedad. Su misterioso aroma se ha asociado desde tiempo atrás con el alivio del dolor de cabeza y la calma para los nervios en tensión.

– El vinagre de tomillo es muy adecuado para aderezar algunos platos, ya que aromatiza y ablanda los alimentos. Es un buen fungicida si se aplica externamente.

 

– La menta verde es una de las más suaves. Un poco de menta verde en vinagre disuelto en un vaso de agua calma el estómago y el aparato digestivo y alivia las molestias de los gases. También da un toque sabroso al té helado.

– El vinagre de clavo es especialmente eficaz para frenar los vómitos. Su uso se remonta a dos mil años atrás en China, donde se lo consideraba un afrodisíaco.

Quizás te interese saber cómo preparar vinagre de manzana para adelgazar

Cuando los vinagres de hierbas se emplean con fines medicinales, la dosis usual es de una a tres cucharaditas diluidas en un vaso grande de agua. También se pueden utilizar en platos de verduras y en ensaladas. Los vinagres muy fuertes y los muy amargos deben usarse con prudencia y sólo externamente.

 

Recetas para preparar vinagres medicinales

Receta para elaborar el famoso “Vinagre de los cuatro ladrones”

La historia de este vinagre raya la leyenda. Cuentan que en el año 1300, mientras una epidemia de peste diezmaba la población de la región francesa de Marsella, cuatro vivales aprovecharon la ocasión para desvalijar impunemente las casas y tiendas de los pueblos afectados. Estos oportunistas reincidían en sus fechorías, lo cual demostraba que a pesar de frecuentar las casas de los apestados no se contagiaban.

El misterio de su inmunidad despertó la curiosidad de los vecinos durante meses hasta que por fin se desveló su secreto: los ingeniosos ladronzuelos preparaban antes de sus incursiones una mezcla con propiedades milagrosas con la que se enjugaban la boca y se lavaban las manos.

Ésta es la fórmula de este excelente desinfectante:
40 g de ajenjo mayor
40 g de ajenjo menor
40 g de menta piperita
40 g de romero
40 g de ruda
40 g de salvia
40 g de lavanda
30 g de nuez moscada
30 g de ácoro
30 g de canela
30 g de ajo
30 g de clavo
250 g de vinagre de sidra

Preparación
Mezcle todos los ingredientes y déjelos macerar en el vinagre durante al menos diez días (más si puede) y luego filtre.

Aparte, disuelva 10 g de alcanfor en ácido acético cristalizable y añádalo unas horas antes del filtrado.

Conserve el líquido filtrado en botellas herméticamente cerradas.

Propiedades:
Es un excelente antiséptico para el dolor de garganta, la amigdalitis, la gripe, el resfriado, la tos, la peste y cualquier enfermedad contagiosa.

Resulta un efectivo remedio tomado en cualquiera de las siguientes formas: tome una cucharadita (de café) de vinagre en ayunas, haga gargarismos con agua hervida salada y con vinagre, inhálelo, viértalo sobre las brasas o sobre una placa de hierro ardiente para purificar el aire o aplíquelo en forma de compresa humedecida con agua salada caliente sobre los tumores e inflamaciones. También sirve para limpiarse las manos tras haber tocado algo infectado y para higienizar las llagas.

Empleo en forma de gargarismos
1. Ponga a hervir un tazón de agua y añada una cucharada sopera de sal.
2. Retire del fuego, vierta en una taza y añada cinco cucharadas soperas de este vinagre.
3. Masque antes de empezar los gargarismos un poco de raíz de galanga.

Este preparado para gargarismos extrae una extraordinaria cantidad de pituita; si repite el tratamiento durante dos días curará de forma radical la gripe y todas las afecciones catarrales.

Vinagre de diez aromas
Este delicioso vinagre excelente para la salud puede utilizarse para aderezar la ensalada o para tomar diluido en agua.
Ingredientes:
15 gde ajo picado
10 g de cebolla picada
30 gde ajenjo
15 gde romero
15gde ruda
15 gde salvia
15 gde lavanda
8 gde canela
3 gde nuez moscada
1 litro de vinagre de sidra

Preparacón
Deje en infusión todos los ingredientes unas tres semanas.

Filtre y utilice en pequeñas cantidades para aderezar las ensaladas, junto con el vinagre normal.

Vinagre de corteza de saúco
Ingredientes:
200 g de la segunda corteza del saúco
1 litro de vinagre de sidra

Preparación
Mezcle los ingredientes.Deje macerar durante una semana y filtre.

Propiedades:
Tome una cucharadita de este vinagre diluida en un vaso de agua, tres veces al día, en caso de gota, artritis, retención de líquidos o cistitis.

Vinagre de bayas de saúco
Ingredientes:
1 litro de jugo de saúco
1 litro de vinagre de sidra

Preparación
Mézclelo todo. No necesita reposo.

Propiedades:
Tome una cucharada sopera diluida en un vaso de agua, tres veces al día, en caso de neuralgia, ciática, bronquitis o tos persistente.

 

Conozca también

Remedios, recetas de belleza y trucos caseros con vinagre

El vinagre de manzana: Un remedio eficaz para la artritis

Remedio para la descalcificación: El viangre de manzana

Remedios con vinagre de manzana para el cabello

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

1 comentario en Cómo preparar vinagres medicinales

  1. Armando Zaizar // 17 Marzo, 2016 en 5:09 pm // Responder

    Su propuesta es muy pro positiva, ya que los remedios están al alcance de la mano, permiten la re-educación popular y no olvidar este saber milenario, su eficacia a través del tiempo ha persistido y se practica por los resultados que se obtienen de otra manera no se harían.
    Ojalá y su página se nutra con propuestas regionales. Les enviaré los de Colima con plantas medicinales y frutales en conservas. Atentamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*