Conoce

Remedios con mostaza y aceite para adelgazar, acidez y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La mostaza es una planta anual de la familia de la crucíferas que puede llegar a medir hasta un metro de altura. El tallo es recto, velloso, ramoso y áspero.  

Sus hojas son alternas, grandes, lanceoladas y con bordes enteros. Las flores, de color amarillo, son grandes y reunidas en racimos. La floración se produce a comienzos de la primavera

Existen principalmente dos variedades: La negra y la blanca (Brassica nigra y Sinopsis alba)  Sus semillas proporcionan la harina y la esencia de mostaza, y con ellas se prepara la salsa de mostaza.

La mostaza ha sido una planta utilizada desde la antigüedad por egipcios, griegos y romanos por sus propiedades culinarias.

El término mostaza proviene del latín “mustum ardens”, que significa mosto ardiente, ya que los romanos mezclaban las semillas con mosto de uva para potenciar su sabor con hierbas.

 

Propiedades curativas

Las semillas de la mostaza negra contienen 25-30 % de aceite graso, el glucósido sinigrina y diversos fermentos, entre ellos la mirosina, que descompone la sinigrina produciendo la esencia de mostaza alílica.

Las semillas de la mostaza blanca contienen 25-35 % de aceite, el glucósido sinalbina y el fermento mirosina (que descompone la sinalbina dando esencia de mostaza sinalbínica).

La mostaza tiene propiedades estimulante, aperitiva y diuréticas. La mostaza es empleada en medicina natural, a modo de cataplasma, para aliviar problemas del aparato respiratorio, como resfriados, pulmonía, pleuresía, bronquitis y tos.

Usada también de forma externa sirve para rebajar hinchazones en golpes y heridas, por sus propiedades antiinflamatorias. Se utiliza para aliviar dolores en las articulaciones y musculares (ciática, tendonitis, etc.)

Es importante observar que la mostaza (o mustard en inglés) es usada, también, como uno de los remedios de Flores de Bach para las depresiones cíclicas neuróticas que aparecen y desaparecen en forma brusca y repentina.

 

Remedios populares

Remedio con mostaza para resfriados, bronquitis y tos #1  Machacar las hojas y los tallos de plantas de mostaza frescas formando una pulpa. Aplicar primero un poco de aceite de almentra en la zona del tórax y luego colocar la pulpa de mostaza. Dejar puesta en su lugar durante varias horas o durante la noche para mejores resultados.

Remedio con mostaza para resfriados, bronquitis y tos #2 Moler un puñado de semillas de mostaza y verter dos puñados de harina de lino.  Luego, mezclar junto con un poco de agua. y colocar en el área del tórax.  Dejar puesta por 15 minutos.

Remedio con mostaza para aliviar las sensaciones de frío en las manos, piernas y pies debido a la mala circulación  Hervir un litro de agua. Agregar 1 cucharada de raíz de jengibre rallada y 1 cucharada de raíz de rábano picante rallada. Taper, reducir el fuego y dejar hervir a fuego lento durante 10 minutos. Retirar del fuego, destapar y adicionar 2 cucharadas de hojas de mostaza fresca o seca y 2 cucharadas de berro. Tapar y dejar reposar durante 1 hora. Dar sabor con una pizca de alga marina kelp o quelpo en polvo y unas gotas de jugo de lima. Tomar 1 taza tibia, varias veces al día.

Remedio con mostaza para la migraña: Inhalar las emanaciones de un frasco de mostaza fuerte.  Este remedio se considera muy efectivo contra la migraña

Remedio con mostaza para la flatulencia: Verter dos semillas de mostaza con un vaso de agua y tomar en ayunas.  Cada hora consumir 1 semilla más hasta llegar a 12 por hora por toma. Cuando ya los gases se encuentren bajo control, reducir el número de semillas gradualmente hasta llegar a tomar una o dos al día.

Remedio con mostaza para dolores en las piernas Verter 250 gramos de mostaza en un recipiente que contenga agua que esté hirviendo y luego añadir al agua del baño.

Remedio con mostaza para la eyaculación precoz: Mezclar 50 ml de aceite de sésamo y entre 5 y 10 gotas de aceite de mostaza.  Masajear el área con esta preparación una hora antes de la relación.  Lavar bien para no irritar la piel de la pareja.

Remedio con mostaza para cuero cabelludo irritado, reseco y con picor: Masajear antes de irse a dormir el cuero cabelludo con unas gotas de aceite de mostaza caliente (pero sin llegar a quemar). Al día siguiente, enjuagar con agua tibia.

Remedio con mostaza para adelgazar: Machacar 1 cucharada de semillas de mostaza y espolvorear sobre un yogurt natural sin azúcar.  Consumir 1 vez al día.


Remedio con mostaza para la acidez estomacal: Verter 1 cucharada de semillas de mostaza en un vaso de agua y dejar macerar por 12 horas.  Pasado ese tiempo, tomar, sin colar, el líquido.

 

Receta saludable con mostaza

Receta de frijoles horneados con mostaza
Ingredientes:
2 tazas de habichuelas remojadas durante 10 horas en 7 tazas de agua;
algunos codillos de jamón (ham hocks);
1 cebolla blanca picada
1 cucharada de jugo de limón
3/4 cucharadita de alga marina kelp en polvo
1 cucharada de miel oscura
2/3 taza de melaza
1 cucharadita de vainilla pura
½ cucharadita de almíbar de arce puro;
1 ½ cucharada de salsa de tomate catsup,
1/8 cucharadita de mostaza seca
1 diente de ajo picado.

Preparación:

Hierva previamente los codillos de jamón hasta que estén tiernos. Quite la carne de los huesos, poniéndola en una olla grande con un poquito del jugo.

Mientras se están cocinando los codillos, cocine a fuego lento las habichuelas remojadas durante 1 ½ hora hasta que estén tiernas, pero sin partirse. Quite cualquier espuma de las habichuelas antes de cocinarlas. Coloque las habichuelas y la mitad del jugo en la olla grande con el jamón deshuesado y su jugo. Añada el ajo y la cebolla picados.

Mezcle en un tazón separado el alga marina kelp, la miel, la melaza, la vainilla, el almíbar de arce, la salsa de tomate catsup y la mostaza seca, añadiendo 1 ½ taza de agua hirviendo. Bata bien y vierta sobre las habichuelas.

Cubra y hornee a 275° F durante unas 7 horas, añadiendo más agua si es necesario. Revuelva con una cuchara de madera cada dos horas. Quite la tapa durante los últimos 45 minutos para que se doren un poco las habichuelas y la carne. Tenga cuidado de no quemarlas. Sirva caliente con pan negro.

Para librarse del efecto gaseoso que producen las habichuelas y los frijoles, remójelos durante al menos 24 horas antes de cocinarlos, añadiendo ½ cucharadita raíz de jengibre.

Conozca también

El kéfir: Un remedio natural para muchas dolencias

Cómo cultivar plantas medicinales en su hogar?

Los tés e infusiones en los remedios caseros

¿Cómo desintoxicar el organismo?

El pescado: Una fuente de salud

¿Cómo añadir más fibra a nuestra alimentación diaria?

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*