Conoce

Aceites esenciales para el sistema respiratorio

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La aromaterapia supone la aplicación de masajes al paciente con aceites esenciales de plantas, que han demostrado entrar en la circulación a través de la piel.

Los constituyentes de estos aceites pueden tener un potente efecto sobre diversas enfermedades, pero sus cualidades beneficiosas también son transportadas a través del aire, por lo que se considera que son doblemente beneficiosas en las personas que sufren síndromes respiratorios.

Los aceites de aromaterapia que más benefician el sistema respiratorio se describen a continuación:

.

Aceites esenciales para el sistema respiratorio

Aceite esencial de incienso: Es bueno para las infecciones respiratorias y la secreción catarral.

Aceite esencial de rosa damascena: Se recomienda para síntomas bronquiales.

Aceite del árbol del té: Se ha descubierto recientemente que es un potente antivírico, antibacteriano y antifúngico. Por lo tanto, es muy beneficioso como medida preventiva contra las infecciones torácicas.

Aceite esencial de canela: De aroma, cálido, dulce y especiado, está indicado para casos de fiebre muy alta con escalofríos, aunque se recomienda usarlo en diluciones bajas. Hay que tener la precaución de emplear siempre el aceite de la hoja del árbol de la canela, ya que el de la corteza se usa exclusivamente para la piel.

Aceite esencial de cedro: Expectorante y antiséptico, es muy útil para las enfermedades de las vías respiratorias. Fue uno de los primeros aceites utilizados como terapia; los egipcios lo empleaban para las afecciones de la garganta, y los indígenas de América del Norte lo consideraban un árbol sagrado por sus propiedades curativas.

Aceite esencial de lavanda: Antibiótico, combate la sinusitis y reduce las molestias provocadas por los resfríos. Es un aceite que se adapta a todo tipo de pieles. Se recomienda emplearlo en masajes en la cuenca de los ojos y las sienes. Precaución. No debe utilizarse durante los tres primeros meses de embarazo. En pacientes que padecen de tensión baja puede producir una ligera somnolencia.

Aceite esencial de eufrasia: Antitusivo y anticatarral, muy conocido también por sus propiedades antisépticas. Se utilizan las partes aéreas (hojas y flores) para preparar vahos o ungüentos y realizar masajes. También se pueden hacer inhalaciones que alivian los resfríos. Precaución. No utilizar con niños menores de 2 años.

Aceite esencial de hinojo: Es expectorante y también posee propiedades antisépticas. Se utiliza para combatir la mucosidad bronquial, en forma de masajes, compresas y vaporizaciones. Se lo puede combinar con malvavisco o tomillo. Precaución. No debe utilizarse durante períodos prolongados sin alternar con otros aceites, ni usarse durante el embarazo o en personas que sufren epilepsia.

Aceite esencial de lima: Alivia trastornos febriles y aquellos propios de los resfríos, como ojos enrojecidos, lagrimeo, estornudos, tos y dolor de garganta. Tiene un aroma fresco y un olor cítrico ligeramente dulce. Se lo debe utilizar en diluciones bajas. Precaución. Conviene evitar la exposición a la luz solar intensa después de utilizarlo.

Aceite esencial de romero: Estimulante, analgésico, antiespasmódico, antiinflamatorio y antivirósico. Muy indicado para aliviar problemas respiratorios y sinusitis, combinado con menta y eucalipto. Precaución. No debe utilizarse si se sufre de epilepsia, hipertensión o si se sigue un tratamiento homeopático. También está contraindicado durante el embarazo, ya que es un estimulante uterino.

Aceite esencial de sándalo: Antiséptico pulmonar, calma la tos de pecho seca. Con su aroma exótico, dulce, a madera, combina bien con aceite de almendras y de lavanda. La mezda de sándalo, almendras y lavanda, en forma de ungüento, es indicada para paliar los efectos de resfríos y tos infantiles, con un suave masaje en el pecho y la espalda

Aciete esencial de menta: Descongestivo nasal, indicado para mejorar la respiración en casos de obstrucción mucosa de los senos nasales y frontales. La inhalación de unas cuantas gotas vertidas en solución fisiológica alivia las molestias provocadas por la congestión de las fosas nasales y ayuda a mitigar la sensación de embotamiento. Precaución. Se recomienda no utilizarla durante el embarazo y la lactancia, ya que reduce la producción de leche materna. Se aconseja emplearla en pomadas o aceites en diluciones.

Bálsamo de Canadá:  Puede aliviar los síntomas respiratorios y es un expectorante. También es bactericida y está recomendado para las personas con síndromes torácicos crónicos.

Bálsamo de tolu:  Es un excelente tratamiento para las infecciones torácicas.

Quizá te interese conocer

.

Conozca también

Aceites esenciales para la gripe

Vitaminas y minerales para la gripe

Aceites esenciales para el dolor de cabeza

Aceites esenciales contra el insomnio y para dormir bien

Remedios con aceites esenciales para piel, cabello y más

Aromaterapia: Beneficios y contraindicaciones

remedios

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*