Conoce

Vitaminas y minerales para la inflamación

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


Si usted padece de artritis reumatoidea, las células inmunológicas de su cuerpo que combaten las infecciones deciden que usted es el enemigo.

Atacan sus articulaciones y provocan la inflamación, causando dolor, enrojecimiento, rojez, hinchazón y daño a los tejidos.

La inflamación no siempre se limita a las articulaciones, también pueden verse afectados otros órganos, como la piel, el corazón y los pulmones.

 

Cuáles vitaminas y minerales son las más adecuadas

Cuando usted sufre de inflamación existe una producción de radicales libres, moléculas inestables que están provocando lo que se conoce como daño por oxidación. Esto a su vez puede dañar a las células adyacentes.

Algunos nutrientes antioxidantes que pueden resultar útiles para detener los radicales libres y para evitar el daño celular incluyen las vitaminas E y C, el betacaroteno y los minerales selenio y el zinc.

Varios estudios han demostrado que el riesgo de padecer artritis reumatoidea es mayor entre aquellas personas que tienen menores niveles de estos nutrientes en la sangre.

Otros estudios sugieren que, independientemente de que estas personas presenten deficiencias o no, estos nutrientes pueden ayudar a reducir los síntomas de la artritis.

En un estudio realizado en Bélgica, 15 mujeres con artritis reumatoidea que tomaron 160 microgramos de selenio o 200 microgramos de levadura enriquecida con selenio diariamente durante cuatro meses, mostraron una mejora importante en el movimiento y fuerza de sus articulaciones.

Otros estudio mostró que aquellas personas con artritis reumatoidea que tomaron 600 unidades internacionales (IU por sus siglas en inglés) de vitamina E dos veces al día presentaron una reducción importante del dolor en comparación con quienes tomaron pildoras sin vitamina E (placebos).

Los investigadores de la Universidad de Washington en Seattle encontraron que las personas afectadas por artritis reumatoidea que tomaron 50 miligramos de zinc tres veces al día tuvieron una mejora significativa de la inflamación de las articulaciones y el entumecimiento matutino con la ayuda de suplementos.

Al tomar zinc también tardaron menos tiempo en recorrer ciertas distancias al caminar que cuando no lo tomaban.

El zinc ayuda a su cuerpo a fabricar una importante enzima para combatir la inflamación, la cual se llama superóxido dismutasa. Sin embargo, se advierte que esto no significa que usted deba tomar las cantidades de zinc que se usaron en el estudio. No deberá tomarse esta cantidad de zinc sin supervisión médica.

Se recomienda una combinación diaria de nutrientes antioxidantes, incluyendo entre 1,000 y 3,000 miligramos de vitamina C en dosis divididas, entre 400 y 1,000 IU de vitamina E, entre 200 y 400 microgramos de selenio, y entre 15 y 30 miligramos de picolinato o citrato de cinc (zinc picolinate o zinc citrate).

Usted también puede tomar entre 1 y 2 miligramos diarios de cobre y de 5 a 15 miligramos de manganeso. Ambos minerales ayudan a su cuerpo a fabricar sus propios antioxidantes.

 

Sin embargo, debe tener cuidado de no tomar dosis más elevadas de estos minerales, ya que pueden resultar tóxicos si se ingieren en grandes cantidades.

Un buen suplemento multivitamínico/mineral cubrirá gran parte de estas bases alimenticias. Para incrementar al máximo la absorción de un suplemento multivitamínico, se sugiere tomarlo en cápsulas junto con los alimentos.

 

Conozca también

Vitaminas y minerales para combatir el asma

Alimentos contra el asma

Dieta para la artritis

Alimentos que aumentan el glutatión

bblognuestros-remedios-na


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*