Conoce

Zumos para la circulación de las piernas y brazos

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


La circulación sanguínea es el conjunto de procesos por los cuales la sangre fluye constantemente en el interior del organismo, llevando a todas las células del cuerpo el oxígeno y las sustancias nutritivas que precisan, y recibiendo, a su vez, los productos de desecho de los tejidos, para conducirlos a los órganos encargados de su eliminación.

La sangre circula por el interior de unos conductos, llamados vasos sanguíneos, que comprenden las arterias, las venas y los capilares.

El órgano central del sistema circulatorio es el corazón, cuyos movimientos rítmicos -pulsaciones o latidos- impulsan y mueven constantemente la sangre.

Los vasos sanguíneos forman, desde el corazón, dos circuitos independientes: la circulación mayor y la circulación menor o pulmonar. En la primera, la sangre impulsada por el ventrículo izquierdo penetra en la arteria aorta, desde donde se distribuye a todo el cuerpo.

Las sucesivas ramificaciones de las arterias dan lugar a unos vasos minúsculos -los capilares-, a través de los cuales se realiza el intercambio entre la sangre y los tejidos. Los capilares confluyen nuevamente en multitud de vasos, que aumentan progresivamente de diámetro hasta dar lugar a diversas venas que, a su vez, desembocan en las dos grandes venas del organismo: la vena cava su-perior, que recoge la sangre venosa procedente de la cabeza, el cuello y las extremidades superiores, y la vena cava inferior, en la que confluyen las venas del resto del organismo.

Estos dos grandes vasos devuelven la sangre a la aurícula derecha. Al pasar por el intestino, la sangre absorbe las sustancias nutritivas (hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, etc.), y en el hígado y el riñon cede los productos de desecho para su posterior depuración.

La circulación menor o pulmonar se inicia en la arteria pulmonar, que recoge la sangre venosa Impulsada por el ventrículo derecho y se divide en dos ramas, derecha e izquierda. Ambas se internan en el pulmón correspondiente, donde, a través de los capilares, la sangre cede dióxido de carbono y capta el oxígeno procedente de la respiración.

Una vez purificada y oxigenada, la sangre confluye en cuatro venas pulmonares, que se introducen en la aurícula izquierda. De allí pasa al ventrículo izquierdo y, de éste, a la arteria aorta, para iniciar de nuevo la circulación mayor.

Existen alimentos que ayudan a activar la circulación especialmente el de las piernas.

 

Alimentos para activar la circulación (piernas y brazos)

Existen muchos alimentos que ayudan a mejorar la circulación sanguínea especialmente en las piernas (ya que muchas personas sufren de várices que se originan por una mala circulación venosa) y de los brazos (en algunas ocasiones las personas sufren de calambres y adormecimiento causados también por mala circulación).

Vitamina B3 De acción vasodilatadora, también actúa en la reducción del colesterol y los triglicéridos. Se encuentra en leguminosas, nueces, productos lácteos, huevos, vegetales de hojas verdes, tomates, zanahorias, brócoli, papas, hígado, pescado, carnes.

Vitamina C Es un excelente antioxidante, benéfico para la neutralización de los radicales libres. Es vital para mantener la resistencia de colágeno, una proteína esencial para el crecimiento y la reparación de las células de los vasos sanguíneos. La falta de vitamina C provoca la rotura de venas pequeñas, que puede agravar el problema de las várices. Es una vitamina hidrosoluble, por lo que sale del cuerpo rápidamente; su ingesta debe ser continua para su mejor aprovechamiento. Se encuentra en muchas frutas y verduras, en particular en cítricos, fresas, kiwis, guayabas, grosellas, naranjas, tomates y pimientos rojos.

Vitamina E Es liposoluble; como se almacena en el tejido adiposo, no se elimina del cuerpo con facilidad. Los alimentos procesados pierden esta vitamina esencial, componente básico de una buena nutrición. La vitamina E posee propiedades antioxidantes, lo cual significa que ayuda a evitar la oxidación producida por los radicales libres, manteniendo la integridad de la membrana celular.

Protege también contra la destrucción de la vitamina A, el selenio, los aminoácidos sulfurados y la vitamina C Alivia la fatiga, previene y disuelve los coágulos sanguíneos y retarda el envejecimiento celular, por lo que mantiene joven el cuerpo y ayuda a prevenir los calambres en las piernas. Es esencial en la formación de fibras colágenas y elásticas del tejido conjuntivo. Se encuentra principalmente en aceites vegetales sin calentar, frutos secos, aguacate, germen de trigo. También en ciruela, espinaca, espárragos, manzana, moras, plátano, tomate, zanahoria.

 

 

Zumos para la circulación de las piernas

Zumo para la circulación de las piernas y brazos #1
Ingredientes:
1 zanahoria
1/2 limón
1 mandarina

Preparación:
Extraer el jugo del medio limón y la mandarina y luego verter en la licuadora junto con la zanahoria picada. Licuar por unos instantes. Beber un vaso de este jugo todos los días.

Zumo para la circulación de las piernas y brazos #2
Ingredientes
1 limón
1 naranja
1 rebanada de piña

Preparación
Extraer el jugo del limón y la naranja y verter en la licuadora junto con la rebanada de piña. Licuar por unos instantes. Tomar al instante. Beber un vaso diario por la mañana.

Zumo para la circulación de las piernas y brazos #3
Ingredientes:
5 guayabas
1 naranja
1 limón
Unas gotas de miel

Preparación
Extraer el jugo de la naranja y del limón y colocar en la licuadora. Luego cortar en cuadritos las guaybas y verter junto con los otros ingredientes. Licuar bien hasta lograr una mezcla homogénea. Colar y servir en vaso. Añadir, por ultimo, gotas de miel.

Zumo para la circulación de las piernas y brazos #4
Ingredientes:
2 ramas de apio
4 zanahorias
2 cabecitas de endibias
1 tomate

Preparación
Lavar y desinfectar perfectamente bien los ingredientes por el extractor de jugos, revolver y tomar de inmediato. Puede tomarse de tres o cuatro veces por semana.

Zumo para la circulación de las piernas y brazos #5
Ingredientes
4 Zanahorias
1 Pieza chica de betabel
1 Taza de berros
1 rebanada de cebolla morada
1 Diente de ajo

Preparación:
Lavar y picar las zanahorias, betabel y berro y luego colocar en la licuadora junto con la cebolla y el ajo. Licuar por unos instantes. Tomar sin colar 4 veces por semana.

 

Conoce también

Remedios para las várices o venas varicosas

Remedios para las arañas vasculares

Remedios para mejorar la circulación sanguínea

Remedios para los pies cansados o con mala circulación

Drenaje linfático para las várices

Remedios para las úlceras varicosas

Remedios para la flebitis

bannervarices336x280-1

 


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

2 comentarios en Zumos para la circulación de las piernas y brazos

  1. Me ha gustdo mucho las recetas de zumos para la circulación. Las voy a poner en práctica. A propósito, ¿Tiene alguna relación la sensación de mareo con la circulación sanguínea?

    • remediospopulares.com // 10 mayo, 2016 en 10:08 am // Responder

      Hola Tania:

      En efecto, se trata de un trastorno circulatorio. Cuando una persona está tendida, la presión que la sangre necesita para llegar al cerebro es menor que cuando se encuentra de pie. Por tanto, en el momento en que alguien pasa de la posición horizontal a la vertical, debe aumentar la presión de la sangre para mantener constante el volumen de ésta en el cerebro.

      El organismo humano tiene unos mecanismos que hacen posible la adaptación de la presión arterial a cualquier situación o pustura, pero en algunos casos estos meaismos reguladores fallan, porduciéndose la llamada hipotensión ortostática.

      Al levantarse bruscamente de la cama, las persoonas afectadas sufren una disminución del aporte de sangre al cerebro, lo cual se traduce en mareos, visión borrosa, e incluso pérdida de conocimiento. Este trastorno es muy molesto, pero no reviste importancia y rar vez obedece a una enfermedad. Si deseas conocer más sobre el mareo y sus remedios, puedes acceder a: http://www.remediospopulares.com/mareos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*