Conoce

Vitamina k: Para qué sirve y en qué alimentos se encuentra

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Todos necesitamos de las vitaminas y minerales para que nuestro organismo pueda realizar sus funciones de una forma óptima. 

Tal vez una de las vitaminas que menos se menciona, pero no, por ello, menos importante es la K.  En este sentido, muchas personas nos han preguntado por este nutriente, para que sirve y en qué alimentos se encuentra.

Podemos aclarar que la vitamina K es liposoluble y esencial para la síntesis de ciertos factores de la coagulación. Es decir, cuando nos cortamos requerimos que nuestro cuerpo tenga esta vitamina para que el sangrado se detenga. 

La vitamina K se haya en muchos alimentos (que mencionaremos más abajo) y también la sintetizan las bacterias intestinales.

Los primeros indicios de la existencia de la vitamina K se remontan a 1929, cuando Henrik Dam, un investigador en nutrición, observó que ciertas aves de corral presentaban hemorragias y sangrado espontáneo si eran alimentadas con una dieta carencial.

Seis años más tarde, Dam y sus colaboradores identificaron una sustancia, hasta entonces desconocida, que curaba la tendencia a sangrar que presentaban algunos de sus animales de laboratorio. Dam llamó a esa sustancia la vitamina K (por la letra inicial de «Koagulation»).

 

Requerimientos diarios

Los requerimientos diarios de vitamina K son 5 pg para lactantes de menos de 6 meses, 10 ug para lactantes entre 6 meses y 1 año, 15 pg para niños entre 1 y 3 años, 20 pg para niños entre 4 y 6 años y 30 pg para niños entre 7 y 10 años.

Los hombres necesitan 45 pg entre 11 y 14 años, 65 pg entre 15 y 17 años, 70 pg entre 19 y 24 años, y 80 pg a partir de los 24 años.

Las mujeres requieren 45 pg entre 11 y 14 años, 55 pg entre 15 y 18 años, 60 pg entre 19 y 24 años, y 65 pg después de los 24 años y en caso de embarazo o lactancia. Estos valores se basan en la estimación de 1 pg de vitamina K por kilogramo de peso corporal.

 

Beneficios

La vitamina K es imprescindible para la coagulación de la sangre: su presencia es esencial para que el hígado pueda sintetizar varios factores necesarios para cortar las hemorragias: pro-trombina, factor VII, factor X, tromboplastina, etc., de tal forma que si las bacterias intestinales se destruyen por el uso prolongado de antibióticos y por una alimentación escasa, es posible llegar a presentar hemorragias espontáneas por falta de vitamina K.

Esta vitamina (particularmente la forma Kt) se administra de forma rutinaria a los recién nacidos, precisamente para compensar su déficit, consecuencia de tener un intestino demasiado limpio de bacterias. Afortunadamente para ellos, la leche materna tiene suficiente vitamina K; por otra parte, a los pocos días del nacimiento las bacterias intestinales necesarias hacen su aparición y la síntesis de vitamina K comienza rápidamente.

También parece ser efectiva en la prevención de la osteoporosis, aunque los estudios realizados se han hecho en pacientes que la recibían con la dieta y no como suplementos. Las personas que toman warfarina, un antagonista de la vitamina K, pueden consumir la vitamina como antídoto si el nivel sérico de warfarina es demasiado alto, lo que aumenta el riesgo de sufrir una hemorragia.

Las formulaciones tópicas de vitamina K se indican a veces para reducir las arañas vasculares de la cara y las piernas. Estas cremas son muy caras y su eficacia es cuestionable.

 

¿Dónde se encuentra?

Los vegetales de hoja verde son las mejores fuentes alimentarias de vitamina K en la forma Kr Las algas, el hígado de buey, la coliflor, los huevos y las fresas son fuentes ricas. La vitamina K es bastante termoestable, pero la cocción suave mantiene el contenido de otros nutrientes que pueden degradarse con el calor.

Una parte del aporte al organismo se realiza como vitamina sintetizada por las bacterias beneficiosas de los intestinos.

 

Fuentes suplementarias

La vitamina K no suele incluirse en los complejos polivitamínicos, porque su deficiencia es rara. Se dispone de formas para administración oral, tópica e inyectable, normalmente bajo supervisión de un profesional de la salud.

Los suplementos suelen ser en forma de fitonadiona, la forma más efectiva con menor riesgo de toxicidad.

 

Preguntas y respuestas

¿Es conveniente que siga un tratamiento con vitamina K alguien que tiene tendencia a sangrar por la nariz?
Si bien la falta de vitamina K origina hematomas y hemorragias, las alteraciones de la coagulación no siempre son una consecuencia de un déficit de dicha vitamina.

El proceso de la coagulación sanguínea es muy complejo y en él intervienen las plaquetas, que son unos corpúsculos que tenemos en la sangre y que forman una especie de tapón cuando existe una herida o lesión, así como las proteínas que elaboran el coágulo sanguíneo y que constituyen los llamados factores de ia coagulación.

La vitamina K es necesaria para la elaboración de algunos de tales factores, pero no todos la precisan, ni tampoco es necesaria para la formación y el funcionamiento de las plaquetas, y ni siquiera es eficaz para reforzar la resistencia de los vasos sanguíneos.

De ahí que cuando una persona sufre hematomas o hemorragias con cierta frecuencia, deba practicarse un estudio de sus vasos sanguíneos, de sus plaquetas y de sus factores de la coagulación, puesto que la vitamina K sólo resulta efectiva en los casos en que existe un déficit de la misma.

Quizá te interese conocer qué es el glutatión y como beneficia el organismo

Es verdad que la vitamina K no se absorbe si no hay bilis en el intestino?
Y puesto que se trata de una vitamina que se disuelve en las grasas, la ausencia de bilis impide la absorción de éstas y, en consecuencia, también de la vitamina K. Cuando un cálculo se sitúa en el conducto de salida de la vesícula biliar, la bilis no llega al intestino y, por lo tanto, dificulta la absorción de grasas y de la citada vitamina.

Si en estas condiciones se llevase a cabo una intervención quirúrgica, se producirían intensas hemorragias. De ahí que para evitarlas se administre vitamina K a los pacientes que tienen que ser intervenidos de cálculos que obstruyen las vías biliares.

 

Conozca también

Beneficios de las vitaminas en el organismo

Remedios con vitamina E para el cabello, piel y más

Remedios para la falta de vitamina E

Zumos ricos en ácido fólico

Beneficios del licopeno para la próstata, piel y más

Magnesio para adelgazar, insomnio, osteoporosis y más

Síntomas de deficiencia de zinc

bbannersaludnaturalybelleza1


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*