Conoce

Remedios para la presbicia

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Se denomina así a la pérdida gradual del poder de acomodación del cristalino debida a la disminución de su flexibilidad como consecuencia del paso de los años. No es por tanto una patología propiamente dicha, sino una condición fisiológica o natural que comienza a manifestarse aproximadamente entre los 40 y 45 años de edad y que afecta prácticamente a la totalidad de los individuos.

No obstante, existen algunos condicionantes que pueden acelerar este proceso, como por ejemplo la hiper-metropía no tratada, la diabetes, las carencias nutricionales y la ingesta de ciertos medicamentos.

Algunas teorías hablan de la incidencia del sol y la temperatura como factores predisponentes al desarrollo precoz de la presbicia, lo que explicaría la mayor incidencia de la misma en las poblaciones cercanas al ecuador de la Tierra, incidencia que va disminuyendo según nos acercamos a los polos.

A medida que la persona envejece se producen dos fenómenos característicos:
1. Las células del cristalino van muriendo, lo que provoca el engrasamiento de éste y su pérdida de elasticidad.

2. La musculatura ciliar pierde su tensión normal y tiene mayor dificultad para movilizar un cristalino cada vez más rígido.

La presbicia o vista cansada se desarrolla gradualmente y se manifiesta como la tendencia a alejar de forma involuntaria los objetos que se desean enfocar o leer, ya que cuanto más cercanos están éstos, más borrosos aparecen. Puede acompañarse también de fatiga ocular y cefalea tras un tiempo prolongado de lectura.

La presbicia afecta por igual a miopes e hi-permétropes, aunque en estos últimos suele manifestarse antes como un empeoramiento de su ya mala capacidad para enfocar los objetos cercanos, sobre todo si nunca han empleado gafas correctoras con anterioridad.

La pérdida progresiva de la capacidad para enfocar correctamente los objetos cercanos es el síntoma cardinal de esta alteración visual. No tiene sentido prolongar durante mucho tiempo esta situación esperando a que los ojos «se acostumbren» a este nuevo estado forzando los mismos para evitar el empleo de gafas, ya que se trata de un proceso irreversible que debe consultarse al oftalmólogo tan pronto como se detecte.

En ocasiones, por motivos estéticos, los individuos prefieren «estirar» los brazos para leer antes que utilizar lentes correctoras. Humorísticamente se define como síntoma de la presbicia la incapacidad de estirar aún más los brazos para poder leer.
El empleo precoz de lentes correctoras evita el esfuerzo innecesario de la musculatura ocular y permite que la enfermedad progrese de forma más lenta.

Remedios populares

La solución de la presbicia es sencilla y se basa en el empleo de lentes convergentes que sustituyen la pérdida de poder de refracción del cristalino ocular. Los tipos de gafas empleados normalmente son:

• Monofocales: empleadas únicamente para la visión cercana o la lectura.

• Bifocales: con dos lentes unidas que se utilizan para la visión cercana (inferior) y la lejana (superior). Con frecuencia no permiten una visión clara en distancias intermedias.

• Progresivas: permiten una visión nítida a cualquier distancia variando simplemente la inclinación de la cabeza sin necesidad de acercarse o alejarse del objeto que se desea enfocar. La visión lateral es algo defectuosa con este tipo de lentes.

• Lentes de contacto: funcionamiento similar a las lent&s progresivas.

El tratamiento quirúrgico de la presbicia combina técnicas con láser e implantación de prótesis sobre la esclera o membrana externa del globo ocular. Su indicación depende de la edad del individuo, del estado del cristalino y de la presencia o no de otros defectos visuales asociados.

Video del mes

Dado que se trata de una enfermedad evolutiva, el efecto corrector de la intervención quirúrgica sólo persiste durante unos cinco años aproximadamente.

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*