Conoce

Remedios para el trastorno afectivo estacional

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El trastorno afectivo estacional es una forma de depresión habitualmente asociada con la falta de luz solar en latitudes extremas del sur o del norte desde finales del otoño hasta principios de la primavera.

Aunque los investigadores no están seguros sobre las causas del trastorno afectivo estacional, sospechan que puede tener algo que ver con la hormona melatonina.

Se cree que la melatonina desempeña un papel activo en la regulación del reloj corporal interno, que dicta cuándo los seres humanos tienen la sensación de tener que acostarse por la noche y levantarse por la mañana. Aunque el trastorno afectivo estacional es más frecuente cuando hay poca luz, puede producirse en primavera, y entonces suele denominarse trastorno afectivo estacional inverso.

El cuerpo produce más melatonina por la noche que durante el día, y los científicos creen que esto ayuda a las personas a sentir somnolencia por la noche. También existe más melatonina en el cuerpo durante el invierno, cuando los días son más cortos.

Algunos investigadores creen que el exceso de liberación de melatonina durante el invierno y en las personas con el trastorno afectivo estacional pueden explicar su sensación de somnolencia o depresión.

Una variación de esta idea es que, durante el invierno, los relojes internos de las personas pueden estar mal sincronizados con el ciclo luz-oscuridad, lo que altera a largo plazo la liberación de melatonina. Otra posible causa del trastorno afectivo estacional es que las personas no pueden ajustar sus hábitos a la estación, o dormir más horas cuando es más oscuro, como sería natural.

El trastorno afectivo estacional, que no es una categoría oficial de enfermedad mental, se estima que afecta a una proporción importante de la población de países desarrollados. El riesgo de presentarlo aumenta cuanto más lejos del ecuador se vive.

Los síntomas del trastorno afectivo estacional son similares a los de otras formas de depresión. Los afectados pueden sentirse tristes, irritables o cansados y tener la sensación de que duermen demasiado. También pierden interés por las actividades normales o placenteras (incluyendo el sexo), presentan abstinencia y deseos de carbohidratos y aumentan de peso.

 

Remedios populares

Remedio para el trastorno afectivo estacional #1: Hervir 1 cucharada de hojas de albahaca y 1 de poleo en una taza de agua por 5 minutos.  Tomar 2 veces al día.

Remedio para el trastorno afectivo estacional #2: Consumir 1/2 cucharada de jalea real en la mañana y otra en la tarde a diario.

Remedio para el trastorno afectivo estacional #3: Consumir alimentos ricos en vitamina D como pescados de agua fría (salmones, sardinas etc.)  Otros alimentos que contienen esta vitamina son yema de huevo y el jugo de naranja.

Remedio para el trastorno afectivo estacional #4: Preparar un licuado que contenga banana, trocitos de chocolate amargo  y leche de avena.  Estos 3 ingredientes ayudan a combatir la depresión que se siente al sufrir este trastorno y llenan, a su vez, de mucha energía el cuerpo.

Remedio para el trastorno afectivo estacional #5: Verter en un difusor unas gotas de aceite esencial de naranja o mandarina que pueden ayudar a activar la energía.

 

Recomendaciones

Procurar nuevas actividades durante el invierno como cursos de idiomas, manualidades, etc., que permitan mantener la salud mental durante este período del año.

Realizar ejercicio físico con regularidad como caminar, nadar, bailar, etc, ya que ayuda a mantener los niveles de endorfinas en el cuerpo y aumentar la energía.

Tomar unas vacaciones  El cambio de lugar o de sitio puede hacer maravillas para su salud mental y ayudar a recargar sus baterías para cuando regrese a casa.

Quizá te interese conocer ansiolíticos naturales y efectivos

Reducir el consumo de alcohol, ya que es un depresor que puede complicar aún más este tipo de trastorno.

Establecer un horario para la realización de diferentes actividades como la hora de las comidas, tiempos de entrenamiento, los rituales de la hora de acostarse y asegúrese de mantener ocupado para no permitir que los síntomas depresivos típicos de este trastorno se hagan cargo de sus pensamientos.

Acudir a una sesión de terapia lumínica (también denominada fototerapia). El momento del día y el número de veces dependen de las necesidades físicas y del estilo de vida del paciente.

Es importante observar que la terapia lumínica parece ser segura para la mayoría de las personas, sin embargo, a veces produce efectos secundarios como tensión ocular, dolor de cabeza, insomnio, fatiga, quemaduras solares y sequedad de los ojos y de la nariz. La mayor parte de estos efectos se solucionan ajustando el horario y la duración de las sesiones.

 

Conozca también

Remedios contra la ansiedad

Remedios para el burnout o síndrome del trabajador quemado

Remedios naturales para los cambios de humor

Remedios para el síndrome de fatiga crónica

Remedios para las fobias

Remedios naturales para las pesadillas

Remedios para la astenia primaveral

Remedios caseros para combatir la depresión

Remedios para la hiperventilación

Remedios naturales para la depresión otoñal

Cuáles son las plantas y alimentos que se consideran antidepresivos naturales?

Las curas depurativas

remedios para los ataques de pánico

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*