Conoce

Cataplasmas y compresas ¿Para qué sirven?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El calor (en conjunto con el agua) son tal vez los remedios caseros más antiguos que existen.  El calor, por su parte, se ha empleado, desdeépocas inmemoriales hasta nuestros días a través de compresas, cataplasmas, envolturas, masajes, etc.

En este sentido, las compresas y cataplasmas ayudan en el tratamiento de determinadas partes del cuerpo y si se complementan con arcilla medicinal, patata, linaza o hierbas medicinales, sus efectos son aún más beneficiosos.

Éstas son muy aplicadas para aliviar los fuertes dolores del nervio ciático o el lumbago, ya que la acción analgésica es bastante duradera. Sin embargo, es importante tomar las debidas precauciones para no quemarse.

A continuación exponemos las cataplasmas y compresas más utilizadas como remedios caseros, sus beneficios y forma de preparación y aplicación:

 

Cataplasmas curativas

Cataplasma para el tratamiento de la tos, bronquitis, cistitis, dolores de hombros y cervicales y de espalda.  Hervir de 100 a 500 g de papa cocida (según la superficie afectada) por 10 minutos a fuego lento.   Luego, se apaga el fuego y se sacan  aún caliente.  Después se aplastan las patatas cocidas con la cáscara, se envuelve el puré en un paño de hilo y aplicar con cuidado sobre la parte del cuerpo afectada.

Si la persona tiene tos, se aplicará la cataplasma sobre el pecho.   En el caso de  cistitis: en la región de la vejiga.  Si se sufre de dolores de hombros, cervicales o de espalda, la cataplasma debe ser colocada directamente sobre la parte afectada por el dolor.   La cataplasma debe dejarse puesta, por lo menos, de10 a 15 minutos. Esta cataplasma no debe ser empleada si la persona tiene hipersensibilidad al calor, operaciones inminentes, disminución de la función cardiaca o enfermedades malignas.

Cataplasma para los forúnculos: Mezclar 1 zanahoria cocida caliente con un poco de germen de trigo, aplicar sobre el forúnculo y luego colocar una gaza.

Cataplasma para la sinusitis   Mezclar 2 cucharadas de verbena seca, un chorrito de aceite de oliva y 2 claras de huevo hasta formar una pasta.  Calentar un poco en una sartén y aplicar tibia sobre la zona afectada o que presente dolor.

Cataplasma para los abscesos Aplicar una cataplasma de hojas de consuelda sobre la zona afectada para reducir la inflamación, ya que tiene una acción desinfectante.

Cataplasmas para bajar la inflamación   Trocear de ocho a diez hojas de acelga. Batir dos claras de huevo a punto de nieve muy espesa. Mezclar con las dos claras de huevo las acelgas troceadas. Envolver este preparado en un paño Extender sobre sobre la zona afectada. Es primordial que la cataplasma quede bien en contacto con la piel sin apretar.

 

Compresas curativas

Compresa de linaza para madurar orzuelos y furúnculos y para las personas que sufren de  sinusitis, inflamaciones del seno maxilar y bronquitis. Hervir por10 minutos de 200 a 500 g de linaza (según la superficie que se desea tratar) en una taza de agua y luego llenar de linaza la bolsa de paño de hilo. Se aplica sobre el lugar afectado o donde se sienta el dolor y se deja actuar durante 5 minutos. Recalentarla y volver a aplicarla varias veces. Esta compresa no debe ser empleada en los casos de hipersensibilidad al calor,operaciones inminentes, enfermedades malignas o nefropatías.

Compresa con arcilla, barro, fangos o lodos (peloide) Este tipo de compresa es recomendada para personas con estados dolorosos de la columna vertebral, tensiones musculares, lumbalgias o neuritis.  Calentar de 200 a 500 g de barro, fango o arcilla medicinal (según la superficie afectada) en un paño de hilo.a 45 °C (se puede aguar si se desea con una o dos cucharaditas de agua) y aplicarlas a la zona deseada. Luego se debe dejar reposar a continuación de 30 o 60 minutos. Esta compresa debe ser aplicada sólo una vez al día

No se debe aplicar esta compresas en personas con hipersensibilidad al calor, operaciones inminentes, enfermedades malignas o disfunción nefrítica.

Compresas de vapor son el recurso ideal para sustituir los baños o las envolturas, y son utilizados para aliviar las molestias de los miembros afectados, mitigar los dolores y eliminar las tensiones.

Tomar unpaño de franela por los dos extremos e introducirlo por la mitad en aguahirviendo. Al sacarlo, estirarlo bien, retorcerlo para que se escurra el agua yaplicarlo con cuidado sobre la región adolorida.

Después se debe levantar el paño brevemente una y otra vez hasta que la temperatura resulte agradable. Los dos extremos secos se doblan como protectores térmicos junto con el segundo paño y, luego, se cubre la compresa con una manta. Si es preciso, la compresa puede renovarse 2 ó 3 veces.

No se debeaplicar esta compresa en personas con hipersensibilidad al calor, operaciones inminentes, enfermedades malignas o mal funcionamiento de la función renal.

Compresa de árnica para golpes y hematomas Otra forma de compresa de vapor más eficaz aún, se obtiene añadiendo hierbas medicinales como el árnica, romero y tomillo al agua hirviendo. En este sentido, el árnica reduce rápidamente los hematomas, refuerza la acción paliativa en el tratamiento terapéutico de las distensiones, contusiones, dislocaciones, dolores musculares y articulares, hinchazones producidas por magullamientos y lesiones.  En el caso del romero y el tomillo, estas hierbas activan el riego cutáneo.

Hervir1 litro de agua con 2 cucharadas de de hierba seca de árnica. Se deja reposar 10 minutos y se cuela. Se empapa con este liquido una franela la cual será doblada y se aplica, lo más caliente posible, sobre la zona afectada. Para conservar el calor se cubre con un segundo paño de franela y, luego, con una manta de lana. Dejar puesta la compresa mientras siga desprendiendo calor.

No se debe aplicar esta compresa en personas con hipersensibilidad al calor, operaciones inminentes, enfermedades malignas o mal funcionamiento de la función renal

Compresa para la conjuntivitis: Alternar compresas de agua fría con tibias dejando cada una por cinco minutos sobre los ojos.  Las frías encogen los vasos sanguíneos agrandados aliviando así los ojos enrojecidos y la inflamación que acarrea la conjuntivitis.  Mientras que las compresas tibias alivian la irritación.

Compresa de manzanila para ojeras   Aplicar compresas tibias de infusión de manzanilla durante 10 minutos dos veces al día.

Compresa de aciano para orzuelo: Verter 20 g de flores de aciano a un litro de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar un poco.  Aplicar, aún tibia, compresas empapadas con esta infusión sobre la zona afectada por el orzuelo.

Compresa para las várices: Colocar en una licuadora 1 penca de aloe vera o sábila, 3 cucharadas de vinagre de manzana, y 1 zanahoria picada. Licuar hasta obtener una pasta homogénea.   Aplicar suavemente sobre las várices y dejar puesta por 30 minutos. Retirar con abundante agua fresca

 

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

1 comentario en Cataplasmas y compresas ¿Para qué sirven?

  1. Me ha gustado mucho esta información sobre cómo preparar cataplasmas caseras y como elaborar compresas caseras para diferentes dolencias.

    Voy a aplicarla y veré los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*