Conoce

Remedios con mercuríus vivus (homeopático)

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Mercuríus vivus es el nombre en latín de un remedio homeopático preparado a partir del mercurio elemental.

Aunque Samuel Hahnemann, el fundador de la medicina homeopática, formuló una preparación de mercurio que denominó Mercuríus solubilis, la mayor parte de los homeópatas actuales lo consideran esencialmente el mismo remedio y lo utilizan para tratar los mismos síntomas.

.

Propiedades curativas

Mercuríus vivus es el remedio de elección para los trastornos agudos de la piel y las membranas mucosas caracterizados por inflamación aguda con formación de pus y posiblemente áreas de piel erosionada: infecciones de los ojos con secreción de pus, infecciones bacterianas con pus por detrás del tímpano, faringitis con formación de pus, infecciones urinarias y enfermedades de la piel, como herpes y forúnculos.

Otros trastornos que se tratan con Mercuríus vivus son el dolor de espalda, la varicela, la diarrea, la gripe, los resfriados, la indigestión, las úlceras de la boca y el dolor de muelas acompañado de salivación importante.

Los síntomas generales que sugieren el tratamiento con Mercuríus vivus a un homeópata son la transpiración intensa y maloliente, el mal aliento, el olor corporal desagradable y una salivación intensa. Los pacientes que requieren Mercuríus vivus se irritan con facilidad con el aumento de temperatura u otros cambios ambientales, y suelen encontrarse cómodos en muy pocas circunstancias. Tienden a temblar o agitarse y habitualmente son débiles y se cansan con facilidad por la actividad. Responden lentamente al tratamiento, y las partes del cuerpo infectadas necesitan mucho tiempo para curarse.

El paciente que requiere Mercuríus vivus presenta espasmos dolorosos y ansiedad. La madre que da el pecho produce leche con mal gusto para el lactante. El paciente varón tiene dolor al orinar acompañado de secreción de moco espeso o pus por la uretra. Las sensaciones inflamatorias asociadas con los síntomas que requieren

Mercuríus vivus se presentan por todo el cuerpo. Generalmente la boca y las encías son dolorosas y están inflamadas, y el paciente se queja de un sabor metálico en la boca. Es frecuente que las encías sangren cuando se tocan y a menudo se pierden varios dientes. Si el paciente tiene dolor de cabeza, éste es ardiente.

Aquel que necesita Mercuríus vivus también tiene una sensación de pinchazo o quemazón en el pecho y el abdomen, y poco apetito, aunque sí una sed intensa y un deseo de bebidas frías. Los síntomas mentales y psicológicos son intranquilidad, agitación y tendencia a la impaciencia. Estos impulsos conducen a veces a la violencia, y los pacientes pueden actuar siguiendo pensamientos suicidas o agresivos.

En la práctica homeopática, las circunstancias o factores que hacen que un paciente se encuentre mejor o peor se consideran tan importantes como partes del perfil sintomático como los signos físicos. Estas circunstancias (tiempo, hora del día, nivel de actividad, luz o sonido, postura del cuerpo, etc.) se conocen como modalidades.

En los pacientes que requieren Mercuríus vivus, las modalidades que hacen que su situación empeore son una temperatura extrema, estar al aire libre, moverse, cama caliente, atardecer, que les toquen, estar estirados sobre el lado derecho, sensación de sudor o comer algún dulce, y las que hacen que los pacientes se encuentre mejor incluyen temperaturas moderadas, tiempo seco y estar sentados mientras descansan.

.

Remedios populares

La forma más habitual de preparación de Mercuríus vivus es en comprimidos en 30c o 30x, aunque el remedio también está disponible en líquido. La abreviatura 30c significa que una parte de mercurio se ha diluido con 99 de agua o alcohol, proporción que se denomina potencia centesimal.

Este proceso de dilución, junto con la agitación vigorosa del remedio, se ha repetido 30 veces para conseguir la potencia deseada. Una potencia 30x es una potencia decimal (una parte de la medicina se ha mezclado con nueve partes de alcohol o agua); de esta forma, 30x significa que esta dilución decimal se ha diluido 30 veces.

En la práctica homeopática, la fuerza de un remedio es la proporción inversa de la cantidad de producto químico o extracto de la planta contenido en el alcohol o el agua; así pues, una preparación 30c de Mercuríus vivus se considera mucho más potente que una 30x. La forma en comprimidos se hace añadiendo el líquido diluido a granulos de azúcar.

.

Precauciones

El mercurio puede ser tóxico para los seres humanos y producir lesiones irreversibles del sistema nervioso. Algunos síntomas de intoxicación por mercurio son una sed importante, tumefacción y pérdida de color de las mucosas de la boca, dolor abdominal, diarrea sanguinolenta y shock. Desde hace mucho tiempo el mercurio se ha utilizado con fines medicinales para disminuir la fiebre en las víctimas de intoxicaciones.

Probablemente, en el mundo actual, la intoxicación por mercurio es más el resultado de un accidente por la respiración de vapores tóxicos debidos a procesos industriales que la consecuencia del consumo de medicinas preparadas a base de mercurio.

Las preparaciones homeopáticas estándar de Mercuríus vivus están tan diluidas que es muy poco probable que produzcan intoxicación por mercurio aunque el paciente tome una sobredosis importante.

.

Efectos secundarios

Los remedios homeopáticos raramente tienen efectos secundarios en el sentido habitual de la frase, porque están muy diluidos. Por otro lado, a veces puede parecer que un remedio homeopático empeora los síntomas del paciente como parte del proceso de curación.

Este proceso se llama agravamiento, y es contemplado por los homeópatas como una indicación de que el remedio es un estimulante eficaz de la propia curación del cuerpo.

En cuanto a las interacciones, las preparaciones homeopáticas están tan diluidas que las posibilidades de que interactúen con los fármacos son mínimas. Por otro lado, la acción de Mercuríus vivus se ve intensificada por belladona, sílice y Hepar sulphuricum.

 

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*