Conoce

Remedios para los hemangiomas

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Un hemangioma es un crecimiento extra y anormal de vasos sanguíneos en la piel. Usualmente conocidos por todos como marcas de nacimiento, también se conocen como tumores vasculares. Las marcas de nacimiento más comunes en los niños, están presentes al nacer o pueden aparecer de tres a seis meses después del nacimiento.

Estos son crecimientos benignos (no cancerosos). Por lo general, son inofensivos y la interferencia es necesaria solo si estos crecimientos alteran la visión o la respiración.

El hemangioma hepático es un crecimiento benigno de vasos sanguíneos en el hígado. Estos son vasos sanguíneos extra que se agrupan para formar un grupo. Estos crecimientos no son cancerosos. También se conocen como hemangiomas cavernosos.

¿Cuáles son los principales síntomas del hemangioma hepático? Si el hemangioma en el hígado es muy pequeño, generalmente no causa ningún signo o síntoma evidente en la mayoría de los casos. Muy raramente, si el hemangioma se vuelve grande, puede presentar varios síntomas, como dolor o malestar en el abdomen, hinchazón, sensación de saciedad incluso después de comer cantidades muy inferiores, una reducción del apetito y náuseas, e incluso vómitos a veces.

Pero estos síntomas no son específicos y pueden deberse a alguna otra afección subyacente, incluso si hay un hemangioma hepático presente.

Muy raramente, si un hemangioma es grande, puede romperse. Esto puede causar hemorragia o coágulos de sangre, o a veces puede llevar a la falla de un órgano, o muy raramente a la insuficiencia cardíaca también.

El hemangioma hepático puede causar signos y síntomas más en las personas que tienen más de 30 años de edad. Además, es más común en mujeres que en hombres. El estrógeno es probable que sea responsable del crecimiento del hemangioma. Por lo tanto, las mujeres que han estado embarazadas al menos una vez son más propensas a presentar síntomas, que aquellas que no han estado embarazadas.

En aquellas mujeres a quienes se les ha diagnosticado hemangioma hepático, si vuelven a quedar embarazadas, corren el riesgo de desarrollar algunos síntomas y complicaciones. A medida que el estrógeno aumenta durante el embarazo, puede causar que un hemangioma hepático ya existente crezca aún más y cause algunos efectos no deseados.

También existe una controversia sobre si las píldoras anticonceptivas también son responsables de ciertas complicaciones en el hemangioma hepático. Es mejor consultar a su médico antes de tomar cualquiera de estas píldoras, si ya padece un hemangioma hepático.

Signos y síntomas de un hemangioma Un hemangioma puede comenzar como un pequeño parche rojo o un arañazo y crece muy rápido durante el primer año del niño. Luego se convierte en una masa esponjosa que sobresale de la piel. Luego dejan de crecer y, por lo general, descansan unos pocos años más. Lentamente, comienzan a reducirse de tamaño y luego desaparecen gradualmente. Casi todos los hemangiomas se resuelven a la edad de 10 años.

Los hemangiomas generalmente no causan ningún signo o síntoma durante o después de su crecimiento. Sin embargo, a veces, si crecen demasiado o crecen en ciertas áreas, como ojos u oídos, pueden causar problemas de visión o audición.

Los hemangiomas en la piel son notables, pero los que están en los órganos internos no se pueden ver y generalmente son asintomáticos. Generalmente se diagnostican durante las pruebas realizadas por razones totalmente diferentes. Muy raramente pueden causar ciertos síntomas como dolor en el abdomen, reducción del apetito, pérdida de peso no natural, náuseas y vómitos, sensación de plenitud después de comer muy poca comida.

.

Remedios populares

Remedio para los hemangiomas #1: La cúrcuma contiene curcuminoides como ingrediente bioactivo. La curcumina es uno de sus curcuminoides y es muy efectiva como medicamento contra el cáncer. La curcumina detiene el crecimiento de las células cancerosas y, por lo tanto, puede usarse con éxito para tratar tumores hepáticos benignos. Y el hemangioma también es un tumor vascular benigno. Por lo tanto, la cúrcuma se puede utilizar efectivamente para detener su crecimiento.

Remedio para los hemangiomas #2: El té verde es otro remedio casero, que es rico en antioxidantes. Los antioxidantes son útiles para combatir los radicales libres. Los radicales libres abundan en cualquier cáncer o tumor. Por lo tanto, el té verde se puede utilizar de manera efectiva en hemangiomas hepáticos.

Remedio para los hemangiomas #3: El ashwagandha, una planta muy empleada en la medicina ayurvédica, es otro remedio natural, ya que detiene la formación de células en el caso de los hemangiomas.

Estos remedios caseros, si bien no son una forma garantizada de curar o prevenir los hemangiomas hepáticos, se pueden seguir incluyendo como apoyo para cualquier tratamiento de hemangioma.

.

Recomendaciones

El hemangioma hepático no es algo que pueda evitar que ocurra. Por lo tanto, no existe una dieta específica como tal que deba seguirse para prevenirla. Sin embargo, se debe mantener una dieta saludable para mantener el hígado en su mejor estado de salud.

El hígado es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Tiene que trabajar duro, cambia la comida en energía. Ayuda a eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo y ayuda en la digestión.

Para mantener el hígado funcionando normalmente, es bueno proporcionarle una dieta sana y equilibrada. Asegurarse de que uno está comiendo suficientes frutas y verduras todos los días, ayuda a mantener el suministro necesario de vitaminas y minerales al hígado para su funcionamiento normal. Debido al hemangioma, especialmente si es más grande, es posible que el hígado no pueda almacenar suficientes nutrientes. Por lo tanto, fortalecer la dieta con estos podría ser una buena opción.

La dieta debe estar limitada en proteínas y sodio. Las proteínas pueden ser más pesadas para que el hígado afectado se digiera, y un exceso de sodio puede causar retención de agua en el abdomen, lo que produce hinchazón y, por lo tanto, malestar o dolor.

La dieta también debe ser baja en grasa, ya que la grasa también puede ser pesada para que el hígado la procese. Sin embargo, es bueno tomar una dieta rica en carbohidratos, ya que los carbohidratos no son una carga para el hígado y serán una buena fuente de energía.

El consumo de alcohol debe ser limitado, ya que el alcohol es difícil de procesar por el hígado y, por lo tanto, tiene que trabajar muy duro para eliminarlo de la sangre. Esto puede causar un daño considerable al hígado si ya está afectado por un hemangioma grande. Es bueno comer varios alimentos desintoxicantes para eliminar las toxinas de la sangre.


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*