Conoce

Remedios para dolor abdominal al correr

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Usted está corriendo, o andando en bicicleta, o caminando rápidamente cuando de repente lo ataca un dolor agudo en el costado.

Cada vez que respira, el dolor se hace más intenso. A usted lo está atacando una “punzada en el costado”, un dolor repentino y punzante en la parte superior del diafragma.

Nadie sabe con seguridad cuál es la causa de la punzada en el costado, No hay ninguna investigación que haya podido demostrar qué es lo que realmente sucede con la punzada en el costado y sigue siendo uno de los misterios del cuerpo.

La mayoría de los expertos creen que una punzada en el costado es un calambre del diafragma, el “músculo de la respiración”, una membrana muscular grande y plana, que separa el pecho y los órganos abdominales, y que ayuda a forzar aire hacia dentro y hacia afuera de los pulmones.

Sin embargo, exactamente por qué el diafragma se acalambra, es algo que continúa sin aclararse. Algunos de los expertos creen que los ejercicios como correr disminuyen el flujo de sangre hacia el diafragma, lo que causa que tenga un espasmo.

Levantar las rodillas para correr contrae los músculos del estómago, lo que aumenta la presión en el interior del estómago y presiona el diafragma desde abajo. Durante el ejercicio, el aire tiende a entrar en los pulmones con mayor facilidad con la que puede salir, y por eso los pulmones se llenan de aire y presionan al diafragma desde abajo. Esta doble presión, dice la teoría, comprime el diafragma y le cierra el flujo de sangre, lo que resulta en calambres.

Otra teoría sugiere que el dolor de la punzada en el costado resulta de gas atrapado en el intestino grueso. El ejercicio, tal como correr, acelera las contracciones intestinales y empuja el gas hacia el final del colon, o intestino grueso. Si el colon esta bloqueado con material fecal duro, pueden resultar los calambres.

Algunos expertos creen que, en algunas personas, la punzada en el costado puede estar relacionada con alguna intolerancia a los productos de trigo o de leche. Las personas con ese tipo de alergias, dicen, que hacen ejercicio dentro de un período de 24 horas después de comer esos alimentos pueden resultar con calambres o aun con diarrea.

Otros expertos sugieren que la punzada en el costado puede ser causada por cualquier tipo de comida en el estómago y por hacer ejercicio demasiado pronto después de comer.

Mientras los médicos discuten sobre qué causa la punzada en el costado, usted puede aprender a evitarla, y si le ocurre, a detenerla rápidamente. Aquí está cómo:

 

Remedios populares

Respire con el estómago.  La mayoría de las punzadas de costado resultan de respirar en forma incorrecta. La mayoría de las personas, especialmente los corredores novicios, no respiran correctamente cuando hacen ejercicio.  No respiran con profundidad y es que la gente a menudo aprende a respirar usando sólo los músculos de la parte superior del pecho en vez de los músculos del diafragma. Durante el ejercicio, cuando necesitan más aire, respiran más rápido y aun menos profundo.

En otras palabras, la clave para evitar la punzada en el costado es respirar profundamente con el estómago. Para ayudar a que la gente aprenda a respirar, muchos expertos hacen que las personas se acuesten de espaldas con un libro sobre el abdomen. Las hacen que respiren hasta que el aire llegue hasta el estómago. El libro se debe mover hacia arriba cuando respiran y hacia abajo cuando expelen el aire.

Trate la exhalación con “resoplo”. Debido a que durante el ejercicio es mucho más difícil vaciar los pulmones que llenarlos, es importante que exhale hasta llegar al estómago. Fuerce el aire cuando exhale empujando hacia afuera el abdomen, haciendo un sonido de resoplo.

Vaya más despacio. No estar en forma y hacer ejercicio con demasiada intensidad causa que usted respire rápidamente—y con menos profundidad. Se sugiere que reduzca la intensidad de su actividad. Vaya más despacio. Aumente su capacidad en un período de varias semanas.

Deténgase. Alguna gente, especialmente los corredores de competencias, creen que deben seguir corriendo aunque tengan una punzada en el costado. Sin embargo, a no ser que esté en una carrera,  lo mejor que se puede hacer es detenerse totalmente hasta que se le pase el dolor.

Use la regla de “una hora”. Si usted comió, espere por lo menos una hora antes de hacer ejercicio. La comida en el estómago no molesta a algunas personas, pero a otras les puede causar calambres.

Déle un masaje. Cada vez que se le niega sangre a un músculo, a éste le va a dar un espasmo y va a causar dolor. El masaje aumenta la circulación y relaja los músculos. Si a usted le da una punzada, dése un masaje suave en el área, con las dos manos.

Use la técnica de “apretar y soplar”. Una manera de aliviar la presión en el diafragma es meter profundamente los dedos en el estómago, inmediatamente debajo de las costillas del lado derecho. Al mismo tiempo, apriete fuertemente los labios y sople lo más fuerte que pueda.

Practique cómo correr rápido. Una de las causas posibles de la punzada en el costado es tener músculos abdominales y del difragama débiles. Para aumentar la resistencia y la fuerza del diafragma, trate de correr rápido un par de veces por semana.

Fortifique los músculos abdominales. Unos músculos abdominales fuertes pueden ayudar a evitar la punzada en el costado. Trate de hacer sentadillas parciales con la pierna doblada y levante los hombros unas seis pulgadas (15 centímetros) sobre el piso (ponen menos tensión en la espalda que las sentadillas completas). O acuéstese de espaldas y levante las piernas estiradas unas pocas pulgadas sobre el piso y sosténgalas por 20 a 30 segundos cada vez.

Acudir al médico Algunas veces, se confunde con punzada de costado lo que puede ser angina pectoris, un dolor serio causado por falta de oxígeno en el corazón. Vea a un médico inmediatamente si usted tiene un dolor que:

• Se origina debajo del esternón, o en el cuello, o que se extiende hacia abajo por el brazo izquierdo
• Está acompañado de falta de aliento
• Es causado por tensión emocional y/o agotamiento físico

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*