Conoce

Remedios con ipecacuana para intoxicación, bronquitis y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La ipecacuana es un arbusto, de 30 a 50 centímetros de altura, de la familia de las Rubiáceas que se encuentra en las selvas húmedas tropicales de Brasil, Colombia, Nicaragua, Perú y México. La C. acuminata es la especie más habitual en Colombia, mientras que Psychotria emética L. es la llamada ipecacuana negra, originaria del Perú. 

Este arbusto es, a veces, rastrero, con tallos sarmentosos y hojas alargadas y elípticas dispuestas en cortos tallos que aparecen en pares de dos a seis

En cuanto a sus flores, éstas son pequeñas de color blanco en racimos terminales; las cuales tienen un cáliz persistente con cinco pequeños dientes y una corola largamente tubular.

Los frutos son bayas ovadas, carnosas, del tamaño de un guisante, y tersas coronadas por el cáliz y con semillas en su interior.

La raíz es cilindrica, llena de anillos salientes poco separados y tramos descendentes tortuosos, con un diámetro de 4 a 10 mm, con una superficie de color pardo y forma de anillo. La raíz se recoge entre mayo y julio, cuando las partes aéreas se han marchitado y se concentra la mayor parte de los alcaloides en la raíz. La corteza es gruesa, de color grisáceo. El sabor de la raíz es amargo y áspero.

La ipecacuana fue empleada desde la más remota antigüedad por los aborígenes americanos de los actuales territorios de Paraguay, Brasil y Centroamérica. De hecho, se sabe que esta planta era utilizada por los tupí-guaraní para combatir las diarreas sanguinolentas.

El testimonio escrito más antiguo que existe sobre ella consiste en una mención de tres remedios contra los flujos sanguinolentos, uno de los cuales se llama Igpecaya, incluida  en una Historia de Brasil, escrita por un monje portugués que residió en dicho país entre 1570 y 1600.

En Europa, la ipecacuana se conoce desde que Legras importó algunas raíces en el año 1672. Desde entonces, se ha empleado contra afecciones intestinales, además de como emético y expectorante. En 1912 se descubrieron los principios activos de la ipecacuana, y desde entonces forma parte de numerosos preparados farmacéuticos.

 

Propiedades curativas

Los principios activos de mayor interés son alcaloides (2% al 4% del peso), entre los que destacan la emetina (72% del total de alcaloides), la cephaelina (26%) y la psychotrina (2%).

Contiene además saponinas de sabor muy desagradable, ácido ipecacuanhico, colina, resinas, pectina, almidón, oxalato de calcio y un aceite etéreo de olor fétido. La emetina se puede aislar, en forma de polvo blanco amorfo, de sabor amargo, inodoro, que se torna amarillento al oxidarse.

La raíz de ipecacuana es la que concentra el mayor número de propiedades de la planta y  se vende en las boticas en forma de pedazos de algunos centímetros de largo, de color gris oscuro, engrosados en partes en forma de anillos, que no se cierran por completo. La corteza de la raíz es muy gruesa y se separa fácilmente de la parte leñosa.

Como emética (es decir, que provoca el vómito), se emplea para vaciar el estómago en caso de intoxicación o envenenamiento, cuando no resulta posible la realización de un lavado gástrico.

El efecto vomitivo es debido a una doble acción, por irritación de la mucosa gástrica y por estímulo del centro nervioso del vómito.

En dosis bajas estimula la sudoración (diaforética) y la secreción de jugos gástricos, por lo que tiene acción aperitiva y digestiva

Debido a sus cualidades expectorantes, se recomienda su uso para todo tipo de afecciones bronquiales debido a sus propiedades expectorantes (ya que estimula la secreción de la mucosa bronquial).

También es amebicida al destruir las amebas que causan la disentería amebiana y los abscesos amebianos del hígado.

 

Remedios populares

Remedio con ipecacuana  para provocar el vómito en caso de intoxicación #1 Disoler 6 gramos de polvo de raíz seca disuelto en una taza de agua.  

Remedio con ipecacuana para provocar el vómito en caso de intoxicación  #2 Realizar una infusión de ocho gramos de raíz fresca en un cuarto de litro de agua.

Remedio con ipecacuana para la tos  Consumir 4 cucharadas de la infusión de 2 gramos de polvo de raíz seca en una taza de agua.

Remedio con ipecacuana para la bronquitis Preparar con un medio gramo de polvo de ipecacuana y cien gramos de agua, y además dos cucharadas de miel o jarabe de altea, una bebida que se toma una cucharada cada cuatro horas.

 

Precauciones

Evitar dosis elevadas, ya que puede provocar la diarrea.

No usar en niños menores de 3 años, o en embarazadas dado que tiene una cierta acción tónica uterina, que podría provocar el aborto. Tampoco se recomienda en pacientes con afecciones cardiovasculares por el posible efecto cardiotóxico de la emetina.

Evitar su consumo si se tiene problemas gástricos como úlceras, gastritis, etc.

Evitar el contacto con polvo de ipecacuana, ya que puede irritar la piel

 

Conozca también

Remedios naturales para los vómitos

Remedios para las intoxicaciones por alimentos

Remedios naturales para las náuseas

Remedios antiguos y medievales

Los tés e infusiones en los remedios caseros

Zumos combinados con plantas medicinales

infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*