Conoce

Remedios con ignatia (homeopático)

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La Ignatia es un remedio homeopático que deriva del fruto de un pequeño árbol originario de Filipinas y China. El árbol pertenece a una familia denominada Loganiaceae.

Tiene unas ramas largas de las que cuelga una fruta del tamaño y forma de una pera; en su interior, se encuentran unas semillas en forma de almendra que tienen una cubierta vellosa de color gris oscuro o marrón claro. El nombre latino es Ignatius amara.

Utilización general

La Ignatia es uno de los mejores remedios para los trastornos producidos por una alteración emocional, como aflicción, shock, celos, miedo, enfado, depresión, malestar o sensación de ridículo.

Los homeópatas recomiendan con frecuencia Ignatia cuando el paciente presenta un trastorno sentimental o la pérdida de una persona amada, un pariente, un amigo o un animal de compañía. El remedio le ayuda a enfrentarse al duelo y a los trastornos emocionales habituales.

La supresión de las emociones es una causa general de los síntomas de tipo Ignatia. Los hombres y mujeres de cualquier edad pueden beneficiarse de este remedio durante el duelo, pero funciona especialmente bien en mujeres y niños sensibles y delicados.

Se recomienda en niños que presentan síntomas después de recibir castigos, adolescentes con problemas emocionales, mujeres que han tenido un aborto y ancianos durante el duelo. La Ignatia es un buen remedio para los niños que presentan un temblor extremo después de una pelea. Suele prescribirse en caso de abuso físico o sexual.

Las mujeres con nerviosismo, confusión o pérdida de memoria durante la menstruación también pueden beneficiarse de su uso.

Las personas que requieren Ignatia son idealistas, introvertidas, sensibles al dolor, tímidas y depresivas. Como resultado del duelo, pueden presentar temor, aprensión y volverse antisociales. No les gusta que las consuelen y desean estar solas. Cuando están en compañía, intentan contener sus emociones, aunque lloran con frecuencia, y cuando están solas, son propensas a la risa nerviosa. Están muy motivadas para realizar las tareas correctamente.

La Ignatia es un remedio para las contradicciones. Los síntomas suelen ser paradójicos y erráticos. Por ejemplo, las náuseas se alivian comiendo, una faringitis se alivia ingiriendo sólidos, y los alimentos simples son más difíciles de digerir que los pesados. Los síntomas pueden mejorar después de eliminar heces duras. Reposar sobre el lado dolorido puede hacer que los síntomas mejoren. Comer hace que el paciente tenga más hambre. A veces, estos pacientes quieren destaparse cuando tienen frío; les molesta el aire fresco y son sensibles al café y al tabaco.

Los síntomas generales se agravan por el aire frío, la excitación emocional, el ejercicio mental, los dulces y el consuelo; empeoran por la mañana temprano, la tarde, la noche, y antes y durante la menstruación; pueden aparecer a intervalos regulares, como dolor de cabeza, que se produce cada siete días, y mejoran con el calor y la comida.

La Ignatia también se utiliza como remedio para el dolor de cabeza, la faringitis, el temblor, el nerviosismo, el insomnio, las palpitaciones, el meteorismo, la indigestión, la debilidad y el llanto. Otros trastornos incluyen síndrome del intestino irritable, hemorroides dolorosas o una tos seca.

La tos seca suele acompañarse de un dolor en el pecho. La supresión de la tos es útil. Los pacientes empeoran al toser o estirarse en la cama, y la tos aumenta por la tarde. La Ignatia suele utilizarse en el tratamiento de la tos ferina o la laringitis.

La fiebre suele acompañarse de un exceso de sed y escalofríos. El paciente se encuentra mejor cuando está destapado y peor por la tarde.

Los dolores de cabeza típicos de la persona que necesita Ignatia empiezan gradualmente y desaparecen de repente. Se concentran en la frente. El paciente puede quejarse de una sensación como si algo le estuviese atravesando la cabeza. Los dolores de cabeza suelen producirse por disgustos emocionales y empeoran en una habitación llena de humo.

La faringitis se acompaña de dolor y sensación de tener un cuerpo extraño en la garganta, y es frecuente debido a emociones depresivas. La garganta empeora por la tarde y mejora al tragar.
Cuando existe indigestión, el paciente puede tener la sensación de que el estómago está vacío. Puede presentar eructos de sabor amargo, que mejoran sus síntomas.

Remedios populares

La Ignatia se prepara convirtiendo la semilla en polvo y sumergiéndolo en alcohol. La mezcla se cuela y se diluye hasta que se convierte en una sustancia no tóxica. Después se agita para fabricar la preparación final.

Durante una crisis emocional, se toma una dosis única de 30x o 30c. Si los síntomas no cambian después de ocho horas, se intenta otro remedio. Si esta dosis es útil, se repite sólo cuando los síntomas empeoran. No se puede tomar más de dos veces al día durante tres días.

Precauciones

Si los síntomas no mejoran después del tiempo recomendado hay que consultar con el homeópata o el médico.

No hay que superar la dosis recomendada. La Ignatia puede causar insomnio y debe tomarse por la mañana.

El único efecto secundario es el agravamiento individual que puede producirse.

Cuando se toma un remedio homeopático, no se pueden usar productos con menta, café o alcohol, pues éstos pueden hacer que el remedio sea ineficaz.

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*