Conoce

Remedios con hojas de tabaco para reumatismo, sarna y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El tabaco pertenece a la familia de la Solanaceae y es originario de las zonas cálidas de América, posiblemente del Caribe, se cultiva en todo el mundo.

Ésta es una planta anual con raíz fibrosa y tallo erecto, redondo, piloso, ramificado, de hasta 2 metros de altura.

Las hojas son alternas, sésiles, ovadas o lanceoladas, decurrentes, pilosas, de color verde pálido, grandes, de hasta 70 cm de longitud y 20 cm de ancho, con una nerviación prominente en el envés.

Las flores son rosadas, con una corola compuesta de cinco segmentos agudos, agrupadas en panículos terminales. El fruto es una cápsula oval, bivalva, con dos celdas y numerosas semillas reniformes adosadas al receptáculo.

El género Nicotiana tiene más de 67 especies diferentes de tabaco. Su consumo estaba extendido en América antes del descubrimiento, y es André Thevet, en 1555, quien lo trae a Europa desde Brasil. Nicotiana deriva de Jean Nicot, embajador de Caterina de Médicis en Portugal, quien lo introdujo en la corte francesa.

 

Propiedades curativas

El tabaco contiene un alcaloide líquido y volátil, la nicotina; una esencia concreta, el nicocianino; una resina, un aceite graso, ácido tánico, ácido gálico, etc.

Es un potente narcótico, sialagogo, diurético, sedante y vomitivo. Su efecto es de tipo gangliopléjico, paralizante del sistema nervioso vegetativo.

Con fines medicinales, se emplea las hojas frescas y secas de forma externa.  Se indica en el tratamiento de las hemorroides y en ciertas afecciones cutáneas. El jugo de las hojas se usa como linimento rubefaciente en dolores neurálgicos.

Las lavativas externas tienen virtud antihelmíntica y parasiticida, y están indicadas en infestaciones intestinales por áscaris y oxiuros.

El tabaco se usa como veneno contra los insectos, macerando las cenizas para obtener un agua rica en nicotina.

 

Remedios populares

Remedio con hojas de tabaco para el reumatismo: Humedecer un puñado de hojas frescas de tabaco en agua muy caliente y aplicar sobre las partes doloridas. Hay que tener cuidado de no aplicarlas sobre una piel inflamada.

Remedio con hojas de tabaco para la sarna y tiña crural: Hervir 30 gramos de hojas de tabaco  durante 10 minutos en medio litro de agua.  Aplicar dicha preparación en forma de fomentos sobre la zona afectada. Estos fomentos son también muy indicados en picazones crónicas de la vulva (partes genitales de la mujer) o el ano.

Remedio con hojas de tabaco para la erisipela: Humedecer hojas frescas de tabaco y aplicar, a modo de cataplasma, sobre la zona afectada.  Realizar este remedio varias veces al día.

Remedio con hojas de tabaco para la gota:  Quemar de 20 a 25 gramos de hojas de tabaco  sobre una plancha de hierro caliente, y aplicar, aún tibia, sobre la zona afectada, cubriéndola con un trozo de tela de lana.

Remedio con hojas de tabaco para uña encarnada o enterrada: Hervir en una taza de agua 3 hojas de tabaco durante 5 minutos y después adicionar 1 cucharada de sal y 5 gotas de yodo.  Aplicar de forma directa o mediante una bolita de algodón o paño sobre la uña encarnada.  Realizar este remedio varias veces al día.  También puede efectuar baños de pies con esta preparación.  Para ese fin, sólo debe triplicar las cantidades.

Remedio con hojas de tabaco para flemón o absceso dental: Hervir un puñado de hojas secas de tabaco en medio litro de agua durante 10 minutos.  Dejar refrescar y filtrar.  Efectuar buches con esta preparación a lo largo del día.  No tragar este remedio y expulsarla por completo de la boca.

Remedio con hojas de tabaco para la sinusitis  Calentar 1 cucharada de cebo de carnero o manteca de cerdo y aplicar caliente (sin quemar) sobre la frente y en la zona del sinus o senos paranasales.  Luego, colocar arriba un par de hojas de tabaco frescsa y, finalmente, poner un paño arriba de toda la preparación.  Realizar este remedio por 9 dias seguidos.

 

Precauciones

Los efectos nocivos del abuso crónico del tabaco (fumarlo) son conocidos y destaca su nocividad sobre el corazón y las arterias, y su potencial cancerígeno sobre el sistema respiratorio y urinario.

La nicotina, que contiene el tabaco, produce alteraciones en la función digestiva y circulatoria, y ocasiona contracción vascular, palpitaciones, arritmia cardíaca y esclerosis arterial.  

Por esa razón, se consideran como medicinales sólo aquellos remedios que de aplican de forma externa como los que aquí se exponen.  Si se hace buches, favor expulsar de la boca, al final, toda la preparación (no tragarla).

 

Conozca también

Remedios para la amigdalitis

Remedios caseros para la faringitis

Remedios antiguos y medievales

Los tés e infusiones en los remedios caseros

bblognuestros-remedios-na

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*