Conoce

Remedios para la hernia abdominal

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La hernia abdominal se define como una salida parcial de un órgano a través de una abertura natural o anormal en las paredes músculotendinosas que limitan la cavidad del abdomen. En la mayor parte de los casos, el órgano herniado es el intestino delgado o el grueso.

En algunos casos, la hernia se debe a la persistencia de un orificio de la pared abdominal presente en las fases iniciales del desarrollo, como por ejemplo el que comunica con el conducto inguinal, que llega hasta el escroto. Otras veces, la causa reside en el debilitamiento de algún punto de las paredes abdominales, originado por un embarazo, por una excesiva obesidad, etc.

La salida de las visceras herniadas se ve favorecida por aquellos procesos que provocan un aumento de presión en el interior del abdomen, tales como un esfuerzo físico intenso, un acceso de tos o la defecación en los casos de estreñimiento.

En ocasiones la hernia se produce súbitamente, después de una acción violenta; en otros casos, la salida de las visceras es lenta, propiciada por esfuerzos repetidos en el transcurso de los años.

En cuanto a sus síntomas,  la hernia aparece como un bulto, más o menos voluminoso, que suele ser blando e indoloro, y no origina cambios en la coloración de la piel que la recubre. Generalmente se tiene una sensación de pesadez en la zona afectada, que aumenta cuanto mayor es su tamaño, llegando a producir molestias que dificultan la realización de algunas tareas o incluso caminar.

En muchas ocasiones las hernias son reductibles, es decir, pueden volver al interior de la cavidad abdominal si se comprimen desde el exterior, y así permanecen hasta que un nuevo aumento de la presión intraabdominal las hace salir. Con el paso del tiempo, el tamaño que adquieren y las adherencias que se forman con los tejidos vecinos hacen imposible esta reducción, y se habla entonces de hernias irreductibles.

El único tratamiento definitivo para la curación de una hernia abdominal es el quirúrgico. Cuando por alguna razón especial, como puede ser alguna dolencia del paciente, no es aconsejable la intervención, suelen utilizarse los llamados bragueros, para mantener las visceras herniadas dentro del abdomen.

Un braguero consta en esencia de una almohadilla que comprime la hernia y una especie de cinturón que la mantiene en su lugar.  En este caso, los remedios caseros y naturales también pueden contribuir a ayudarlo.

 

Remedios populares

Remedio para la hernia abdominal #1: Cortar una penca u hoja de aloe vera o sábila y extraer su gel. Aplicar éste, mediante suaves masajes, sobre la zona afectada. Realizar este masaje varias veces al día.

Remedio para la hernia abdominal #2: Dejar en maceración 5 dientes de ajos picados en 1 taza de aceite de oliva por 12 horas. Luego, utilizar este preparación para efectuar masajes sobre la zona afectada.

Remedio para la hernia abdominal #3: Mezclar en 1/2 taza de arcilla, la cantidad suficiente de miel hasta formar una pasta la cual se aplicará sobre la zona afectada. Dejar puesta por 2 horas y luego retirar con agua tibia.

Remedio para la hernia abdominal #4: Picar 50 gr de hojas de helecho frescas y verter, junto con un poco de agua tibia, en un recipiente que contenga 1/2 taza de arcilla. Mezclar hasta obtener una pasta y aplicar sobre la zona afectada. Dejar puesta por 15 minutos.

Remedio para la hernia abdominal #5: Aplicar varios higos secos machacados mezclados con aceite de ricino sobre la hernia y friccinar suavemente 2 veces diarias.

 

Preguntas y respuestas

¿En qué consiste una «estrangulación» de la hernia?
La estrangulación es la complicación más frecuente y grave de las hernias abdominales. Se produce cuando, al estrecharse el cuello de la hernia, se obstruyen los vasos sanguíneos que irrigan la porción de intestino herniado. Debido a ello se gangrenan los tejidos, ocasionando una infección generalizada en el abdomen. Esta complicación exige la práctica de una intervención quirúrgica urgente.

Las hernias pueden ser reductibles incluso durante muchos años…
Pero con el tiempo aumentan de tamaño y se forman adherencias entre la pared abdominal y el saco hemiario, haciéndose imposible su reducción. Las continuas maniobras para introducir la hernia favorecen la aparición de dichas adherencias, al producir leves inflamaciones en la zona. En estos casos deberá pensarse en la cirugía.

¿Cuándo puede reincorporarse a la vida laboral una persona con una hernia inguinal?
Depende fundamentalmente del tipo de trabajo que realice. Si su trabajo es sedentario, como por ejemplo el administrativo, puede volver a desempeñarlo al cabo de dos o tres semanas aproximadamente, según sea la evolución postoperatoria. En cambio, si se trata de una ocupación que requiere esfuerzo físico, debe esperar al menos unos dos meses, e incluso en algunos casos se recomiendan tres meses para conseguir una total recuperación.

¿Es peligrosa la intervención de una hernia en el abdomen?
No. La operación de hernia es relativamente simple y no suele comportar ningún riesgo especial. Se realiza frecuentemente bajo anestesia local, salvo en los niños, a los que se prefiere aplicar la general. Existen diversas técnicas para efectuar la intervención, dependiendo de las hernias. Fundamentalmente, consiste en hacer una incisión, abrir el saco herniario, reintroducir las visceras en el abdomen y corregir el defecto de la pared abdominal que favoreció la hernia.

¿Es cierto que una hernia puede llegar a ocupar el escroto?
Sí. La hernia inguinal se forma en el conducto que contiene el cordón espermático, y si es voluminosa llega hasta el escroto. En ese caso, suele ir aumentando de tamaño y llega a adquirir dimensiones desmesuradas que dificultan la realización del acto sexual, el caminar y muchas de las tareas cotidianas. La solución, como en la mayoría de las hernias abdominales, es quirúrgica.

Cuando las hernias no son voluminosas…
Y no se han formado adherencias con la pared abdominal, sólo suelen manifestarse si aumenta la presión intraabdo-minal, que es lo que ocurre al ponernos de pie. Del mismo modo, es frecuente que la hernia se exteriorice al toser o agacharse.

En una hernia, las visceras abdominales…
Solamente están protegidas por el saco constituido por la membrana peritoneal y la piel del abdomen. Por ello son muy vulnerables a los traumatismos, que aunque sean leves pueden provocar graves alteraciones en las visceras, como desgarros, hemorragias o perforaciones.

¿Debe operarse una persona a la que le ha sido diagnosticada una hernia inguinal?
Hay ocasiones en que la hernia inguinal es de tan reducidas dimensiones que sólo se pone en evidencia en un chequeo médico. Aunque nunca haya producido molestias, debe tenerse en cuenta que existe la posibilidad de que se produzcan complicaciones, y por tanto es aconsejable la solución quirúrgica.

¿Debe seguir algún tipo de régimen especial una persona con una hernia crural?
No es necesario. Generalmente estas hernias contienen en su interior sólo una porción de peritoneo, pero, aunque tengan también una parte de intestino, los constituyentes de la alimentación no inciden en su evolución. Sólo hay que seguir una dieta especial un día antes de la operación, como en cualquier intervención del tubo digestivo.

¿Puede suponer un riesgo para un niño pequeño una operación de hernia inguinal?
En absoluto. La reparación quirúrgica de las hernias inguinales en los niños se realiza con relativa facilidad. A diferencia de los adultos, en quienes la parte más importante de la operación consiste en la reconstrucción de la musculatura para conseguir una correcta contención de las visceras abdominales, en los niños esta parte suele ser muy simple, pues por lo general no presentan muchas alteraciones en la estructura muscular.

¿Por qué una hernia pequeña puede acabar resultando más peligrosa que una grande?
Porque en las hernias de menor tamaño es más frecuente la estrangulación. En las hernias voluminosas, la abertura que atraviesa la pared abdominal es tan grande que difícilmente podrá producir una constricción suficiente. En cambio, las pequeñas aberturas musculares favorecen notablemente esta complicación. También cabe señalar que los individuos jóvenes, por la potencia de su musculatura, son más proclives a sufrirla que los ancianos.

En el embarazo se distienden más fácilmente las paredes abdominales. Por esta circunstancia, y por las características morfológicas de la pelvis femenina, no resultan infrecuentes las hernias crurales en la mujer.

Las hernias umbilicales de los recién nacidos suelen tener muy buena evolución…
Y es el único tipo de hernia abdominal que no requiere tratamiento quirúrgico. El anillo muscular que  permite el paso de la hernia va cerrándose paulatinamente, desapareciendo por lo general a los tres o cuatro años de edad. De todos modos, el médico deberá controlar su evolución, y si la hernia no está completamente cerrada a los cinco años será necesario operar.

¿Es conveniente que utilice alguna faja especial un niño con una hernia umbilical?
Antiguamente se contenían estas hernias mediante incómodas fajas que aprisionaban el abdomen de los niños. En la  actualidad, se considera que es suficiente con la aplicación de dos esparadrapos en forma de cruz sobre el ombligo, tras introducir suavemente el contenido de la hernia dentro del abdomen.

¿Puede suponer una irritación en la piel una complicación de la hernia?
No. Se trata de una irritación de la piel que no tiene por qué incidir en su evolución. Es importante consultar con el médico para que indique el mejor modo de curar esta irritación y que deje de causar molestias.

 

Conozca también

Remedios para la hernia de hiato

Remedios para la hernia discal o de disco

Remedios para el reflujo gastroesofágico

infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*