Conoce

Remedios con mamey para la caída del cabello, sanar llagas y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El mamey, llamado tambiaén mamay, mata serrano, zapote mamey, zapote de Santo Domingo. abricote, abricó do para, abricó selvagem, pecego de Sao Domingo y otere, es un árbol perteneciente a la familia de los Clusiaceae muy parecido al magnolio.

Es originario del Caribe y América Central (Jamaica, Cuba, La Española, Santo Domingo, Antillas Menores…), actualmente distribuido como árbol frutal por todas las zonas tropicales de América e introducido en otras regiones tropicales del planeta.

El mamey es un árbol de hoja perenne que puede alcanzar los 20 metros de altura, con tronco corto, copa piramidal y corteza agrietada de color marrón grisáceo, parecido a los magnolios. Las ramas desprenden un látex amarillo cuando se rompen.

Las hojas son simples, coriáceas y brillantes, de color verde más oscuro por el haz que por el envés, opuestas, elípticas redondeadas, de unos 20 cm de longitud y la mitad de anchura, con pequeños puntos glandulares. Las flores, que pueden ser masculinas, femeninas y hermafroditas, tienen unos 2,5 cm de diámetro, son solitarias o en grupos de dos o tres, con cuatro o seis pétalos de color blanco y un agradable olor.

El fruto es una baya drupácea irregularmente globular, con una gruesa corteza de color marrón, de unos 15 cm de diámetro, con una pulpa de color amarillo, anaranjado o rojizo, cuyo sabor recuerda al albari-coque, que contiene entre una y cuatro semillas en su interior, de color marrón rojizo.

Gonzalo Fernández de Oviedo, en su Historia general y natural de las Indias, nos dice del mamey: «Es uno de los más hermosos árboles que puede haber en el mundo… la fructa deste árbol es la mejor que hay en esta isla Hispaniola; es de muy buen sabor e echa su fructa redonda, e muy redonda, por la mayor parte, e alguna algo más prolongada;… e sabe a melocotón o duraznos, o es de mejor sabor, salvo que no es tan zumoso como el durazno, ni huele así».

Fray Bartolomé de las Casas, en su Apologética Historia Sumaria, comenta por su parte: «Esta fructa es en olor y sabor fructa de reyes, y en color y a la vista no mucho menos podremos dar alguna semejanza comparándola en algo a alguna de las de Castilla, y ésta es a los melocotones. […] El olor y sabor dellos cierto es tal que ninguna fructa se le iguala de todas cuantas habernos y comemos en Castilla».

 

Propiedades curativas

El fruto contiene pectina, mameína y cumarinas. La corteza es rica en taninos. Se utilizan el fruto, la planta entera, el látex, las hojas y las semillas.

A partir de sus flores fermentadas, en las Antillas francesas se elabora un licor denominado agua de creóle, que se considera un buen tónico y digestivo.

Toda la planta, especialmente el látex y las semillas, tiene propiedades insecticidas, que la hacen útil en el tratamiento de las infestaciones por garrapatas, así como en las infecciones de la piel y del cuero cabelludo.

El látex de las ramas o de los frutos inmaduros, mezclado con manteca, se utiliza como apósito para evitar infecciones de la piel en humanos y en animales.

La infusión de las hojas se ha utilizado tradicionalmente como sustituto de la quinina en el tratamiento de las fiebres intermitentes. Las semillas molidas se pueden preparar en infusión para fines antiparasitarios intestinales y en el tratamiento del eczema.

Debido a su bello porte, se utiliza también como árbol ornamental.

 

Remedios populares

Remedio con mamey para la caída del cabello: Tomar un hueso de mamey y hacer un masaje con él sobre  el cuero cabelludo dos veces al día durante el mes.  Conoce recetas de zumos para combatir la caída del cabello

Remedio con mamey para limpiar y refrescar los riñones:  Rallar una semilla de mamey y del polvo resultante extraer 2 cucharadas.  Verter éstas en un vaso de agua que esté hirviendo y dejar refrescar   Beber, una vez fresca, una vez al día por 2 semanas.

Remedio con mamey para hacer crecer las pestañas.  Colocar, mediante un bastón de algodón, aceite de la semilla de mamey en la pestañas una vez al día.

Quizás te interese saber sobre: El zapote y sus remedios para la caída de cabello, hipetensión y más

Remedio con mamey para el estreñimiento Colocar la pulpa de 1/2 mamey en la licuadora junto con 1 rebanada de papaya y licuar por unos instantes.  Tomar este jugo una vez al día hasta que se pueda combatir eficazmente el estreñimiento.

Remedio con mamey para las espinillas: Rayar la semilla de un mamey y obtener una cucharada. Mezclar ésta con 1 cucharadita de limón hasta que quede hecha una crema. Aplicar sobre los granos y espinillas y dejar puesta por 30 minutos. Retirar con agua tibia.

Remedio con mamey para sanar las llagas o úlceras varicosas:  Hervir 1 cucharada de corteza del árbol del mamey en una taza de agua por 5 minutos. Tapar y dejar refrescar. Colar y aplicar, mediante una gaza, sobre las llagas.

 

Precauciones

No consumir el fruto en grandes cantidades ya que puede causar indigestiones.

 

Conozca también

Remedios para limpiar los riñones

Remedios para la retención de liquidos

Recetas caseras de belleza natural

Remedios para la sífilis

Remedios para las estrías

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

1 comentario en Remedios con mamey para la caída del cabello, sanar llagas y más

  1. Miguel angel lopez maya // 21 abril, 2017 en 10:06 pm // Responder

    Magnifcas recomendasiones muchas grasias

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*