Conoce

Remedios con wasabi para sinusitis, gripe, cáncer y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


La planta del wasabi, también conocido como rábano picante japonés, pertenece a la familia botánica de las cruciferas, que incluye verduras como el repollo, el brócoli, las coles de Bruselas y la col rizada

Ésta crece de forma natural junto a los riachuelos en zonas de montaña japonesas con temperaturas que suelen rondar los 13 °C (55 °F).

La creciente popularidad de la cocina japonesa durante los últimos veinte años ha aumentado el interés por su cultivo y en la actualidad también se produce en Corea, Nueva Zelanda, Taiwán, China y Oregón.

Dada la dificultad de su cultivo y el tiempo que requiere para su maduración, esta especia resulta costosa en comparación con el rábano picante, un primo más fácil de obtener.

El wasabi es utilizado en el mundo gastronómico como un condimento cuyo sabor es sumamente picante.

A continación se presentan las principales propiedades del wasabi para aliviar diferentes trastornos y dolencias.

 

Propiedades curativas

Estas verduras están repletas de isotiocianatos (ITC), unos compuestos anticancerígenos, según demuestran las investigaciones. Los ITC exclusivos del wasabi son responsables de su característico picor que descongestiona las fosas nasales, y también podrían ser capaces de protegerte frente el cáncer.

Diversos estudios preclínicos, in vitro y en animales muestran que el wasabi podría resultar tan efectivo frente al cáncer como el brócoli y otros miembros de la familia de las cruciferas.

Cáncer de mama. Unos investigadores japoneses descubrieron que uno de los ITC presentes en el wasabi podía detener el crecimiento de las células de cáncer de mama in vitro e incluso destruirlas. Como conclusión, los científicos señalaron que el ITC en cuestión «es un nuevo posible candidato para el control de las células cancerosas». Los resultados fueron publicados en la revista Cáncer Detection and Prevention.

Metástasis. La metástasis es el desplazamiento de las células cancerosas desde el tumor inicial hacia otras zonas del organismo. Pues bien, unos científicos japoneses que inyectaron células de cáncer de piel en los pulmones de animales de laboratorio observaron que un tratamiento previo con uno de los ITC del wasabi interrumpía la multiplicación de estas células en un 82 por ciento. «Parece que el wasabi no solo inhibe la proliferación tumoral, sino también la metástasis del cáncer», escribieron los investigadores en la revista Cáncer Detection and Prevention. Y concluyeron afirmando que «el wasabi es aparentemente un candidato dietético útil para controlar la progresión tumoral».

Cáncer de estómago. En otro estudio japonés, los investigadores indujeron cáncer de estómago en animales experimentales y los dividieron en dos grupos, uno de los cuales recibió wasabi. Pues bien, el grupo que no tomó wasabi desarrolló un número de tumores cuatro veces mayor que el grupo tratado con wasabi. El cáncer de estómago «fue inhibido mediante la administración de wasabi», escribieron los investigadores en la revista Nutrition and Cáncer.

Cáncer de colon. Un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Michigan halló en una investigación in vitro que diversos componentes del wasabi inhibían el crecimiento de las células de cáncer de colon hasta un 68 por ciento; las de cáncer de pulmón, hasta un 71 por ciento, y las de cáncer de estómago, hasta un 44 por ciento.

Leucemia. Unos investigadores japoneses observaron que el wasabi podía detener la proliferación de las células de leucemia y señalaron como conclusión que la especia es «potencialmente útil como un agente natural anticancerígeno».

Hay muchas otras maneras en las que esta especia japonesa puede proteger tu salud:

 

Intoxicación alimentaria. Diversos estudios han demostrado que el wasabi constituye una protección natural frente a la E. coli y el Staphylococcus aureus, bacterias responsables de intoxicaciones alimentarias (de hecho, el wasabi fue introducido en la cocina japonesa para disminuir el riesgo de intoxicación por ingesta de pescado crudo).

Ulceras. La bacteria Helicobacter pylori es la responsable de la mayor parte de las úlceras estomacales y una infección persistente de esta bacteria incrementa el riesgo de cáncer de estómago. Pues bien, diversos estudios han puesto en evidencia que los ITC y otros compuestos del wasabi son capaces de destruir esta bacteria.

Colesterol alto. Unos investigadores australianos descubrieron en un experimento en animales que el wasabi podía disminuir el colesterol LDL «malo» e incrementar el colesterol HDL «bueno».

Caries. Unos científicos japoneses observaron que los ITC del wasabi inhibían la proliferación de las bacterias responsables de la caries dental.

Coágulos sanguíneos. Un grupo de investigadores aisló un ITC del wasabi que se mostraba diez veces más potente que la aspirina en la prevención de los coágulos sanguíneos, los cuales pueden llegar a obstruir las arterias y producir un infarto o un derrame cerebral.

Osteoporosis. Se ha observado que algunos compuestos del wasabi pueden incrementar la densidad ósea.

Eccema (dermatitis atópica). Un extracto de wasabi consiguió disminuir la conducta de rascado en animales criados para desarrollar síntomas relacionados con esta enfermedad. Además, también decrecieron los componentes inmunes que generan la picazón y la inflamación. Los resultados fueron publicados en la revista Journal of Nutritional Science and Vitaminology.

 

Remedios populares

Remedio con wasabi para la sinusitis Mezclar 1 cucharadita de wasabi con 1 cucharada de agua hasta formar una pasta y colocar en los senos paranasales.  Su olor ayudará a destapar la nariz en caso de sinusitis o gripe.

Remedio con wasabi para la gripe Mezclar 1 cucharadita de wasabi, 1 cucharadita raiz de jengibre en polvo y un poco de agua hasta lograr una pasta y consumir 1/2 cucharadita.  Este remedio ayuda a despejar las vías respiratorias superiores.

Remedio con wasabi para prevenir el cáncer: Mezclar 1 cucharada de wasabi con agua hasta formar una pasta que se añadirá a las ensaladas. Consumir 3 veces por semana.

Remedio con wasabi para combatir el sarro o placa bacteriana Verter en 1/2 vaso de agua 1 cucharadita de wasabi en polvo y un chorrito de jugo de limón.  Mezclar y hacer gárgaras después de la comida.

Remedio preventivo para los coágulos de sangre:  Consumir, a diario, 1/2 cucharadita de wasabi en alguna comida del día.

 

Recomendaciones

El «wasabi» se comercializa en forma de pasta envasada en tubos, o bien en polvo, que suele venir en pequeñas latas. De todos modos, la pasta de wasabi suele tratarse de rábano picante, de modo que si deseas conseguir la verdadera especia habrás de comprarla en polvo.

El único modo de saber lo que estás comprando es leer las etiquetas. El wasabi en polvo japonés puede encontrarse en los comercios asiáticos y en la sección de productos orientales de algunos supermercados.

No obstante, una etiqueta japonesa tampoco garantiza que el producto sea realmente wasabi. Conviene saber que el genuino wasabi no contiene mostaza ni rábano picante ni colorantes añadidos, sino tan solo wasabi.

 

Conozca también

Remedios con pimienta de Jamaica

Remedios con pimienta de cayena

Remedios para la sinusitis

Inhalaciones para descongestionar la nariz, bronquitis y más

bblognuestros-remedios-na

 


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*