Conoce

Vitaminas y minerales para evitar los calambres

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Los calambres dolorosos e involuntarios de los músculos de las piernas y los pies pueden ser provocados por varios factores: deshidratación, fatiga, esfuerzo físico excesivo, deficiencias de nutrición, o ropa demasiado apretada que restringe la circulación.

La causa de un calambre es a menudo un golpe en una pierna o un estirón fuerte durante la actividad física.

La claudicación intermitente (dolor en la pierna al caminar que se alivia cuando se descansa) que se siente como un calambre, pero a menudo viene acompañada por una sensación de pesadez, puede ser un síntoma de endurecimiento arteroesclerótico de las arterias, y se empeora debido a la presión alta, el colesterol elevado, la diabetes y el fumar cigarrillos.

A los calambres de piernas y pies que interrumpen el sueño y a veces se alternan con crispaciones espasmódicas y estirones involuntarios de los músculos, se les llama “síndrome de pierna inquieta“.

Cuando se repite los calambre constantemente acompañado por entumecimiento o frialdad de una extremidad, se debe buscar evaluación médica para determinar y corregir lo que lo causa.  Si se tratan de calambres ocasionales y sin síntomas añadidos, las vitaminas y minerales pueden ayudar.

.

Vitaminas para los calambres

Complejo B Una tableta al día que contenga todas las vitaminas del complejo B, además de un máximo de 50 miligramos de niacina tres veces al día para mejorar la circulación, y de 50 a 150 miligramos de vitamina B-6 para prevenir los calambres nocturnos de las piernas. También pueden ser beneficiosas cantidades adicionales de vitamina B-1 y ácido pantoténico.

Vitamina C con bioflavonoides De 1.000 a 3.000 miligramos en dosis diarias divididas para reducir las contracturas musculares, mejorar la circulación y fortalecer los tejidos conectivos. Tomar vitamina C antes, durante (cada hora) e inmediatamente después de una actividad física poco habitual, a menudo evita la rigidez y los calambres posteriores.

Vitamina E De 300 a 800 unidades internacionales IU diarias (comenzando con 300 IU y aumentando gradualmente) para mejorar la circulación y los problemas de claudicación, y para aliviar los calambres y la inquietud de las piernas durante la noche.

.

Minerales para los calambres

Calcio y magnesio De 800 a 1.500 miligramos de calcio, además de entre 500 y 750 miligramos de magnesio en dosis divididas. Algunos investigadores sugieren de 500 a 1.000 miligramos de calcio, además de entre 1.000 y 2.000 miligramos de magnesio. Las deficiencias de estos dos minerales son una causa común de los calambres nocturnos en piernas y pies. El calcio es esencial para la contracción normal de los músculos; el magnesio ayuda a regular el calcio y el potasio.

Quizá te interese conocer Relajantes musculares naturales

Zinc 50 miligramos al día, para ayudar con la absorción del calcio y la acción de control nervioso de las vitaminas B.

.

Otros suplementos naturales

L-camitina Para la claudicación intermitente, de 900 a 1.600 miligramos al día. Varios estudios muestran que los suplementos de este aminoácido pueden mejorar en un 75 por ciento la capacidad de caminar sin sentir dolor.

Sales de tejidos Para un alivio inmediato para la inquietud en las piernas y los calambres nocturnos, disuelva tres tabletas de Mag. Phos. 6X debajo de la lengua. Para los calambres musculares posteriores a los ejercicios, Cale. Fluor., Cale. Phos. y Mag. Phos. (todos 6X) cada 20 minutos durante dos horas. Para evitar los calambres nocturnos de las piernas, tome tres tabletas de Silícea 6X además de suplementos de calcio, magnesio y vitamina B-6 antes de irse a la cama.

.

Recomendaciones

Los problemas nocturnos de las piernas pueden resolverse mediante arreglos ambientales. El elevar ya sea el pie o la cabecera de la cama, puede prevenir los calambres causados por la acumulación de líquido en las extremidades inferiores.

Colocar una almohada entre las rodillas cuando se duerme de lado o debajo de las rodillas cuando se duerme boca arriba, ayuda a prevenir los calambres causados por esfuerzos musculares excesivos.

Aflojar el extremo inferior de las colchas o colocar una tabla o una almohada al pie de la cama ayuda a reducir esa presión sobre los pies que produce calambres. Usar calcetines de dormir, para mantener los pies tibios, puede ayudar.

.

Conozca también

Aceites esenciales para el dolor muscular

Remedios para dolor en la pantorrilla

Remedios para los dolores musculares o agujetas

Remedios para inflamacion muscular (miositis)

Remedios para el dolor de pies

Remedios naturales para el síndrome del túnel de carpo

bbannersaludnaturalybelleza1

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*