Conoce

Arnica montana y sus usos en la homeopatia general

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La árnica (Árnica montana) es una planta perenne de la familia de las compuestas o asteráceas, que vive en prados y bosques de coniferas de las altas montañas.

A menudo se confunde con la planta ínula montana, también de la misma familia y con las flores amarillas.

La tintura madre puede hacerse de la planta entera, del jugo de la planta entera antes de la floración o sólo de la raíz,

La raíz es leñosa, con pequeñas radículas; su maceración tiene un peculiar olor a manzanas. Dioscórides (siglo i d.C.) no conoció su uso, por no ser una planta mediterránea. Antiguamente se le llamaba panacea lapsorum por su benéfico uso en las contusiones y magulladuras musculares que provocan mialgias.

También se le llamó la quinina de los pobres, por sus efectos sobre las fiebres intermitentes. Hahnemann publicó la patogenesia con 638 síntomas.

,

Esfera de acción

Órganos, aparatos y sistemas en que más influye el medicamento (aunque no hay que olvidar que el preparado homeopático ejerce una acción global en el organismo).  En el caso del árnica montana, su espera de acción es:

Músculos

Sangre

Piel

Aparato circulatorio

.

Características

Cualidades dominantes que indican los síntomas que mejor definen la actividad del remedio, tanto en frecuencia como en intensidad.  En el caso del árnica montana son:

Traumatismos

Sensación de contusión

Debilidad general

.

Sintomatología

Descripción particularizada de los síntomas en diferentes órganos, aparatos y funciones, de la cabeza a los pies los cuales son mejoradas por este remedio..

General Personas que trabajan demasiado y están al borde del agotamiento. Debilidad intensa con postración. Todo el cuerpo dolorido como si estuviese lleno de contusiones. La cama le parece muy dura. Sensación de magulladura local y quebrantamiento general después de shock, traumatismo o fatiga intensa. Cambia constantemente de posición. Efectos de antiguos traumatismos. Útil antes y después de cirugía general o dental y en el posparto.

Mental Agotamiento nervioso. Ansiedad durante la fiebre. Crítico. Confusión mental. Debilidad de memoria. Distraído. Excitación después de trastornos emocionales. Se equivoca al hablar, usa palabras incorrectas. Habla durante el sueño. Inconsciencia. Indiferente, apático, indolente. Irritable. No quiere ver al médico: dice que no está enfermo. Miedo a que se le aproximen, a que le toquen, a tener que hablar. Olvidadizo: no encuentra las palabras mientras habla. Piensa y dice que se encuentra bien. Se asusta fácilmente. Responde a las preguntas, pero vuelve a sumergirse en el sopor. Tristeza. Quiere estar solo.

Cabeza/cara Cefalea frontal. Vértigo al caminar. Congestión cerebral. Conmoción cerebral. Accidente vascular cerebral. Cara roja y congestionada. Cara y cabeza calientes, con nariz y resto del cuerpo fríos.

Aparato digestivo Olor pútrido del aliento, con eructos como de huevos podridos < mañana. Cólicos flatulentos, gases irritantes y evacuaciones pútridas con olor a huevos podridos. Estupor con escape involuntario de material fecal y orina.

Aparato respiratorio Hemoptisis después de traumatismo o esfuerzos violentos musculares o respiratorios. Tos seca, espasmódica, durante el sueño. El niño grita, llora o se queja antes de toser. Garganta del locutor de radio.

Aparato circulatorio Fatiga cardíaca. Corazón fatigado de los deportistas.

Aparato genital Sensación de contusión en el útero < al estar de pie o caminar. Necesidad frecuente de orinar después de retención frecuente, larga y continuada al no poder realizar la micción debido a que está trabajando. Movimientos fetales dolorosos que despiertan a la paciente por la noche. Varices en zona genital con sensación de golpe.

Aparato locomotor Torceduras («un remedio maravilloso», Kent). Dislocaciones. Fracturas. Contusiones.

Piel Equimosis. Hematomas. Erupción vesicular sobre base eritematosa. Erupciones cutáneas simétricas. Forúnculos dolorosos, pequeños y muy sensibles. Picaduras de insectos.

.

Conozca también

Homeopatía para depresión

Homeopatia para conjuntivitis

Homeopatia para el colico nefritico, renal o del riñon

Homeopatia para la cistitis

Remedios homepáticos para la bronquitis (Homeopatia)

remedios


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*