Conoce

Remedios para el síndrome de Sjógren

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Al igual que otros trastornos autoinmunes, el síndrome de Sjógren se produce porque el sistema inmunitario del organismo considera equivocadamente que una parte del cuerpo es un invasor. Las personas con esta enfermedad tienen proteínas anormales en su sangre, lo que sugiere que su sistema inmunitario está reaccionando contra sus propios tejidos.

Las células inmunitarias atacan a los invasores, como bacterias, virus y hongos, pero no al propio organismo. En cambio, en las enfermedades autoinmunes, las sustancias llamadas anticuerpos consideran que algunos tejidos del organismo son extraños y desencadenan una serie de acontecimientos que dan lugar a la lesión y destrucción de estos tejidos.

Existen tres tipos de síndrome de Sjógren. El síndrome de Sjógren primario se presenta solo, sin otros trastornos asociados. El síndrome de Sjógren secundario tiene lugar junto a otros trastornos autoinmunes, como lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, esclerodermia, vasculitis o polimiositis. Cuando la enfermedad se limita a la afección de los ojos, sin que resulte evidente la lesión de otros órganos o tejidos, se denomina complejo sicca.

Las mujeres tienen aproximadamente diez veces más probabilidades de presentar un síndrome de Sjógren que los hombres. Afecta a todos los grupos de edad, aunque la mayoría se diagnostican entre los 45 y 55 años. El síndrome de Sjógren suele asociarse a otras enfermedades autoinmunes. De hecho, el 30% de los pacientes con determinadas enfermedades autoinmunes tienen también un síndrome de Sjógren.

La causa del síndrome de Sjógren no se ha definido claramente, aunque existen varias sospechas. Por ejemplo, los factores genéticos pueden desempeñar un papel, ya que el síndrome afecta a veces a varios miembros de la misma familia.

Otras posibles causas son los factores hormonales y los factores virales. La teoría viral sugiere que el sistema inmunitario se activa en respuesta a un invasor viral, pero no consigue detenerse. Se cree que el síndrome de Sjógren es el resultado de varios factores: genético, inmunológico, hormonal y posiblemente infeccioso.

El principal problema del síndrome de Sjógren es la sequedad. Las glándulas salivales y secretoras suelen destruirse lentamente, dejando la boca extremadamente seca y con una sensación pegajosa.

Tragar y hablar se convierte en algo difícil. Normalmente, la saliva mantiene limpios los dientes. En el síndrome de Sjógren, la saliva no puede realizar esta función, por lo que los dientes presentan caries rápidamente. Las glándulas parótidas producen la mayoría de la saliva.

Estas glándulas están localizadas por encima de los huesos de la mandíbula, detrás de la zona de las mejillas y delante de las orejas, y pueden estar muy aumentadas de tamaño cuando se padece el síndrome de Sjógren.

Los ojos están muy secos y las glándulas lagrimales también se destruyen lentamente. Los síntomas oculares incluyen picor, quemazón, enrojecimiento, aumento de la sensibilidad a la luz y secreciones espesas localizadas en los bordes de los ojos situados cerca de la nariz. La córnea puede tener pequeñas lesiones irritativas en su superficie (ulceraciones).

La destrucción de las glándulas secretoras en otras zonas del organismo puede causar diversos síntomas. En la nariz, puede dar lugar a hemorragia nasal. En el resto del tracto respiratorio aumenta la tasa de otitis, ronquera, bronquitis y neumonía. La sequedad vaginal es bastante desagradable. Raramente, el páncreas disminuye su producción de enzimas necesarias para la digestión.

El riñon también puede funcionar de forma inadecuada. Aproximadamente el 33% de los pacientes con síndrome de Sjógren tienen otros síntomas no relacionados con la destrucción glandular. Estos síntomas son fatiga, disminución de la energía, fiebre, dolores musculares y dolor e inflamación articular.

Los pacientes que tienen otras enfermedades autoinmunes presentan síntomas específicos de las mismas. Una complicación rara, aunque grave, del síndrome de Sjógren es la inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis), que puede lesionar los tejidos que están irrigados por estos vasos sanguíneos.

 

Remedios populares

No existe curación para el síndrome de Sjógren. No obstante, los remedios caseros y naturales pueden ayudar a reducir el malestar y las complicaciones asociadas a la sequedad de los ojos y la boca.

Remedio para el síndrome de Sjógren #1:  Aplicar paños de agua tibia durante 15 minutos sobre los párpados (ojos cerrados). Hacer este remedio 2 o 3 veces al día.

Remedio para el síndrome de Sjógren #2: Masticar chicle sin azúcar también puede ser útil. Se dispone de saliva artificial para utilizar como lavado bucal.

Remedio para el síndrome de Sjógren #3: Masticar un pedazo de raíz de jengibre previamente lavado varias veces al día.

Remedio para el síndrome de Sjógren #4: Verter una cucharada de gel de aloe vera o sábila en media taza de agua tibia y empapar un paño pequeño cn esta preparación.  Cerrar los ojos y aplicar sobre los párpados.  Dejar puesta por 10 minutos.

Remedio para el síndrome de Sjógren #5: Humedecer un bastón de algodón con gel de aloe vera o sábila y colocar en el orificio lagrimal por unos segundos.

 

Recomendaciones

Evitar el consumo del café, ya que es un diurético que tiende a secar la boca

Consumir alimentos ricos en omega 3 (pescados, semilla de chia, nueces, entre otros)

Seguir una higiene dental cuidadosa para evitar la caries dental.

Reducir la ingesta de alimentos ricos en azúcares.

Sorber lentamente líquidos aunque de forma constante a lo largo de todo el día para aliviar la sequedad bucal.

Aplicar lágrimas artificiales, que pueden llegar a ser necesarias cada 30 minutos. Al utilizar este tipo de productos, la persona se encuentra mejor y evita las complicaciones debidas a este exceso de sequedad.

Evitar el fumar.

Evitar dormir con la boca abierta.

Evitar el consumo de medicamentos descongestionantes, ya que tienden a resecar las membranas mucosas.

Usar un humidificador en el hogar especialmente en la habitación donde se pasará más tiempo.

 

Conozca también

Remedios para los ojos secos

Remedios para la boca seca

Remedios para la piel seca o reseca

Remedios para la sequedad vaginal

Remedios para la piel seca en las piernas

bblognuestros-remedios-na

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

2 comentarios en Remedios para el síndrome de Sjógren

  1. Tengo 52 años y últimamente tengo una sensación de gran sequedad en las plantas de los pies y en la área íntima. Los palmas de las manos, también, las tengo agrietadas.

    Quería saber si es que me está comenzando a dar este síndrome de Sjogren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*