Conoce

Remedios para enfermedad de Hodgkin

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Es un tipo concreto de linfoma maligno o cáncer linfático que afecta con más frecuencia a los jóvenes en torno a los 20 años de edad y a los adultos en la edad media de la vida. Representa el 1% de todos, los tipos de cáncer aproximadamente, con una incidencia algo mayor entre los varones.

Como cualquier linfoma, se caracteriza por la reproducción incontrolada y anormal de las células del sistema linfático que merman su capacidad defensiva e invaden otras regiones del organismo.

El linfoma de Hodgkin se produce concretamente a partir de una célula maligna llamada de Reed-Sternberg que no es sino un linfocito alterado que se reproduce formando clones que desplazan a las células linfáticas normales.

Se desconoce hoy en día el verdadero origen de esta enfermedad, aunque la participación de un tipo concreto de virus, llamado de Epstein-Barr, que causa una enfermedad benigna conocida como mononucleosis infecciosa parece ser la clave del origen del mal.

Por otro lado se habla de genes implicados en una mayor incidencia de la enfermedad, lo que explicaría la agregación de casos de esta enfermedad en algunas familias. Otros factores de tipo ambiental son también objeto de estudio por su posible relación con esta afección.

En conclusión, parece que la infección por el virus de la mononucleosis en la infancia favorece, en individuos genéticamente predispuestos o sometidos a factores externos desconocidos, la aparición de la enfermedad con el transcurso de los años, aunque en un amplio porcentaje de los casos no se puede probar la presencia de este virus. Los enfermos de VIH y SIDA presentan también una cierta predisposición hacia este tipo de linfomas.

.

Cómo se manifiesta la enfermedad

El linfoma de Hodgkin produce una inflamación del tejido linfático que se manifiesta de manera más visible en el aumento del tamaño de los ganglios linfáticos, lo que se denomina adenopatías.

Los territorios ganglionares donde se pueden palpar estas adenopatías con más frecuencia son la región situada por encima de las clavículas, las axilas, las ingles y el cuello. Estos ganglios aumentados suelen aparecer también en regiones más profundas inaccesibles a la palpación como el mediastino (entre los pulmones) o en la región lumbar.

Normalmente son indoloros y blandos, aunque en ocasiones pueden hacerse dolorosos con el consumo de alcohol, lo que permite diagnosticar la enfermedad de forma casi segura.

Otros síntomas que pueden acompañar a la enfermedad son:
• Fiebre y sudoración que no sigue un pa trón regular aunque puede predominar por la noche y es persistente.
• Cansancio inexplicado por otras patologías.
• Pérdida de peso superior al 10% en los últimos meses sin haber realizado dieta alguna.
Prurito o picor intenso en la piel, sobre todo en las extremidades.

A medida que la enfermedad avanza se puede extender hacia otros órganos a través del propio sistema linfático, la sangre o por contigüidad hacia las estructuras que rodean los ganglios.

Los principales órganos afectados son el hígado, el bazo, la médula ósea, el pulmón y los huesos. Aunque en raras ocasiones, también pueden verse afectados los ríñones, el cerebro y la médula espinal.

El hecho de que la producción de linfocitos, y por tanto la inmunidad, esté alterada se traduce en una mayor facilidad para contraer infecciones, tanto por bacterias, como por virus y hongos. El tratamiento de esta enfermedad, como después veremos, también favorece la aparición de esas infecciones.

.

Diagnóstico

Ante la presencia de los síntomas generales antes expuestos, principalmente una pérdida de peso o un cansancio inexplicable, y sobre todo, ante la presencia prolongada de ganglios aumentados de tamaño en un área corporal, se debe realizar de forma rutinaria un estudio que descarte la presencia de esta enfermedad.

Conviene recordar sin embargo, que los ganglios linfáticos pueden aumentar su tamaño como consecuencia de múltiples procesos benignos, principalmente infecciones, por lo que no es razonable alarmarse en exceso si éstos se perciben.

Las pruebas empleadas para el diagnóstico de la enfermedad de Hodgkin son:

• Analítica de sangre: destaca la elevación de la velocidad de la sangre como principal signo de sospecha. Otras alteraciones como la anemia o la elevación de leucocitos resultan menos específicas.

• Radiografía de tórax: el ensanchamiento del espacio mediastínico situado entre los dos pulmones puede ser orientativo hacia la presencia de a denopatías en dicha región.

• Biopsia de los ganglios afectados: la detección entre el tejido de los mismos de la ya mencionada célula de Reed-Sternberg es la prueba definitiva que confirma el diagnóstico.

Una vez confirmado el diagnóstico se continúa con el llamado estudio de extensión, que trata de establecer el grado de avance de la enfermedad o su estadio, lo que resulta clave para establecer el tratamiento a seguir.

Para ello se emplean diferentes técnicas como el escáner torácico y abdominal, la resonancia magnética, la gammagrafía, y la biopsia del hígado y de cualquier órgano sospechoso de estar afectado por la enfermedad. En ocasiones es necesaria una intervención quirúrgica exploratoria para delimitar el alcance de la enfermedad y las regiones ganglionares afectadas.

Quizá te interese conocer

Aunque la enfermedad de Hodgkin requiere de un tratamiento médico formal, existen remedios que ayudan a aliviar los síntomas de esta enfermedad y que, a continuación, se presentan:

.

Remedios populares

Remedio para la enfermedad de Hodgkin #1:  Acudir a sesiones de acupuntura, hipnoterapia y las imágenes dirigidas pueden ser útiles para tratar los síntomas dolorosos asociados a la enfermedad de Hodgkin.

Remedio para la enfermedad de Hodgkin #2:  Acudir a sesiones de  acupuntura que supone la colocación de una serie de finas agujas en la piel en lugares determinados del organismo conocidos como acupuntos para armonizar el flujo de energía del cuerpo humano con lo cual ayuda a controlar el dolor resultado de la enfermedad.

Remedio para la enfermedad de Hodgkin #3: Practicar la terapia alternativa de  imágenes dirigidas, en el cual el paciente crea una imagen mental placentera y agradable que favorece la relajación y mejora su capacidad para enfrentarse al malestar y los síntomas del dolor. Otras técnicas de imágenes dirigidas incluyen la creación de una imagen mental visual del dolor. Después de visualizar el dolor, el paciente puede ajustar la imagen para hacerla más placentera y ti por tanto más manejable.

.

Conozca también

Remedios para los linfomas

Remedios para aliviar la quimioterapia

Remedios para leucocitos altos o globulos blancos altos

Remedios para los globulos rojos excesivos (policitemia)

Remedios para limpiar la sangre (depurar o purificar)

jugos curativos

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*