Conoce

Remedios para el potasio bajo

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El potasio es uno de los electrólitos esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo humano; de hecho, prácticamente todas las funciones corporales dependen de él de alguna manera.

También es uno de los minerales más abundantes en el cuerpo, ya que constituye el 70% de los iones positivos intracelulares; el resto son una mezcla de sodio, magnesio, calcio, arginina y otros.

El potasio se distribuye a las células por un proceso de difusión pasiva y está regulado por una enzima denominada adenosintrifosfatasa junto con la concentración de sodio en el interior de la célula. El potasio y el sodio son antagonistas, lo que significa que un desequilibrio en uno automáticamente causa un desequilibrio en el otro. El potasio predomina en el interior de la célula.

El potasio es necesario para la respiración celular normal. Su deficiencia disminuye los niveles de oxígeno, lo que reduce la eficacia de la función celular. También se requiere un aporte adecuado de potasio para regular el latido cardíaco, facilitar la contracción muscular normal, equilibrar la transferencia de nutrientes a las células y estabilizar la función renal y la secreción de jugo gástrico, entre otras cosas.

En el organismo, una de las utilidades más importantes del potasio es la transmisión nerviosa, ya que es un cofactor catalizador de la activación de varios sistemas enzimáticos -aunque sólo se necesitan cantidades mínimas para estos procesos- por lo que la deficiencia en este aspecto es muy improbable.

Se cree que el potasio es útil terapéuticamente de muchas formas, que incluyen la ayuda al tratamiento del alcoholismo, el acné, las alergias, para favorecer la curación de las quemaduras y prevenir la presión sanguínea elevada. También puede ser útil en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva, el síndrome de la fatiga crónica y los cálculos renales. Las personas que sufren alguno de estos trastornos deben plantearse aumentar su ingesta de potasio después de comentarlo con un profesional.

Síntomas de deficiencia de potasio La deficiencia de potasio en la sangre se denomina hipocaliemia y se manifiesta de muchas formas; destacan entre las más graves: artrosis, presión sanguínea elevada, enfermedad coronaria, accidente vascular cerebral, cáncer e incluso infertilidad, ya que el potasio es un elemento vital del líquido seminal.

La deficiencia de potasio aumenta los niveles ácidos del organismo, disminuyendo el pH natural, lo que tiene efectos a largo plazo. También puede agravar problemas causados por la falta de proteínas. Si los niveles de potasio son bajos, el hígado no puede funcionar normalmente, sobre todo respecto a la transformación de glucosa en glucógeno. Un hígado sano debe tener dos veces más potasio que sodio.

La deficiencia de potasio produce problemas en la formación de tejido conectivo y puede hacer que los tejidos corporales sean vulnerables a todo tipo de problemas. El colágeno de una persona sana es aproximadamente tan fuerte como el acero, y la resistencia del tejido óseo es comparable a la del hierro. La falta de potasio origina una susceptibilidad a las fracturas, lesiones cutáneas que no curan y otros problemas del tejido conectivo. Tan importante es el potasio para la producción de colágeno que muchos expertos en salud natural afirman que, junto con otros nutrientes vitales, constituye un elemento esencial de protección frente al envejecimiento.

El potasio es básico para el procesamiento eficaz de los alimentos en el organismo; sin él no pueden degradarse en sus componentes. Esto puede dar lugar a reumatismo, y es uno de los motivos por los que una ingesta adecuada de potasio previene el reumatismo.

Requerimientos de potasio En el pasado, el potasio era más abundante en la dieta que la sal, pero gradualmente la situación se ha invertido. La extendida falta de potasio en las dietas modernas se debe en gran parte al procesamiento moderno y a las cifras elevadas de sal añadidas a la mayoría de los alimentos procesados. La cocción y el procesamiento destruyen el potasio, y la sal añadida posteriormente disminuye el potasio del organismo. Este cambio de la cocina tradicional es probablemente la causa de muchos problemas de salud a los que se enfrenta la sociedad moderna.

Quienes pueden sufrir de potasio bajo

Las personas que pueden tener potasio bajo son aquellas que abusan del alcohol o las drogas, fumadores, atíetas, trabajadores cuya ocupación supone un ejercicio físico, pacientes que han sufrido una intervención quirúrgica sobre el tracto gastrointestinal, personas que sufren cualquier grado de malabsorción y vegetarianos.

Los que presentan trastornos alimentarios, especialmente bulimia y anorexia, tienen un riesgo especialmente importante de lesión debido a los bajos niveles de potasio. Además, los que han estado enfermos, sometidos a cirugía y están tomando corticoides o digital, además de los que sufren un estrés importante, muy probablemente tendrán unas cifras bajas de potasio.

 

Remedios populares

Remedio para el potasio bajo #1:  Consumir aguacate a diario en las ensaladas.

Remedio para el potasio bajo #2: Ingerir un batido de banana o plátano 4 veces por semana o comer esta fruta a diario.

Remedio para el potasio bajo #3:  Añadir a la dieta el consumo de sardina 3 veces por semana.

Remedio para el potasio bajo #4:  Elaborar un batido que contenga leche y cualquiera de estos frutos secos como almendras, cacahuetes o maníes, nueces, entre otros.

Remedio para el potasio bajo #5:  Consumir frutas cítricas como naranja, torona, entre otros a diario.

Remedio para el potasio bajo #6: Ingerir ensaladas que contenga espinaca, papas y tomate.

Remedio para el potasio bajo #7:  Ingerir jugo de guayaba y kiwi 3 veces por semana.

 

Recomendaciones

No hervir los alimentos en agua, ya que es una forma segura de eliminar el potasio que contienen, a menos que el agua se aproveche para hacer sopa. Al vapor o a la brasa, los alimentos cocinados conservan su contenido en potasio y todos los nutrientes, excepto la vitamina C y algunas vitaminas del complejo B, que son destruidas por el calor.

La cocción a la parrilla también oxida los ácidos grasos esenciales. Sofreír los alimentos es otra buena forma de conservar los nutrientes. Es importante variar los alimentos ricos en potasio con el fin de garantizar una ingesta adecuada de otros nutrientes y evitar la posibilidad de toxicidad, ya que algunos vegetales contienen elementos tóxicos si se ingieren en grandes cantidades (por ejemplo, ácido oxálico en el ruibarbo). La congelación también disminuye las cifras de potasio en los alimentos.

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*