Conoce

Remedios para luxaciones

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La luxación, llamada también dislocación, consiste en el desplazamiento persistente de las estructuras óseas que conforman una articulación, de tal manera que los huesos articulares quedan alejados y no mantienen sus relaciones normales.

Las luxaciones pueden aparecer por causas congénitas o adquiridas. Las luxaciones congénitas se deben a malformaciones de las superficies articulares por un defecto en su desarrollo durante la vida intrauterina.

Las luxaciones adquiridas pueden ser traumáticas o patológicas; las primeras tienen por causa un trauma sobre la articulación, y las patológicas son consecuencia de dolencias que alteran o destruyen las superficies articulares.

La persona presenta dolor más o menos intenso e imposibilidad o dificultad para efectuar los movimientos que normalmente practicaba con la articulación que se ha luxado.

Además, se advierten deformidades en la zona luxada e hinchazón de los tejidos que rodean la articulación. Por palpación se aprecia la situación anormal de los extremos óseos y se observa un acortamiento o alargamiento de las extremidades afectadas.

Aunque una luxación requiere de atención médica, su recuperación puede ser más rápida con la ayuda de remedios caseros y naturales como los siguientes:

 

Remedios populares

Remedio para luxaciones #1: Hervir 100 g de cola de caballo en un litro de agua por 10 minutos. Dejar refrescar y colar. Beber a diario 2 tazas. Este remedio ayuda a la regeneración.

Remedio para luxaciones #2: Verter en ½ taza de agua 30 gotas de tintura de árnica (se puede conseguir en las farmacias botánicas y en los herbolarios) y empapar un paño con esta preparación. Aplicar varias veces al día sobre la zona afectada especialmente dentro de las 24 horas de haber ocurrido la luxación. La árnica es una planta que ayuda a desinflamar el área y además reduce los hematomas.

Remedio para luxaciones #3: Hervir un puñado de hojas de consuelda en un litro de agua por 10 minutos. Tapar y dejar que se refresque. Luego aplicar, aún tibio, mediante un paño empapado sobre la zona afectada. Este remedio se aplica después de pasada las 24 horas de haber ocurrido la luxación. Este remedio ayuda a disminuir el dolor y la inflamación.

Quizás te interese conocer sobre remedios para fortalecer los ligamentos y tendones

Remedio para luxaciones #4: Verter 1 cucharada de pimienta de cayena en una taza de agua que esté hirviendo. Cubrir y dejar refrescar. Tomar 2 tazas al día. La pimienta de cayena se considera un antiinflamatorio y analgésico natural.

 

Recomendaciones

Pasado el tiempo de inmovilización es habitual que se prescriba terapia rehabilitadora con la finalidad de recuperar la movilidad de la articulación y fortalecer la zona.

En ocasiones las dislocaciones pueden acompañarse de daños en otras estructuras cercanas por lo que, si esto ocurre, los nervios, los vasos sanguíneos y los huesos pueden resultar lesionados, en ocasiones de forma grave, precisando incluso tratamiento quirúrgico. Si se trata de una lesión muy grave pueden quedar secuelas como parálisis nerviosas.

 

Preguntas y respuestas

¿Es verdad que una articulación que se ha luxado una vez es más propensa a que de nuevo le suceda lo mismo?
Si, efectivamente.  Mientras más veces se haya dislocado, más aumentará su predisposición (luxación recidivante o recurrente). Esto se debe a que la lesión que ha sufrido la cápsula articular al dislocarse (por lo general un desgarro) ha cicatrizado débilmente, o a que las cicatrices que han aparecido en ella, además de producir una atrofia de los músculos que la rodean, se distienden de una forma progresiva. Cuando se llega a esta situación, cualquier esfuerzo o incluso un pequeño traumatismo, provocan de nuevo la misma luxación. La articulación del hombro es la que con mayor frecuencia sufre este tipo de luxaciones recidivantes.

¿Qué medidas de urgencia se deben tomar ante una luxación en el codo?
Ante todo no debe efectuarse ningún tipo de manipulación sobre la zona afectada, ya que con ella se podrían lesionar otras estructuras.  El enfermo tiene que trasladarse, rápida y cómodamente, a un centro médico. Hasta ese momento, lo único que se puede hacer es sujetar el miembro que ha sufrido la luxación, sin forzarlo hacia ningún lado y manteniéndolo en la posición que adopte al producirse el percance.

La luxación de hombro es de las que se producen con mayor facilidad…
Porque se trata de una articulación muy superficial que, al no estar rodeada de una «almohadilla» carnosa que la proteja de los golpes, se halla muy expuesta a los traumatismos externos. Por otra parte, es una de las articulaciones que realizan mayor actividad funcional y que poseen una gran amplitud de movimientos, por lo que resulta lógico que se luxe más que las que se utilizan menos.

¿Es cierto que los ancianos no suelen sufrir luxaciones?
En las personas de avanzada edad, como en las de cualquier otra, son posibles las luxaciones. Lo que ocurre es que tanto en ellas como en los niños son muy raras. En éstos, el tejido óseo que se integra en las articulaciones es sumamente maleable y, por el contrario, en los ancianos es muy quebradizo, de modo que, ante cualquier tipo de traumatismo, cede antes que los ligamentos. De ah( que en los ancianos sean más frecuentes las fracturas que las luxaciones.

¿En qué consiste una luxación del maxilar inferior?
Una luxación del maxilar inferior se produce de una forma espontánea cuando se abre con exceso la boca, como, por ejemplo, al bostezar, al reírse a carcajadas, al intentar comer un bocado muy grande, etc. No suelen originarse desgarros en la cápsula articular, aunque alguna vez es posible que se distienda, lo que implica el riesgo de que la luxación se produzca de nuevo.

Una vez que la mandíbula se ha luxado, el paciente no puede cerrar la boca y experimenta dolor a la altura de la articulación. Aunque el reducir esta luxación es muy sencillo, es preciso que lo haga un médico. Posteriormente, y durante un tiempo determinado, quien ha sufrido dicho trastorno ha de alimentarse con líquidos, con el fin de evitar que al masticar se repita la luxación.

¿En qué se diferencia una subluxación de una luxación?
En una luxación, las superficies óseas que normalmente están en contacto en una articulación, sufren un gran desplazamiento. En cambio, en la denominada subluxación, que es una lesión semejante, los huesos no se desplazan de una forma notable, de modo que mantienen algún punto de contacto. En cuanto al tratamiento, en ambos casos es similar.

 

Conozca también

Remedios para los esguinces

Remedios para el dolor de pies

Remedios para pies cansados, hinchados o con mala circulación

Remedios naturales para los juanetes

Remedios naturales para las ampollas

Remedios naturales para los pies fríos

Remedios naturales para la rápida curación de una fractura

bbannersaludnaturalybelleza1

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*