Conoce

Remedios para el dolor pélvico crónico

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Estudios recientes sugieren que el dolor pélvico crónico podría ser incluso más común que el de espalda.

Es difícil evaluar el costo, pero en el Reino Unido se gastan alrededor de 160 millones de libras esterlinas en investigaciones médicas sobre el dolor pélvico crónico y las mujeres que lo padecen podrían faltar al trabajo durante varios días al mes.

Se puede hacer bastante para aliviar su sufrimiento y, sin embargo, las mujeres muchas veces piensan que deben luchar para lograr que se haga algo.

La mayoría de los médicos deriva a las pacientes con dolor pélvico crónico no diagnosticado a un ginecólogo, pero, aun así, a menudo no se sienten consideradas y creen que no les toman en serio sus síntomas.

Al tener la información correspondiente, es importante que cada mujer insista en la investigación y en el tratamiento de su afección, porque la consecuencia podría ser desarrollar una incapacidad para tener hijos.

 

¿Cuáles son las causas?

Varias afecciones podrían provocar el problema, incluyendo endometriosis, síndrome del colon irritable, enfermedad inflamatoria pélvica y daño musculoesquelético.

A menudo, las mujeres se dan cuenta que el estrés intensifica el dolor, y algunos investigadores han demostrado que traumas psicológicos profundos, como el abuso sexual, podrían revelarse en la forma de dolor pélvico.

En ocasiones, varios de estos factores estarían presentes al mismo tiempo, lo que dificulta la investigación y el diagnóstico.

 

¿Cómo se diagnostica?

Se necesita un especialista para averiguar la causa, así es que recomiendo que pida ser derivada a un ginecólogo desde un comienzo. No espere sufriendo.

Laparoscopia El ginecólogo, probablemente, sugiera una investigación por laparoscopia (ver recuadro a la izquierda). Se puede hacer en un día bajo anestesia general, usando un instrumento de visualización insertado mediante una pequen; incisión justo debajo del ombligo. Eso permite que el ginecólogo visualice la región de la pelvis en forma directa.

Para ver claramente los órganos pélvicos s bombea dióxido de carbono en la cavidad abdominal para que la pared de esta área se levante y despeje el camino.

No se sorprenda si le toma una o dos semai recuperarse completamente. Se producen complicaciones menores, como náuseas y doloi en 3 de cada 100 laparoscopias. Las más graves no son frecuentes, pero en 1 de cada 500 se producen perforaciones del colon o daños a li vasos sanguíneos, los que requieren otra cirugi y más tiempo de hospitalización.

Ecografía Las adherencias fibrosas (tejidos cicatrizados) y la endometriosis no se visualizan claramente en una ecografía, por lo que la ecografía no sirve de mucho para investigar el dolor pélvico a menos que se sospeche de un quiste ovárico.

Imagen de resonancia magnética Las imágenes de resonancia magnética pueden ayudar a diagnosticar la endometriosis.

 

¿Qué se podría diagnosticar?

Endometriosis y adherencias fibrosas El propósito de la laparoscopia es buscar la endometriosis y las adherencias fibrosas que resulten de la infección pélvica, pero en más del 50 por ciento de los casos no se descubre la causa del dolor. Incluso cuando se detectan adherencias fibrosas o endometriosis, los ginecólogos discrepan sobre la posibilidad de que una de estas afecciones sea realmente la causa del dolor.

Síndrome de colon irritable  Este síndrome se detecta confiablemente usando una lista de control de síntomas, denominados los Criterios de Roma. Se trata de una lista que incluye el dolor que se alivia con la defecación, distensión y cambio del hábito de evacuación asociado con dolor.

 

Causas de dolor musculoesquelético

Si el dolor aumenta al moverse o agacharse, la causa podría ser musculoesquelética, como un nervio comprimido. En ese caso, un fisioterapeuta, quiropráctico u osteópata capacitado ofrecerá la mejor ayuda. El médico también podría pedirle una interconsulta con el psicólogo.

Si el ginecólogo no puede detectar con exactitud la causa del dolor, tal vez no sea de origen ginecológico. Desafortunadamente, éstos no siempre están bien entrenados en la detección de las causas no ginecológicas del dolor pélvico. Un estudio reveló que la mitad de un grupo de mujeres 1ue asistían a una clínica ginecológica Padecían del síndrome del colon irritable, pero tenían menos probabilidades que otras de que obtener un diagnóstico y más posibilidades que el dolor persistiera 12 meses después.

Sin embargo, usted debe averiguar la causa, así es que si el ginecólogo no puede hacerlo, pida ser derivada a un gastroenterólogo.

 

Remedios populares

Remedio para el dolor pélvico crónico #1:  Hervir 1 taza de agua que contenga 2 cucharadas de manzanilla durante 5 minutos.  Beber una taza cuando se sienta dolor.

Remedio para el dolor pélvico crónico #2: Hervir en 1 taza de agua 3 cucharadas de jengibre durante 5 minutos.  Tomar una taza cuando se sienta el dolor pélvico.

Quizá te interese conocer remedios para la ovulación dolorosa o dolor de la ovulación (Mittelschmerz)

Remedio para el dolor pélvico crónico #3: Empapar un paño con 1/3 de taza de aceite de ricino, previamente calentado, y colocar  sobre el bajo vientre y dejar allí hasta que se enfrie. 

Remedio para el dolor pélvico crónico #4: Poner un par de gotas de aceite esencial de lavanda la zona del abdomen y realizar un suave masaje circular hasta que se alivie el dolor.

Remedio para el dolor pélvico crónico #5: Hervir 4 onzas de hojas de verbena en 6 litros de agua hasta que sólo quede 4 litros.  Tomar 3 tazas al día.

Remedio para el dolor pélvico crónico #6: Hervir una taza de agua 1 cucharada de corteza de sauce, previamente lavada y picada en  por 5 minutos.  Cubrir y dejar refrescar.  Filtrar y beber 1 taza tan pronto sientas el dolor.

 

Recomendaciones

Practicar terapias alternativas como el yoga y meditacióncon el fin de manejar el dolor de una forma más satisfactoria

Acudir al doctor si se siente un dolor fuerte súbito en la zona pélvica especialmente si está acompañado de fiebre, ya que puede tratarse por un apendicitis el cual requiere de una intervención urgente.

 

Conozca también

Remedios para la amenorrea o ausencia de menstruación

Remedios para el cáncer de útero o uterino

Remedios para la leucorrea

Remedios para el dolor o cólico menstrual

Remedios naturales para la metritis o inflamación del útero

Remedios para la menorragia o flujo menstrual abundante

Remedios para los quistes ováricos o de ovario

Remedios para miomas y fibromas

Remedios caseros para la menstruación irregular

Remedios naturales para la metrorragia

Remedios naturales para el síndrome premenstrual  o SPM

Remedios preventivos para el prolapso uterino

El cáncer: Conozca sus síntomas y cómo prevenirlo

Remedios preventivos para el cáncer

Remedios para el cáncer de ovario

fibroma

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*