Conoce

Zumos para la memoria

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Muchos creen que la memoria es una especie de “cajón” donde se almacenan los recuerdos que el cerebro registra, tal como hace una cámara grabando una película.

Sin embargo, en realidad el cerebro es un órgano más complejo y el proceso que permite guardar y acceder a los recuerdos lo es todavía más. Las principales “protagonistas” del engranaje son las neuronas, células que transportan la información por estímulos eléctricos (vendrían a ser el clave que conecta la “cámara”, la “caja” y el cerebro).

Las neuronas necesitan “comer” para funcionar. Y es que los nutrientes que ingieres a través de los alimentos son el carburante que hace que funcione correctamente. Por eso te conviene llevar una dieta sana y equilibrada.

 

Nutrientes para la memoria

Magnesio En tu alimentación no pueden faltar los vegetales de hoja verde oscura (espinacas, acelgas, rácula…), las semillas, el germen de trigo y los cereales integrales tipo muesli. Todos ellos son ricos en magnesio, un mineral que si nos falta puede disminuirla atención.

Triptófano  Este aminoácido, que tu organismo no produce de forma natural, está muy presente en las proteínas de origen animal (los huevos y la leche son una muy buena fuente) y también en alimentos como el plátano y los cereales integrales. El triptófano sintetiza la serotonina, un neurotransmisor que interviene en la correcta transmisión de los impulsos nerviosos y que, además, tiene un efecto antidepresivo y relajante.

Glucosa Es el “combustible” principal del cerebro, que necesita aproximadamente 140 gramos de glucosa al día para funcionar. Los cereales integrales (pan, pasta, arroz…) son una estupenda fuente.

Los omega 3 Los productos del mar (pescados, mariscos, algas…) son ricos en estos ácidos grasos. Los omega 3, además, tienen un beneficioso efecto antioxidante y protegen el sistema cardiovascular.

Agua  Si el organismo pierde más del 2% de líquidos la memoria se ve afectada, así como la capacidad de atención y concentración

 

Recetas de zumos para la memoria

Zumo para la memoria #1
Ingredientes
1 taza de yogur
1/2 taza de pasas
1 banana o plátano picado

Preparación
Verter todos los ingredientes en la licuadora y licuar hasta que logre consistencia. Tomar 3 veces a la semana. Es importante observar que las uvas pasas; uno de los ingredientes de este zumo, contiene resveratrol el cual mantiene el cerebro más joven y ayudan con la memoria.

Zumo para la memoria #2
Ingredientes
1 cucharada de quinoa
1 banana o plátano
1 taza de leche de soya

Peparación
Picar la banana o plátano y colocar en la licuadora junto con el resto de los ingredientes. Licuar hasta que quede bien integrado. Tomar 3 veces al a la semana. La quinoa contiene aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento de las neuronas.

Zumo para la memoria #3
Ingredientes
1 taza de leche de almendras
1 puñado de nueces
2 manzanas

Preparación
Lavar y picar las manzanas (dejar las cáscaras). Colocar en la licuadora junto con el resto de los ingredientes. Después licuar por unos instantes. Tomar 3 veces a la semana. Las nueces ayuda a aumentar la memoria, pero se recomienda consumir sólo un puñado al día, ya que son muy calóricas.

Zumo para la memoria #4
Ingredientes
1 tomate
1/2 taza de espinaca
2 ramas de apio
1 ajo

Preparación
Lavar y picar todos los ingredientes. Poner en la licuadora y licuar por unos instantes. Licuar y tomar de inmediato. Beber este zumo 3 veces a la semana. El tomate contiene licopone que protege el cerebro del envejecimiento

 

Recomendaciones

Adoptar la Dieta Mediterréanea, ya que es un buen pilar para el cerebro. Son varios los estudios que apuntan su efecto protector para la mente. Uno de ellos, publicado en “American Journal of Clinical Nutrition”, sostiene que seguir una dieta de tipo mediterráneo puede restar hasta tres años de edad al cerebro.

Te puede interesar: Dieta para mantener la mente y memoria activa

No comer de más… y tampoco de menos. Tomar más de 2.100 kcal al día puede hasta duplicar el riesgo de que se produzca un deterioro cognitivo con los años, sostienen desde la Clínica Mayo. Y una dieta demasiado estricta (de menos de 1.200 kcal) también puede perjudicarte al provocar un déficit de nutrientes imprescindibles para las neuronas.

Cuidar el consumo de grasas y en especial las “trans” Un menú equilibrado debe incluir un 30% de grasas, pero al menos el 20% deben ser insaturadas. Si abusas de las saturadas tu rendimiento baja porque tu cerebro se adormece y a la larga se deteriora. La digestión de los lípidos de la bollería o los embutidos produce una ralentización de la circulación sanguínea y eso provoca una mayor fatiga en el corazón y en el cerebro.

Igualmente, un estudio elaborado en la Universidad de Oregon (EE. UU.) ha demostrado que las personas con altos niveles de grasas “trans” en sangre rinden menos. Este tipo de grasas está peresente en buena parte de los productos de bollería industrial y también en algunos precoclnados.

 

Conozca también

Cuáles alimentos son necesarios para conservar nuestro cerebro sano?

Remedios naturales para aumentar el riego cerebral

Sus uñas pueden revelar trastornos de salud

¿Qué plantas son beneficiosas para los adultos mayores?

remedios para mejorar la memoria


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*