Conoce

Aceites esenciales para la gripe

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Aunque en la aromaterapia moderna el sentido del olfato ocupa un lugar preponderante, el fundamento de este arte milenario no se vincula con el uso de los aromas con sentido terapéutico sino con la utilización de aceites esenciales.

Estos se extraen de plantas, flores, árboles y arbustos, y se los usa tras procesarlos mediante diversas técnicas, como maceración, destilación o elaboración con disolventes. El extracto logrado se mezcla luego con un aceite vegetal, que sirve como vehículo.

La utilización de estos ungüentos es múltiple: se pueden aplicar en la piel mediante masajes, inhalar mediante vahos o vaporizadores, o absorber por inmersión, añadiendo gotas del aceite esencial al agua del baño.

En cuanto a ingerirlos, debe hacerse solo bajo un estricto control médico. La metodología más aplicada es el masaje, porque suma tres aspectos importantes: el olfato, la piel y el masaje propiamente dicho.

Hay aceites esenciales para la gripe y que ayudan a aliviarlo rápidamente.  A continuación se detallan éstos

.

Aceites esenciales para la gripe

Aceite esencial de benjuí: Expectorante y antiséptico originario de Sumatra. Se utiliza la goma de la resina para elaborar aceites esenciales. Se lo encuentra en forma de pomadas, lociones y linimentos. Calma el dolor de garganta, combate el malestar respiratorio de la gripe y es apropiado para los niños. Se recomienda aplicarlo en gotas sobre la parte afectada.

Aceite esencial de bergamota: Antiviral Es un aceite cítrico y refrescante, que ayuda a curar las infecciones respiratorias y las afecciones pulmonares. Se utiliza para baños, masajes y vahos. Precaución. Como aumenta la fotosensibilidad de la piel, es necesario evitar el sol después de su uso.

Aceite esencial de ciprés: Antiespasmódico. Vaporizado, ayuda a mejorar los problemas respiratorios, ya que es antiséptico, refrescante y balsámico. Se utiliza en gárgaras para la ronquera y el dolor de garganta, malestar respiratorios causados por la gripe y se inhala en casos de tos seca y convulsiva. Precaución. Está contraindicado en casos de epilepsia.

Aceite esencial de eucalipto: Poderoso antiséptico, ayuda en la gripe y asma. Sirve para descongestionar una nariz “tapada” y para aliviar la tos y el dolor de garganta. Se usa en masajes, frotaciones de la piel, compresas y vapor. Es un aceite fuerte, de modo que debe utilizarse en diluciones bajas, sobre todo cuando se emplea en niños. Combina muy bien con lavanda.

Aceite esencial de incienso: Antiséptico pulmonar y antitusígeno, es un aceite eficaz para aliviar la bronquitis, gripes y la tos catarral. Originario de Etiopía, posee un aroma cálido, dulce y resinoso. Produce efectos beneficiosos en los pulmones, aliviando la opresión en el pecho, reduciendo la tos y ayudando a la expectoración. No presenta contraindicaciones, por lo que es muy apropiado para utilizar en niños de 2 años en adelante.

Aceite esencial de ha huang (Efedra): Antiespasmódico. En China se emplean las ramas -enteras o trituradas- contra los catarros y gripes, especialmente los que producen escalofríos, dolor de cabeza, malestar general y tos fuerte. Este aceite esencial tiene asimismo propiedades antibacterianas y antivirales. Combina bien con primavera y tomillo para contrarrestar trastornos pulmonares serios. Precaución. No debe mezclarse con otros estimulantes ni suministrarse a pacientes que consuman antidepresivos o padezcan hipertensión.

Aceite esencial de manzanilla: Antialérgico y antiinflamatorio, es muy útil para acompañar los tratamientos contra el asma. Este aceite esencial se puede usar tanto para friegas como para inhalaciones: se echa una cucharada en un recipiente con agua hirviendo y se inhala al primer síntoma de un ataque, siempre como apoyó del tratamiento indicado por el médico. Precaución. No debe utilizarse durante el embarazo, ni tampoco excederte de la dosis recomendada.

Aceite esencial de mejorana: Atenúa las molestias generadas por la gripe. De agradable aroma, que evoca el sabor de las almendras, calma los dolores de cabeza y la congestión pulmonar causados por resfríos fuertes. Precaución. Se recomienda no utilizar este aceite esencial durante el embarazo.

Aceite esencial de ravensara aromática: Potente antibacteriano. De aroma muy refrescante, es un aceite especialmente recomendado para contrarrestar la gripe y el catarro. Se utilizan las hojas en destilación (basta con seis u ocho gotas, aplicadas en forma local).

Aceite esencial de pino: Antiséptico pulmonar y anticatarral. Inhalado, es muy recomendable para tratar afecciones respiratorias, sobre todo bronquitis, gripes y sinusitis. Precaución. Se desaconseja su uso en niños menores de b años, así como en períodos de lactancia y embarazo. Tampoco deben utilizarlo aquellas personas que padecen enfermedades neurológicas. En general debe utilizarse con sumo cuidado, porque en dosis excesivas puede provocar broncoespasmos.

Aceite esencial de limoncillo o hierba limón Antigripal, antiséptico y antlbacteriano, muy adecuado para el dolor de garganta y para bajar la fiebre. Es un aceite muy fuerte, que debe diluirse apropiadamente para no causar irritación en la piel. Combina bien con aceite dp albahaca, cedro, eucalipto, geranio, lavanda, árbol de té y romero. Precaución. No debe utilizarse alrededor de los ojos, y debe evitarse la exposición al sol después de su utilización, ya que puede provocar manchas en la piel.

Quizá te interese conocer

.

Riesgos

Los aceites esenciales pueden causar efectos secundarios graves si se usan incorrectamente.

El hecho de que los aceites esenciales sean productos naturales no significa que sean inocuos.

De manera similar a otros medicamentos, los aceites esenciales pueden causar efectos secundarios graves si se toman de forma incorrecta o en cantidades excesivas.

Los riesgos potenciales de los aceites esenciales incluyen:

Irritación de la piel o la membrana mucosa: los bebés, los niños pequeños, los adultos mayores y las personas con piel sensible pueden tener más probabilidades de experimentar problemas en la piel a causa de los aceites esenciales.

Interacciones con medicamentos y suplementos: los aceites esenciales pueden interactuar con los medicamentos recetados y los suplementos, por lo que siempre es una buena idea hablar con un médico antes de usarlos.

Fotosensibilidad: algunos aceites esenciales, como la bergamota, hacen que la piel sea más sensible a la luz solar. Esto podría ocasionar quemaduras severas de sol si las personas están expuestas a la luz solar o a una cabina de bronceado dentro de las 24 horas de tratamiento.
.

Conozca también

Aceites esenciales para las vías respiratorias

Aceites esenciales contra el insomnio y para dormir bien

Remedios con aceites esenciales para piel, cabello y más

Aromaterapia: Beneficios y contraindicaciones

remedios


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*