Conoce

Dieta para la hipoglucemia

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Proteínas, carbohidratos ricos en fibras y suficiente grasa para demorar la digestión son las claves de la dieta para el control de la hipoglucemia. Idealmente, un poco de los tres debería consumirse en cada una de por lo menos seis comidas pequeñas (o tres comidas principales y tres meriendas) cada día.

Los carbohidratos refinados (pan blanco, arroz blanco) son rápidamente convertidos en la glucosa que provoca la producción de insulina y baja el nivel de azúcar en la sangre, de forma que ellos, así como los azúcares (almíbar de maíz, melaza, sacarosa, azúcar de mesa, etc.) deberían ser evitados por la mayoría de los hipoglucémicos.

Debido a que el páncreas está condicionado para reaccionar a los sabores dulces y podría ser engañado por los substitutos del azúcar, tal vez los postres y bebidas endulzados artificialmente necesiten limitarse a uno por día, y ser consumidos con las comidas.

Resultados de investigaciones indican que el ajo y las cebollas, y las hierbas pimienta de Cayena (Cayenne pepper), botón de oro (hidraste, goldenseal) y pao d’arco pueden afectar adversamente los niveles de azúcar en la sangre en los hipoglucémicos, de forma que su uso debería ser cuidadosamente controlado o evitado.

La dieta terapéutica creada por Seale Harris, que identificó la hipoglucemia en 1924, no permitía alimentos con almidón (starch), aparte de una tajada de pan por cada comida. Se describen dietas más indulgentes en Low Blood Sugar and You y una variante vegetariana se encuentra en Hoiv to Get Well.

Las guías más modernas aconsejan generosas cantidades de carbohidratos complejos y se basan en la carne como la fuente principal de proteína. Las carnes (en particular, de res y cordero) son la fuente dietética más rica en L-carnitina, un aminoácido esencial para la conversión por parte del cuerpo de grasa acumulada en energía.

Los vegetarianos podrían necesitar un suplemento de L-carnitina; los productos lácteos y los aguacates contienen pequeñas cantidades de este aminoácido; las frutas, verduras y cereales proveen aún menos, o nada. Y, como se informa en Prevention (septiembre de 1983), la American Diabetes Association considera la hipoglucemia funcional como un síntoma inicial y tratable de deficiencia sistémica de L-carnitina.

La experimentación individual determina el plan dietético más eficaz para cada hipoglucémico. Algunas personas funcionan adecuadamente con solamente un vaso de leche para suplir la falta de azúcar en la sangre entre comidas.

Otros tienen que beber un vaso de jugo o de leche al levantarse, una merienda cada dos o tres horas durante el día, y levantarse para comer una merienda durante la noche para evitar dolor de cabeza matinal, náuseas o fatiga.

Para hacer una prueba personal durante una semana, disuelva una cucharada de levadura de cerveza (brewer’s yeast) en jugo de tomate (o mezcle levadura de cerveza, leche en polvo o polvo de proteína sin endulzar con leche) para hacer una bebida antes del desayuno cada mañana. Luego divida los alimentos en seis comidas y meriendas, con una onza o dos de proteína, además de algo de pan, leche, frutas o verduras con cada uno.

.

Modelo de dieta

O 12 a 15 onzas (250 a 350 g) de carne, pollo o pescado. Si se desea, dos onzas de las carnes pueden ser reemplazadas por dos onzas de queso cheddar natural o queso suizo, dos huevos, o % taza de mantequilla de cacahuete (maní, peamit butter).

O Dos a 5 tazas de cualquier variedad de verduras, excepto remolacha (betabel, betarraga, beet), zanahorias, maíz, legumbres deshidratadas, pastinaca (parsnip), papas, calabaza (pumpkin) o calabaza de invierno (winter squash).

O Tres rebanadas de pan de grano entero.

O Una a tres cucharadas de aceite vegetal en ensaladas o como ingrediente de cocina.

O Dos porciones de frutas, frescas, o congeladas o enlatadas, sin azúcar adicional.

O Dos vasos de leche.

Los caldos, las hierbas (en especial la albahaca, la mejorana, el orégano, el azafrán y el tomillo), jugo de limón y vinagre, gelatina sin sabor y cantidades moderadas de mantequilla, margarina o mayonesa son condimentos aceptables.

El café descafeinado y las infusiones de hierbas sin cafeína como alfalfa, manzanilla (chamomile), consuelda (comfrey), diente de león (dandelion), enebro (juniper), raíz de orozuz (regaliz, licoricé), menta piperita (peppermint), escaramujo (rose hip) y escutelaria (skullcap) son considerados bebidas aceptables. El alcohol, si se consume, debería ser limitado a uno o dos tragos diarios, y para prevenir una súbita disminución del nivel de azúcar en la sangre, acompañado por alimentos.

Descubre cuáles vitaminas y minerales ayudan a controlar la hipoglucemia

Si se nota mejoría después de la primera semana, el patrón básico puede continuarse mientras se añaden otras preferencias, una a la vez; consumir una variedad de alimentos ayuda a evitar posibles reacciones alérgicas.

Una rebanada de pan puede ser substituida por palomitas de maíz (popcorn), galletas de grano entero, tortillas de maíz, arroz integral, fideos de trigo o un plato de avena (oatmeal).

 

Conozca también

Dieta para la diabetes

Fenogreco o alholva para el control de la diabetes

Zumos para la diabetes

Remedios para la adicción al azúcar

Remedios para la diabetes gestacional

Remedios para la diabetes infantil

Dieta para la intolerancia a la glucosa

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*